Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

España - Chile (Sáb. 14, 20.30h.)

Los "Hispanos" quieren poner pie y medio en la siguiente ronda

Chile, rival de España que perdió en el debut contra Irán, no debería suponer ningún problema para los del Jordi Ribera.

Ampliar La defensa de Chile, de azul, trata de frenar un ataque de Irán en el estreno del Mundial de Balonmano 2023.
La defensa de Chile, de azul, trata de frenar un ataque de Irán en el estreno del Mundial de Balonmano 2023.EFE
Actualizado el 13/01/2023 a las 17:30
La selección española de balonmano tratará de refrendar las buenas sensaciones que dejó en sus estreno mundialista ante Montenegro con un triunfo en el encuentro que le enfrentará este sábado 14 de enero (20:30) con Chile, que pondría a los "Hispanos" con pie y medio, sino con los dos, en la siguiente ronda del torneo.
Un objetivo que se antoja más que factible dada la diferencia que separa en estos momentos al conjunto español, vigente subcampeón de Europa, de la selección chilena, que cayó en la primera jornada por 24-25 ante Irán.
Circunstancia que no mermará, como recalcó el seleccionador Jordi Ribera, la intensidad con la que afrontará el duelo el conjunto español, que no quiere desaprovechar ninguna oportunidad de "seguir creciendo" como equipo.
"Al equipo aún le falta mucho, tiene que ir poco a poco construyendo su identidad, generando automatismos y mejorando la efectividad en cada una de las acciones y eso sólo se logra preparando lo mejor posible cada uno de los partidos y jugando bien", señaló Ribera.
En este sentido, el preparador español volvió a destacar la importancia del trabajo defensivo que ya fue clave para derrotar por 30-25 a Montenegro el pasado jueves en el primer partido del campeonato.
"Como siempre la defensa volverá a ser clave, como ya lo fue ante Montenegro. Tenemos que seguir perfeccionando al máximo nuestros dos sistemas defensivos para ganar en seguridad y, sobre todo, para recuperar balones y poder salir al contraataque, una de nuestras señas de identidad", insistió el preparador español.
Un Jordi Ribera que, pese al claro papel de favorito del conjunto español, advirtió que no será nada fácil derrotar a la selección chilena, un equipo al que calificó de "muy peleón" y que como tratará de apurar ante España sus opciones de acceder a la ronda principal.
"Chile es un equipo siempre muy peleón, uno de esos equipos que van creciendo a medida que van jugando partidos y que tras perder en la primera jornada con Irán tratará de apurar mañana sus opciones de acceder a la ronda principal, por lo que seguro que lo va a poner todo y nosotros tendremos que hacer lo mismo", aseguró el preparador español.
Una selección chilena en la que destaca la columna vertebral que conforman los hermanos Salinas, el pivote Esteban y el lateral Rodrigo, y los hermanos Feuchtman, el central Emil y el lateral Erwin, con amplia experiencia en el balonmano europeo.
Núcleo duro de un conjunto chileno al que el técnico español Aitor Etxaburu, que sustituyó a finales del pasado mes de agosto al también español Mateo Garralda, de un puñado de jóvenes jugadores que están comenzando su andadura lejos de su país.
"Chile ha conseguido en los últimos años bastantes éxitos a nivel americano, pero son éxitos que se han basado en un grupo muy concreto de gente que ya se ha retirado o que cuenta ya con una cierta edad y llega el momento de ver qué es lo que hay debajo y empezar a dar el relevo", señaló Etxaburu en sus declaraciones.
Una mezcla de veteranos y jóvenes que no fue suficiente para evitar la derrota (24-25) en la primera jornada ante Irán, en un choque en el que el conjunto sudamericano afrontó los últimos seis minutos de juego con una renta de tres tantos en el marcador.
"No supimos cerrar el encuentro en los minutos finales. En líneas generales el partido fue bueno, pero hemos fallado mucho de cara a portería", reconoció el central chileno Emil Feuchtmann tras el encuentro ante Irán.
Un duelo en el que el equipo andino, subcampeón en los Juegos Sudamericanos disputados el pasado mes de octubre en Asunción, se estrelló una y otra vez con el guardameta iraní Mohammad Siavoshishahenayati, que cerró la contienda con diecisiete paradas.
"No sé cuántas paradas ha hecho, pero seguro que más de quince, y con esas cifras no se puede ganar", aseguró Feuchtmann, que confía en que el equipo chileno mejore sus porcentajes de acierto ante el conjunto español.
Partido para el que la selección española volverá a contar con la duda del lateral Joan Cañellas, que se perdió el encuentro con Montenegro a causa de la microrrotura fibrilar que sufre en la zona abdominal y que volverá a someterse a una nueva prueba en el entrenamiento de esta tarde.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora