Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Osasuna

La reforma integral de El Sadar evitaría a Osasuna perder 450.000 euros anuales

El gerente de club rojillo, Ángel Ardanaz, explica que el endeudamiento en la reforma básica sería de 8,2 millones de euros y, en la integral, de 16

Consenso para el aval para la reforma de El Sadar
Consenso para el aval para la reforma de El Sadar
  • Efe. Pamplona
Actualizado el 19/02/2019 a las 16:31
El gerente de Osasuna, Ángel Ardanaz, ha afirmado este martes que la reforma integral del estadio de El Sadar tiene más ventajas que la básica porque el club podría aumentar su número de socios y evitaría perder unos ingresos anuales cercanos a los 450.000 euros.

En conferencia de prensa, Ardanaz ha indicado que el endeudamiento en la reforma básica sería de 8,2 millones de euros y, en la integral, alcanzaría los 16 millones. En cualquiera de las dos, el endeudamiento será superior al 20 % del presupuesto ordinario.

En la reforma básica, ha expuesto, se solucionan únicamente los problemas de seguridad del estadio, así como la reforma de iluminación y cubiertas y nuevos baños en la planta superior, pero conlleva una reducción del aforo en 1.748 localidades, lo que supondría una pérdida de ingresos cercana a los 447.000 euros.

Ha explicado que la básica tiene un coste de 7 millones de euros sin IVA y supone la devolución a Hacienda de un millón de euros, de forma que, en total, resultaría un endeudamiento de 8,2 millones de euros, una cifra menor que en la integral.

Según el gerente, esa es la única ventaja, ya que la básica lleva a “una situación difícil porque, con menos ingresos, tenemos que hacer más pagos”, en referencia a la pérdida económica por la reducción del aforo, motivo por el que es más difícil unir el pago de la deuda actual con la deuda nueva.

En cualquier caso, la financiación de la básica plantea dos opciones: una financiación a 15 años, que supondría una cuota anual en torno a 586.000 euros, y otra a 10 años, con cuota de 820.000 euros.

La reforma integral permite una ampliación del aforo (superaría los 22.000 asientos) y se estima que costaría 16 millones de euros sin IVA.

Para esta opción, el club ha mantenido una ronda de contactos con los grupos parlamentarios para solicitarles su apoyo a la concesión de un aval, que presentaría el Ejecutivo foral en el Legislativo.

Esto permitiría al club solicitar un préstamo de 23 millones que unifique la deuda actual (unos 7 millones) y los 16 millones necesarios para la reforma integral, resultando un pago anual cercano a los 1,5 millones de euros.

Se trata de una unificación que permitiría devolver el aval de 18 millones de euros concedido por el Ejecutivo foral en 2003 para refinanciar la deuda de Osasuna y “finiquitar” la Ley Osasuna, ya que ahora el importe que queda es de 6,1 millones.

Ha explicado que el préstamo estaría compartido por tres entidades financieras, tendría una vigencia de 15 años, y el interés no superará el 2 por ciento.

Ardanaz ha indicado que en la próxima Asamblea Extraordinaria, que se celebrará el 2 de marzo y en la que la junta directiva solicitará la autorización para financiar la reforma elegida, “un voto en blanco no es aprobación y es equiparable a un no”, al requerirse, para la aprobación, la mayoría de dos tercios de los votos emitidos.

El gerente ha admitido que, “ahora mismo, no se contempla” un posible rechazo de la asamblea a la financiación, y que, de darse así, tendrán que presentar otra opción diferente. Además, ha anunciado que en esta asamblea el club contará con “un compromiso firmado” de que la financiación está otorgada.

Sobre el visto bueno que tendría que dar el Consejo de Ministros al aval, ha indicado que, si se tiene la aprobación del PSN en Navarra, “también podremos hacer cierta presión en Madrid para que esto pase lo antes posible”.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones