Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Ciclismo

Victoria del ecuatoriano Narváez en Cesenatico

El corredor del Ineos se impuso bajo la lluvia en la ducodécima etapa del Giro de Italia

El ecuatoriano Jhonatan Narváez, durante la duodécima etapa del Giro de Italia.
El ecuatoriano Jhonatan Narváez, durante la duodécima etapa del Giro de Italia.
EUROPA PRESS
  • Europa Press. Barcelona
Actualizada 15/10/2020 a las 17:46

El ecuatoriano Jhonatan Narváez (Ineos) prolongó el idilio de su país con el Giro de Italia con un segundo triunfo nacional en la duodécima etapa disputada a través de 204 kilómetros con salida y llegada en Cesenatico, en la que el portugués Joao Almeida (Deceuninck Quick Step) retuvo la maglia rosa de líder.

Caicedo conquistó el Etna, Narváez enamoró en Cesenatico, prolongando la fiesta que abrió para Ecuador Richard Carapaz el año pasado con la maglia rosa. Un triunfo sabroso, en una etapa en la que destacó como el más fuerte de la escapada del día.

Aprovechó un pinchazo del ucraniano Mark Padun, con quien marchaba en fuga, para hacer en solitario los últimos 15 kilómetros y alzar los brazos después de abrirse el chubasquero para que se viera bien el nombre de su equipo. Entró con un tiempo de 5h.31.24, un minuto antes que Padun.

Los favoritos sobrevivieron a una incómoda etapa sin cambios en la general, tal vez esperando la crono del sábado para revolucionar la clasificación. Joao Almeida retuvo la maglia rosa sin sobresaltos, con 34 segundos sobre el neerlandés Wilco Kelderman (Sunweb) y 43 respecto al español Pello Bilbao (Bahrain McLaren), que se mantiene en el podio.

ESCAPADA CON TORRES Y CARRETERO

Una etapa de "eterna emoción" por las 9 colinas próximas a Cesenatico, escenario donde se forjó la leyenda del malogrado Marco Pantani, un "Pirata" del ciclismo nacido en la costa, y sin embargo, rey de las montañas.

Una auténtica clásica que siguió en su totalidad la ruta del Gran Fondo Nove Colli, una cicloturista de casi 50 años de existencia, otro símbolo de la región de Emilia Romagna. En el km 22 abrieron camino 14 hombres, ninguno de ellos peligroso para la general.

En la avanzadilla encontraron cobertura 2 hombres del Movistar, el "pistard" Albert Torres y Héctor Carretero, unidos, entre otros, al ecuatoriano Jhonatan Narváez (Ineos) y al argentino Richeze (UAE). El pelotón miró para otro lado, así que las diferencias llegaron al tope de 13 minutos.

El NTT de Pozzovivo tomó la batuta para la persecución en todo momento, lo que redujo la desventaja, pero delante se iban a despertar las escaramuzas según se iban sucediendo las 5 cotas del programa, lo que complicó la neutralización.

SELECCIÓN NATURAL EN LOS MUROS

El sube y baja constante minó las fuerzas de los aventureros. En la principal dificultad, Madonna di Pugliano (3a, 9,1 kms al 5,9), siete hombres quedaban al comando con 5 minutos de adelanto. Torres y Carretero ya habían tirado la toalla, y en el grupo principal algunos favoritos como Nibali y Fuglsang no tenían compañeros de apoyo.

Por si fuera poca la dureza de la jornada, la lluvia y el viento convirtió en cuestión de alto riesgo los innumerables descensos por las carreteras de la Emilia Romagna.

Camino del último puerto se inició el mano a mano entre Narváez ( y Padun. Ambos coronaron el alto de San Giovanni in Galilea con el convencimiento de que iban a poder guardar la ventaja de 6 minutos sobre el grupo de favoritos, entonces reducido a 15 hombres que rodaban al ritmo de Pozzovivo.

PADUN PINCHA, NARVÁEZ DIRECTO A LA GLORIA

Desde la cima y hasta Cesenatico tocaba bajar y rodar en llano. Asfalto mojado, lluvia abundante y a desplegar las fuerzas que a cada uno le quedaran. Padun pinchó en mal momento y Narváez se fue volando. Era su gran oportunidad. En modo crono apretó los dientes el ecuatoriano, solo contra los elementos, dispuesto a vivir un momento de gloria inolvidable.

Pedalada a pedalada Narváez iba metiendo tiempo a Padun, que terminó de rendirse, abatido, a 5 kms de meta. Esa distancia fue triunfal para otro ídolo de ecuador, de 23 años, ganador esta temporada de la Semana Coppi e Bartali.

El ciclista de El Playón de San Francisco, Sucumbíos , dio gloria a su equipo. Su estreno en una grande fue la tercera del Ineos después del doblete de Filippo Ganna. Cerca de la estatua de Pantani en Cesenatico, en postura voladora, Narváez se presentó en sociedad como un grande del pelotón. Tal vez algún día tenga una escultura en su país. De momento, dio el primer paso.

Este viernes la decimotercera etapa llevará al pelotón desde Cervia hasta Monselice, jornada de 192 kilómetros.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE