Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Balonmano

20 años de la Copa de Europa del Portland de San Antonio

Con un 30-24 en la ida en Pamplona y un 25-22 en el Palau, el conjunto albiazul selló una gesta única el el deporte foral

Vive en imagenes la Copa de Europa lograda por Portland San Antonio en 2001
El pamplonés Álvaro Jáuregui, capitán y con la camiseta que le cedió el burladés Mateo Garralda, levanta el trofeo de campeón de Europa. Una fotografía para la historia navarra.
20 años de la Copa de Europa del Portland San Antonio 47 Fotos
20 años de la Copa de Europa del Portland San Antonio
Vive en imágenes la Copa de Europa lograda por Portland San Antonio en 2001
Actualizada 28/04/2021 a las 08:35

Nunca un empate de Osasuna en el Bernabéu frente al Real Madrid había quedado tan eclipsado como el de aquel 28 de abril de 2001. Era la temporada en la que los rojillos habían vuelto a Primera pero, aquel sábado, los de Miguel Ángel Lotina cedieron el papel de protagonistas y pasaron a ser secundarios por unos días. Había motivos de sobra: el Portland San Antonio se convirtió en campeón de Europa. Y lo logró, en el Palau Blaugrana y frente al dominador mundial del momento: el Barcelona.

La fiesta por aquel histórico título, único hasta el momento en el palmarés deportivo navarro y que llegó un año después del primer título europeo con la Recopa de Europa, no sólo duró unos días. El viaje de regreso del equipo a Pamplona al acabar el partido, con la cena de celebración en un área de servicio, el medio millar de personas esperando al autobús ya entrada la madrugada, la noche hecha fiesta, las multitudinarias recepciones en el Ayuntamiento de Pamplona o el Gobierno de Navarra con miles de seguidores aclamando a Zupo Equísoain y los suyos, la dedicatoria del trofeo a la afición en el pabellón de la UPNA, la ofrenda a San Fermín de ese título y de la posterior Copa del Rey que se logró semanas después... No fue suficiente. La fiesta antoniana se alargó hasta el 6 de julio cuando Fermín Tajadura, presidente de la sociedad albiazul, prendió la mecha del txupinazo sanferminero.

¡Qué tiempos aquellos! El EuroPortland de viejos rockeros irrumpía con toda la fuerza en el panorama balonmanístico mundial.

DOBLEGÓ AL 'DREAM TEAM'

Quizá los más jóvenes no recuerden aquellos días en los que Pamplona se convirtió en una ciudad de referencia en el panorama del balonmano mundial. Con estrellas mundiales como Jackson Richardson, Mikhail Iakimovic, Oleg Kisselev o Alexandru Buligan y figuras nacionales como José Javier Hombrados, Fernando Barbeito, Iosu Olalla, Ambros Martín, Óscar Mainer, Xabier Mikel Errekondo, Alberto Martín o Álvaro Jáuregui... aquel San Antonio de ensueño dirigido por Zupo Equísoain, y que llegaba tras ganar su primera Copa del Rey y una Recopa de Europa en 2000, hizo historia aquella tarde de sábado en la Ciudad Condal. Doblegó al Dream Team de Valero Rivera que acumulaba cinco títulos continentales consecutivos.

Y lo hizo, en primer lugar, dando un recital en el partido de ida disputado en Pamplona el sábado anterior. Tras doblegar en semifinales al Celje esloveno, los antonianos -un vestuario tremendamente unido, motivado y con los roles perfectamente distribuidos y asumidos- afrontaron la final sin nada que perder. Y en aquel primer partido dieron la gran sorpresa. Dominaron al Barça con un derroche de poderío físico y calidad individual. Destacaron las paradas de Buligan, la magia de Richardson en el central pese a sufrir una defensa individual y al pundonor y lucha de Mateo Garralda. Dominaron tres cuartas partes del duelo y ganaron 30-24, seis goles de renta que pudieron ser aún más de no ser por la precipitación final y el ansía al verse superiores de un mayor premio.

Una ventaja que, aunque amplía, todos eran conscientes de que no era suficiente. El Palau era el Palau y el Barça, una selección de estrellas internacionales capaz de dar la vuelta a esos seis tantos y mucho más. Pero el Portland creía en sí mismo y en lograr la gesta.

Tras una semana intensa, de nervios y tensión, llegó el día. A las 18h del 28 de abril arrancaba el partido de vuelta. Y en él, el conjunto azulgrana salió convencido a doblegar a los aspirantes. Pero el Portland, que llegó al pabellón con la banda sonora de Gladiator sonando en el autobús, tenía claro que le tocaba aguantar, sufrir y aprovechar su oportunidad. Y así lo hizo. Los de Rivera, que se distanciaron al final de la primera parte (15-12), llegaron a tomar una renta de 5 goles pero el Portland aguantó en los momentos clave. Y no falló cuando tuvo su ocasión.

A falta de minuto y medio, con el 25-20 en el marcador, los daneses Bole y Jensen señalaron un 7 metros que forzó Mainer. Iakimovic, frío y de pocas palabras siempre, no tuvo duda. Buscaba su quinta Copa de Europa. Pidió el balón. Y asumió la responsabilidad de un lanzamiento que valía un título a pesar de que Barbeito había ensayado durante la semana y era el designado para lanzar las penas máximas. Pero Misha no erró. Superó a Svensson y dio el oxígeno necesario a un Portland que se veía ya campeón. Más aún cuando en la siguiente jugada, Mainer estuvo listo y robó un balón que, a la contra y pese a la oposición de Lozano, acabó por enviar a la red Olalla. Él ya había soñado algo así la noche anterior. 25-22. El San Antonio de Pamplona era rey de Europa.

El pamplonés Álvaro Jáuregui, que no jugó aquel partido, vio que Garralda le cedía su camiseta y el puesto. Levantó la copa que le entregó el rey Juan Carlos al cielo y la fiesta se encendió. Entre el medio millar de navarros en el Palau pero también en Pamplona. Fueron semanas de festejos y reconocimientos. Hace 20 años, un sueño se hizo realidad.

Te puede interesar

Te puede interesar

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Más información
volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE