La Hemeroteca
MAGNA GURPEA 2 -3 ELPOZO MURCIA

Eterno Eseverri, eterno capitán

Javi Eseverri forzó su físico al límite para guiar al Magna Gurpea. Un capitán que, como su club, está hecho de otra pasta

Javi Eseverri se abre paso entre los seguidores del Magna para ir a recoger el trofeo de subcampeón al palco. A sus 39 años sigue siendo un referente para todos.

Javi Eseverri se abre paso entre los seguidores del Magna para ir a recoger el trofeo de subcampeón al palco. A sus 39 años sigue siendo un referente para todos.

RUBÉN ALBARRÁN
Actualizada 07/05/2017 a las 10:16

Javi Eseverri levantó ayer el trofeo de subcampeón. El que nadie quería. El más amargo. El veterano capitán, tras 21 temporadas en el Magna Gurpea, ayer vio como se le escapaba de nuevo, cuando más cerca lo tenía, alcanzar la mayor gloria para el equipo de su vida. “Lo más duro es por la gente, porque ha hecho el gran esfuerzo de venir. Nos vamos jodidos porque queríamos dedicárselo a ellos, estamos muy orgullosos de la afición que tenemos”, declaró Eseverri tras el partido. Un capitán que ayer volvió a representar sobre la pista y fuera de ella la grandeza del Xota.

Javi Eseverri, como el Magna Gurpea, está hecho de otra pasta, de otro material. El que es una leyenda en activo del fútbol sala navarro y nacional ayer no llegó en plena forma. “Físicamente no he llegado bien, es la realidad. Nadie elige cómo llegar. Lo que quería era ganar, lo hemos intentado y es una pena”, dijo.

El capitán forzó al máximo su lesionada musculatura para llegar a la final y guiar a sus compañeros para competir, de nuevo, al máximo nivel. Las molestias reaparecieron durante el partido, se retiró y regresó en los últimos minutos. Tuvo la gran ocasión con portero jugador, pero no llegó a rematar en el centro de Eric Martel.

Me gustaría felicitar a ElPozo, creo que el partido ha sido muy igualado. Se nos ha puesto muy bien en la primera parte y durante el tiempo que nos ha durado la gasolina hemos competido de tú a tú. El físico ha fallado, les hemos dado muchas ocasiones, la posesión. Se nos había puesto muy bien el partido, pero una decisión arbitral nos ha perjudicado. No ha sido decisivo pero podía pasar. Al final, cualquier cosa nosotros estamos al 200 por cien y parece que la gente no quiere que ganemos. Que seamos la leche está muy bien pero me gustaría que nos respetaran un poco más”, analizó Eseverri tras el partido.

Una final que dejó al Magna Gurpea dañados moral y físicamente. Un equipo que rozó la gloria dirigidos por un hombre tan querido como respetado y que ya solo piensa en volver a levantarse para volver a liderar a su equipo hasta otro nuevo hito. “A ver cómo salimos de esta un poquito, pero esto no para y hay que pensar en lo que viene. Ojalá que no sea un final del ciclo pero la situación es la que es. Tenemos jugadores de mucho nivel, la situación económica no es la mejor. Hemos llegado a un punto de madurez muy grande y sería una pena que esto se viniera abajo”, comentó Javi Eseverri. Porque el Magna, como su capitán, está hecho de otra pasta.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Desde solo 0,27€ al día
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que buscas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra