Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

España 2 - 0 EE UU

La gran noche

España supera en todo a EE UU y El Sadar se vuelca

Ampliar Las jugadores de España celebran el primer tanto, obra de Laia Codina
Las jugadores de España celebran el primer tanto, obra de Laia CodinaJ.C. CORDOVILLA/J.P. URDIROZ
Publicado el 12/10/2022 a las 06:00
Un Sadar vibrante, con casi todos los asientos disponibles ocupados, fue testigo bullicioso de la gran sorpresa del firmamento futbolístico femenino. Una selección española sin hilvanar, casi de prueba, dejó sin palabras a la todopoderosa Estados Unidos. La victoria rotunda de las lideradas por Jorge Vilda supuso romper la mala dinámica contra este rival y un fortalecimiento del responsable del cuerpo técnico, que fue abucheado antes de que la magia comenzase.
No estaba el horno para bollos en las semanas, días y horas previas al partido. Cualquier escenario era posible. El enfrentamiento entre la mejor selección del mundo y una España novedosa a la fuerza se presagiaba desigual, no tanto por el palmarés o la posición actual en el ranking, sino por la situación imprevisible de las dirigidas por Jorge Vilda. El polémico entrenador que ha estado en el ojo del huracán ha rehecho en cuestión de días su equipo y las jugadoras que son ahora de su confianza, tras dar una buena sensación frente a Suecia, sorprendieron por su soltura en un Sadar jaranero que lo coreaba y celebraba todo.
Salió bien armada España, con cinco jugadoras atrás, cambiando el habitual 4-4-2, para ofrecer más consistencia ante la temible Estados Unidos. Vilda había advertido el lunes en Tafalla que sus jugadoras se enfrentaban a rivales diferentes todos los días, con la diferencia de que en esta ocasión eran más rápidas y verticales. Ni una cosa ni otra. El combinado norteamericano entró en el encuentro con la idea clara de la posesión, pero no acertaba a llegar con peligro. Los centros desde los flancos de Sullivan o Horan se encontraban con el acierto en la colocación de Misa Rodríguez, la portera del Real Madrid que ocupa ahora los palos, o de la central Ivana Andrés, ubicua para despejar cualquier riesgo.
MAITE OROZ, TITULAR
Tuvo su oportunidad de inicio la navarra Maite Oroz, con el 15 a la espalda. La pequeña jugadora que un día brilló en el Interescolar y deslumbró en Osasuna, regresaba a casa con la elástica nacional y como titular. Se desfondó Oroz en la medular junto a Maitane López, novedad en lugar de Irene Guerrero, y Zornoza.
Dentro de un nivel parejo entre ambas selecciones, que ya era buen síntoma para España, la primera llegada la protagonizó Laia Codina, aunque su disparo fue sencillo para la portera. Más cerca anduvo Zornoza, cuyo gran disparo lamió el palo. Cada vez se aproximaba más lo que iba a llegar.
Fue tras el primer córner. Una jugada que Estados Unidos no acertó a despejar y la debutante Codina, defensa del Barcelona, estuvo oportuna para enviar a la red. El Sadar se vino abajo y el banquillo de España al completo, arriba. Qué importante pareció ese gol. Muchas lecturas en la celebración, pero una certeza: las jugadoras españolas teóricamente suplentes -la mayoría lo eran hasta hace poco o ni iban convocadas- estaban ganando a las mejores del mundo.
El gol alborotó aún más la grada, llena de chiquillería. Y con esa alegría se fueron las futbolistas al vestuario. 45 minutos sin grandes estridencias, pero tampoco errores.
DECEPCIONANTE RIVAL
Decepcionaba Estados Unidos, que no demostraba ni la mitad de ganas que las de Vilda. Y no mejoraron las capitaneadas por Becky Sauerbrunn -una de las que apoyó a las futbolistas españolas que pidieron no ser convocadas- tras el descanso. Lo intentó Vlatko Andonovski quitando a Trinity Rodman, la hija del mítico Gusano, ex jugador de la NBA, a la que apenas se vio.
Mientras, de Megan Rapinoe no había noticias. La veterana jugadora acabó siendo sustituida entre pitos, casi tantos como los que escuchó Jorge Vilda antes del encuentro.
Pero El Sadar disfrutaba. El apoyo al equipo fue total. Y las 11.209 personas que rompieron récords en la noche pamplonesa se tomaron la velada como una fiesta. Sin rastro de conflictos, con un ambiente sano, se animaron a hacer la ola.
El entorno llevó en volandas a las jugadoras nacionales, que lejos de cerrarse, buscaron con más descaro el área. Una de las más destacadas, Olga Carmona, subió por la izquierda para centrar y su balón se fue envenenando hasta el punto de que la portera Casey Murphy tuvo que estirarse para evitar el segundo gol.
España superaba claramente a Estados Unidos. Y ocurrió. Oihane centró desde la derecha y Esther González acertó con un gran remate.
La diferencia fue insalvable para una selección americana mucho menos motivada que la española, en la que tantas cosas nuevas hay en juego cada día, cada minuto.
Y en esta ocasión, la victoria fue mucho más que un símbolo. Se alargó el partido, y antes de terminar hubo tiempo para que Oroz diese el testigo a la otra navarra, Ane Azkona, para disputar sus primeros minutos. La selección no iba a dejarse amedrentar por alguien que ya no le intimidaba. Estados Unidos hincó la rodilla por primera vez y Pamplona fue testigo.
La megafonía subió de volumen y cantaba Raphael “Mi gran noche”. Cuántas personas pudieron decir ayer eso en El Sadar, algo que casi nadie habría imaginado.

España 2: Misa Rodríguez; Carmona, Codina, Gálvez, Ivana, Oihane Hernández; Oroz (Azkona, m.89), Maitane López; Esther González (Cardona, m.81) y Redondo (Athenea, m.56).
Estados Unidos 0: Murphy; Cook, Sauerbrunn, Mace (Huerta, m.62), Pickett (Dunn, m.61); Lavelle (thompson, m.73); Sullivan (Colley, m.61), Horan; Rapinoe (Sánchez, m.64), Smith, Rodman (Hatch, m.46).
Árbitra: Deborah Bianchi, italiana. Mostró tarjetas amarillas a Rapinoe y Thompson.
Goles: 1-0 (m.39) Laia Codina. 2-0 (m.73) Esther González.
Incidencias: 11.209 personas asistieron en El Sadar al amistoso que batió el récord femenino del estadio y de la selección.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora