Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Fútbol regional

El delantero del San Andrés de Estella acabó pescado

La anécdota del fin de semana en el fútbol navarro se dio en Merkatondoa

Ampliar La plantilla del San Andrés celebrando el final de la pasada temporada donde se quedaron a las puertas del ascenso.
La plantilla del San Andrés celebrando el final de la pasada temporada donde se quedaron a las puertas del ascenso.LAFOTOTURUTAS
Actualizado el 23/01/2023 a las 19:20
La magia del fútbol queda lejos de las retransmisiones por DAZN o LaLiga Movistar, sabe bien poco de Supercopas en países árabes o de prórrogas y penaltis en Catar. El fútbol arranca pasiones y engancha por ser un deporte trepidante, emocionante, donde dos equipos intentan lograr la victoria y donde grupos de amigos se juntan con la excusa de correr detrás de un balón. 
Este fin de semana esa magia se dio en el campo de Merkatondoa. El feudo estellés acogía el sábado 21 el encuentro correspondiente al Grupo 2 de la Regional Preferente navarra. El local, el C.D. San Andrés, que la pasada campaña se quedó a las puertas de lograr el ascenso, recibía al C.D. Buñuel. Los de naranja pelean por las plazas altas, los de blanco andan en la zona peligrosa. Pero en esto del fútbol no hay nada seguro.
La sorpresa saltaba con el tanto inicial de los visitantes. El C.D. Buñuel se adelantaba en el minuto 45 por medio de Mohamed Djellad. Y la reacción del San Andrés no se hizo esperar. Palacios en el 58, Arizaleta en el 75 y Bakaikoa en el 79 volteaban el marcador para dejar los tres puntos en Estella. La superioridad de los locales parecía patente, así se reflejaba en el marcador y en el juego. Pero entonces ocurrió...
Era el tramo final. Todo el pescado vendido, que dicen las estrellas mediáticas. El San Andrés hilvanó una jugada de esas del Barça de Guardiola, tiqui-taca y toque. Apertura a la derecha en una contra de libro y balón con lacito, rasa, al centro del área donde llegada el delantero local. El portero batido. El gol casi saliendo de las gargantas de la afición local. Y entonces ocurrió lo inesperado.
El atacante empalmó con todo a favor e, inexplicablemente, su derechazo con el interior del empeine, como mandan los cánones, se marchó alto. Si le pasaba a Juio Salinas, si le pasaba a Messi, ¿cómo no va a pasar en el fútbol base? Pero no contento con fallar lo "infallable", el atacante quiso poner más emoción al momento. Una vez marrado su empalme saltó para colgarse del larguero y balancearse. Llevaba guantes. En una tarde lluviosa. Con el travesaño haciendo de cucaña engrasada a la que deben subir los concursantes si quieren el premio.
Agua, largero, red, guantes. Ocurrió lo que se esperaba. El resbalón de las manos hizo que el pobre delantero acabara pescado en las redes de la portería. Costalazo de los de órdago a grande, con el lógico temor de saber si se había hecho algo más y la preocupación en compañeros y rivales.
Pero todo se quedó en un susto. Tras recibir al auxilio de los defensas del C.D. Buñuel y de sus compañeros, el atacante se puso en pie y no sufrió daño alguno. Ni siquiera al día siguiente, que reconoció que se levantó como si nada hubiera ocurrido. Y claro, sin heridas, sin sangre y sin dolor, llega el momento de las bromas.
Bromas nada más salir del encuentro, con la única preocupación de los jugadores del San Andés preguntando a toda la gente si, por una casualidad, alguien había grabado el momentazo. Y ahí surge la figura de Cristina Pinillos, asídua a la grada y fiel reportera de todo lo que acontece al equipo estellés. Y el vídeo acabó en las redes sociales, para escarnio del delantero centro que se lo tomó bastante bien pese al susto. Incluso acabó en las redes sociales del club estellés...
La magia del fútbol sabe mucho más de estadios llenos, de millonarios contratos, de retransmisiones mundiales. El fútbol es el deporte rey porque engancha a la gente con mucha facilidad y con anécdotas, con final feliz, como la del San Andrés-C.D. Buñuel seguirá siendo uno de los deportes más seguidos, porque hace afición pese a los golpes que se reciban. Y no siempre de los rivales...
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora