Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Entrevista
Capitán de Osasuna Magna

Roberto Martil: “Ya vivimos otro cambio de ciclo y, con trabajo, logramos algo bonito”

Martil se acuerda de la temporada 2009-2010, en la que se quedó una plantilla muy joven pero el equipo logró llegar a una final de liga. Asegura que se deben fijar en aquel año

Foto de Roberto Martil.
El cierre de Irurtzun Roberto Martil afronta, como capitán, un importante cambio de ciclo.
  • I. Castillo
Actualizada 01/10/2020 a las 06:00

Asumió la capitanía de Osasuna Magna tras cederle el brazalete Javi Eseverri. El cierre de Irurtzun Roberto Martil asumió sin dudas este papel dentro del equipo. Este curso le va a tocar ejercer y mucho. El conjunto cuenta con siete incorporaciones, con una media de 23,5 años. Sin embargo, cuenta con el apoyo del portero Asier Llamas. Por primera vez los dos capitanes del Xota proceden de la misma localidad que vio nacer al club.

La pretemporada llega a su fin, ¿cómo se encuentran? ¿Cómo ve al equipo?
Bien, bien. Al equipo le veo bien. Llevamos casi diez semanas de entrenamientos y se ha notado que el equipo va de menos a más, que los jugadores nuevos se van acoplando y los amistosos, aunque no han sido muchos, nos han servido para mejorar. Al final lo que te dan los partidos no lo consigues en muchos entrenamientos. Se nota también esa progresión gracias a los partidos. Estamos ahora intentando acoplarnos todos. Es complejo porque somos muchos nuevos pero veo al equipo capacitado.

El hecho de contar con numerosas incorporaciones y la mayoría muy jóvenes, ¿le ha hecho tener que ejercer más de capitán?
Sí, sí. Está claro que al tratarse de gente nueva y joven sí que he tenido que apoyarles un poco más, ayudarles, pero estoy encantado del grupo que tenemos. Se trata de gente con mucha ilusión, hambre, y ganas. Yo estoy aquí para todo, ayudarles en los momentos malos y si hay que echarles alguna bronca, también. Estamos para eso. Para ello también cuento con Asier, Mancuso, Bynho... La capitanía no es solo mía, también de todos los que llevamos más tiempo. Entre todos nos ayudamos.

¿Es el cambio de ciclo más grande que le está tocando experimentar?
De los últimos años, sí, pero creo que similar al que se produjo en 2009-2010. Se fueron jugadores de gran nivel. Los que nos quedamos éramos jovencitos y nos costó mucho acoplarnos. No entramos en la Copa pero llegamos a una final de liga. Debemos mirar a aquel año. Éramos muy jóvenes pero, a base de trabajo, logramos hacer algo bonito.

La pretemporada se ha prolongado más de lo debido, ¿se les ha hecho muy larga?
Ha resultado un poco dura. Empezábamos el 5 de septiembre. Después se pospuso y psicológicamente se hace largo y pesado. Llevamos muchos entrenamientos encima. Se alargó. Encima sin poder jugar muchos amistosos, ya que, al principio, no nos dejaban. Se ha hecho pesado. Al jugador lo que le gusta es la competición, los partidos, y entrenamos para ello. Sin competición resulta difícil. Ya era hora de que llegara. Estamos con muchas ganas y ojalá llegue el viernes.

¿Cómo condiciona la pandemia el día a día del equipo?
Cambian algunas cosas. Estamos más divididos en los vestuarios. Debemos seguir las medidas protocolarias como la toma de la temperatura, pasar los test... En los entrenamientos, por lo menos, ya podemos tener sesiones con contacto. Estamos entrenando normal. Eso es importante de cara a la competición. Se nota también no poder hacer vida social fuera de la pista. No podemos hacer una cena, tomar unas cervezas... Eso también es hacer equipo. Siempre aquí eso ha sido importante: hacer comidas de equipo, estar juntos, echarnos unas risas. Por desgracia, este año, no lo podemos hacer. Pero hay que ser conscientes de la situación y ser muy, muy responsables. Puede haber contagios, y esto deriva en tener que parar, como ha sucedido en otros equipos, y hay que tratar de evitarlo.

Ya llega el viernes y el primer partido ante el Levante.
Siempre tenemos ganas de que empiece la liga; este año, aún si cabe, más porque llevamos mucho tiempo sin competir. Se trata de un año ilusionante, con una plantilla nueva, y tengo muchas ganas de ver cómo funciona el equipo y cómo responde. Está claro que el Levante ha fichado muy bien, a grandes jugadores de la talla de Araça o Rafa, por ejemplo, Rivillos, Roger, gente contrastada. Nosotros nos presentamos con otro tipo de jugadores, otro tipo de ilusión, y, con trabajo, tenemos muchas opciones de poder llevarnos el partido.

Ante el Levante se va a reencontrar con dos buenos amigos, Araça y Rafa Usín, ¿cómo vive este tipo de encuentros?
Una vez entras en la pista cada uno piensa en lo suyo. Aunque siempre tratas de buscar algún roce, alguna risa, un empujón, tienes algún pique. Pero todo muy sano. Son compañeros que han crecido y vivido aquí. Y nos tenemos mucho cariño. Nos saludaremos, abrazaremos.

¿Se atreve a echar la mirada hacia adelante y plantear algún objetivo de cara a esta temporada?
De momento, el futuro es incierto. Formamos un equipo tan nuevo que es difícil saber cómo vamos a responder en la competición. El equipo está entrenando muy bien. Tiene muchas ganas. Los equipos de la parte media de la tabla se han reforzado mucho. De momento, iremos partido a partido, y ya veremos cuáles son los objetivos.

Un matrimonio casi perfecto

 

 

 

Araça y Rafa Usín ponen nombre a dos de las importantes bajas que ha sufrido Osasuna Magna esta temporada. Los dos coincidieron en el equipo navarra desde la temporada 2008-2009. Han vestido la camiseta del club de Irurtzun en dos etapas diferentes pero han firmado las mejores campañas de la entidad en los últimos años. Han compartido vestuario durante diez cursos. Fuera del Xota, vuelven a coincidir. Han recalado en el Levante, primer rival de Osasuna Magna en Liga este viernes. “Va a ser un partido muy especial”, aseguran el brasileño y el madrileño.

Por ello, el club valenciano les ha hecho protagonistas de unas imágenes en las que repasan su trayectoria en el club navarro y señalan defectos y virtudes, uno del otro. Los dos coinciden al afirmar que forman un matrimonio casi perfecto. “Poco a poco nos fuimos conociendo y aceptando los defectos de uno y de otro, y respetando. Formamos un matrimonio casi perfecto”, dice Araça. “Es un jugador inteligente. Es una referencia”, señala Usín de Araça. “Es un líder dentro y fuera de la pista. Nunca baja los brazos”, destaca el brasileño del madrileño. “¿Defectos? Es perezoso pero siempre compite en los partidos”, dice Usín. “Habla demasiado. Es muy pesado, pero le quiero”, añade Araça.

Te puede interesar

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE