Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Selección Española de Fútbol

El referente navarro de Unai Simón

Unai Simón, meta de España, habla de cómo se hizo portero y que en Lezama aprendía de Gorka Iraizoz

Ampliar unai simón
Unai Simón, en una de las intervenciones durante el partido contra AlemaniaEFE
  • Iván Orio
Publicado el 30/11/2022 a las 07:55
Unai Simón es el portero titular de España en el Mundial de Qatar. De hecho, lo es desde que Luis Enrique tomó las riendas de la selección. En esta entrevista habla de su niñez, de su llegada al Athletic, de su inesperado salto a La Roja y de las opciones en el torneo. También de la actitud que hay que mantener cuando un jugador tiene un fallo en un partido. “Cometer un error y seguir intentándolo es lo más difícil del fútbol”, subraya el rojiblanco.
¿Cuántos días se despierta y piensa ‘esto realmente está pasando, no es un sueño, estoy en un Mundial y soy el portero titular de España’?
Son cosas que prevés que van a ocurrir, ya sabes desde hace tiempo que hay un Mundial cercano. Te vas planteando los escenarios y una vez que llegas no piensas en eso. Lo único que piensas es en competir de la mejor manera sin pensar en que es un Mundial. Sabiendo que al final al rival le tienes que ganar sea un Mundial, la Nations League, un amistoso o cualquier otro partido que juguemos.
¿Tiene recuerdos nítidos de su niñez? ¿Cuándo se da cuenta de que lo suyo es la portería?
Con ocho años teníamos un equipo de benjamines, algunos también competíamos en fútbol 7 y teníamos allí en Murguía un campo de hierba natural. Bueno, la verdad es que más que hierba era barro y me encantaba tirarme en el barro. Creo que en aquel momento fue cuando empecé a disfrutar de la portería.
Antes cuando se elegían los equipos se solían enviar a las porterías a los que no se le daba muy bien.
Sí. De hecho a mí de pequeño no me gustaba jugar de portero en el día a día. En la portería disfrutaba muchísimo, pero cuando llegaba un campeonato de fútbol sala, por ejemplo, me gustaba jugar de jugador, también en torneos de fútbol 7.
¿Se ha perdido lo de jugar al fútbol en la calle?
No sé. Yo tengo un recuerdo muy bonito de mi niñez y es que cuando éramos pequeños hicieron en la plaza del pueblo un campo indoor de fútbol con paredes de madera. Nos tirábamos allí horas y horas. Después de salir de clase era nuestro punto de reunión. Ahora cuando vamos a ese sitio muchas veces lo vemos vacío, o vemos a cuatro o cinco niños jugando. No sé el motivo, si hoy en día con las tecnologías... Pero sí es verdad que lo que era hace quince años una plaza abarrotada de pequeños, de mayores, gente picada porque no podías jugar, porque perdías, ya no se ve tantas veces.
¿Y hay algo de aquel chaval en Qatar?
Lógicamente no se puede extrapolar al fútbol profesional. Aquí estás para ganar partidos, no para divertirte y pasarlo bien. Si aparte puedes hacerlo, pues mejor.
Me refería sobre todo al carácter. ¿El suyo se forjó en parte en aquellas horas y horas jugando al fútbol en el pueblo?
Lo que soy ahora lo he aprendido según ha ido pasando el tiempo. A medida que me iba metiendo en el fútbol profesional las aspiraciones cambian. Yo antes jugaba para divertirme con los amigos de clase y ahora juego para competir, ganar y ser mejor portero. Es una visión diferente.
¿Tenía algún referente en la portería?
Yo de pequeño no veía mucho fútbol. Pasaba los fines de semana en la calle. Al final sólo escuchabas a Iker Casillas en todos lados y te puede servir como referente. Una vez que entré en el Athletic con 14 años, yo veía entrenar a los porteros del primer equipo, Gorka (Iraizoz), Raúl, Iago... Para mí Gorka en el Athletic fue un referente.
¿Y ahora? ¿Hay algún portero en el que se fija más?
El abanico es tan amplio... Neuer, por ejemplo, es muy hábil para lo grande que es, y muy bueno en el juego aéreo, en el uno contra uno... Courtois en los últimos años está siendo un gran portero. Siempre he sido de Oblak, por decirlo así. Y cómo no, a quién no le gusta Ter Stegen cómo distribuye con el pie.
En la portería de España no hay debate sobre la titularidad. ¿Eso qué le dice?
Al final esa decisión nunca va a depender de mí. Indirectamente sí depende de mí, porque trato de hacerlo lo mejor posible para el equipo, para el mister, para que me vea capaz de competir todos los días que haya partido. Pero al igual que yo entré a jugar cuando no me lo esperaba, porque no me veía capaz de poder competir en la selección, me vino como un poco de sorpresa, ¿por qué contra Japón no van a poder jugar David (Raya) o Robert (Sánchez)? Si les ves entrenar, son dos bestias. Sinceramente creo que cualquiera de los tres estamos capacitados para rendir al máximo nivel.
Cuando usted recibió la llamada de la selección de Gea yArrizabalaga estaban apretando fuerte.
Nunca me consideré mejor que ellos y tampoco ahora. Yo por mi manera de jugar y de ser en el campo puede que le guste más a Luis Enrique. Pero igual en el día de mañana, dentro de unos años, hay otro seleccionador y opina de manera diferente
¿Es un producto ‘made in Luis Enrique’ o habrá Unai Simón para rato?
No lo sé decir, la verdad... Ojalá estuviese Luis Enrique aquí todos los años, pero si algún día se cambiase de entrenador habría que ver esa situación.
¿Es consciente de que a los aficionados se les hiela la sangre cuando ven a un portero jugar con los pies?
Es normal. Cuando yo veo los partidos en vídeo sí que me doy cuenta de la cercanía del delantero y de ese límite de tiempo que hay entre el robo y el acierto. En el campo no lo veo de esa manera. Lo veo con solvencia porque cuando tengo el balón en los pies sé dónde están mis centrales, los laterales, los interiores... ¿Eso significa que del más de medio centenar de balones que toqué contra Alemania no fallemos alguno? Ojalá.
Los que falló después los resolvió bien
Ya. ¿Pero si no llego a hacerlo? Piensoque todas esas situaciones en las que se juega conmigo generamos más peligro que del que nos generan. Y puesto en una balanza compensa.
Dijo que consideraba una falta de respeto hacia los compañeros no levantarse después de cometer un error. ¿Eso se tiene o se aprende?
He sido un portero que siempre ha intentado aprender, mejorar... Y creo que esa mejora la he tenido a base de cometer errores muchas veces. Siempre he visto que cuando algún compañero ha cometido un error el que lo siga intentado es para mí lo más difícil del fútbol. Porque yo sigo necesitando a ese compañero para seguir compitiendo. Si te pones en la situación de los compañeros cuando soy yo el que comete el error, entiendo que pensarán igual que yo. Lo difícil es hacerlo todo bien. Todos vamos a cometer errores.
¿Dónde va a llegar España en este Mundial?
España llegará donde tenga que llegar. Alemania fue una selección que me gustó mucho, en ritmo, en agresividad, en intensidad. Y esa personalidad del juego desde atrás. No sé lo que va a pasar contra Japón, no sé contra quién nos vamos a cruzar si pasamos. Vamos a hacer lo posible para ganar todos los partidos y al final todo el mundo sabe que para ganar un Mundial hay que tener un poquito de suerte siempre, que la que tengas la metas y la que tengan ellos no
¿Qué tal Nico Williams?
Bien. Lo que tiene este grupo es que no es una selección, es un equipo. Nico es un chaval muy alegre, muy buena gente, al igual que su hermano. Son chavales que saben qué es lo que quieren en la vida y lo demuestran día a día en el campo. Dentro del vestuario es uno más y me encanta verle así de contento.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora