Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Balonmano

'Mintxo' Ibarrola y Ander Izquierdo, internacionales con medio siglo de diferencia

‘Mintxo’ Ibarrola -con ‘Pope’ Hualde y Jesús Baquedano- fueron en 1967 los primeros navarros en ir a la selección nacional. Ander Izquierdo debutó la pasada semana. Este lunes ambos se reunieron en el vestuario de su equipo: el Helvetia Anaitasuna

Foto de Ander Izquierdo, 1ª línea del Helvetia, y 'Mintxo' Ibarrola -ex pivote y actual delegado- este lunes en Anaitasuna.
Ander Izquierdo, 1ª línea del Helvetia, y 'Mintxo' Ibarrola -ex pivote y actual delegado- este lunes en Anaitasuna.
Actualizada 10/11/2020 a las 06:00

Se reencontraron este lunes en el pabellón Anaitasuna. Para hacerse las pruebas PCR previas al partido de este miércoles frente al Cangas. Los dos, internacionales con la selección nacional absoluta de balonmano, forman parte ya de la historia del balonmano navarro. Uno debutó con 26 años; el otro, lo ha hecho con 20. Eso sí, con más de medio siglo de diferencia entre esos primeros partidos con la roja. Fermín Mintxo Ibarrola Alemán (Pamplona, 28 de julio de 1941), ex pivote y actual delegado del Helvetia Anaitasuna, formó parte de los tres primeros navarros -junto a Pope Hualde y Jesús Baquedano- en ser llamados a una convocatoria nacional, debutando el 15 de enero de 1967 en Madrid frente a Japón. Ander Izquierdo Labayen (Pamplona, 1 de mayo de 2000), primera línea del Helvetia, debutó el pasado miércoles en Veszprem frente a Hungría.

“EN UNA NUBE”

El último integrante de la lista de internacionales navarros redondeó ese estreno con los Hispanos al ser designado como jugador más valioso de la Liga Asobal de octubre. “Es increíble. Ha llegado todo de golpe. Aún no me lo acabo de creer. Estoy feliz, en una nube”, apuntaba este lunes Izquierdo, muy consciente de que, no obstante, “ahora toca bajar y poner los pies firmes en la tierra, trabajar y dar todo por el equipo” ante el Cangas. “La experiencia ha sido fantástica. Con sabor un poco agridulce por la derrota, pero muy positiva en todo lo demás. Espero que haya más y poder hacerme un hueco. Ese es el objetivo. Pero aún es difícil, me queda mucho por pulir”, dice. “Al principio iba un poco nervioso. Viajé desde León a Madrid con Rubén Merchán, otro de los debutantes, y tenía ese cosquilleo de saber que iba a juntarme con jugadores de referencia, a los que conocía de verles por la tele y no sabía cómo iba a ser o qué sensación iba a causar. Pero el recibimiento fue genial. Es un grupo increíble”.

En el caso de Ibarrola, a quien seguir colaborando con Anaita y apoyar a los jugadores le “da vida”, aquel primer partido fue la reunión “de un grupo de amigos. Nos conocíamos todos de la liga. Entonces lo de salir a jugar al extranjero era impensable. Eran otros tiempos. Ahora quizá la selección puede ser un buen trampolín para salir a jugar al extranjero y ganarse mejor la vida. Como hacen Eduardo Gurbindo, Iosu Goñi o Nerea Pena o, en su momento, hizo Mateo Garralda. Pero entonces no podías ni pensarlo. El balonmano, a nivel de Europa, casi era desconocido y nosotros bastante teníamos con lo que había dentro de nuestro país”, reconocía.

EL ROLEX DE TÚNEZ

Ibarrola, por ejemplo, trabajaba en un hotel mientras que Hualde vendía maquinaria y Baquedano tenía contrato en la fábrica de Eaton Ibérica. “Me acuerdo, por ejemplo, que cuando nos llamaron de la selección estuvimos yendo quince días a Anoeta a entrenar. Salíamos a las 15 horas ‘Pope’ y yo en mi coche, porque era yo disponía de uno, para entrenar a las 17.00h. Acabábamos y vuelta a Pamplona con el tiempo justo para entrar a trabajar”, recuerda Ibarrola. “Nos pagaban en dólares. 8 al día cuando ya estabas en la selección. Si no, en la preselección, no cobrabas nada y todos los gastos eran por tu cuenta”, explica Ibarrola, quien llegó a proclamarse campeón de la Copa en un último partido frente a Alemania. “Les remontamos. Recuerdo a aquel partido. ¡Ganamos a Alemania! Íbamos perdiendo. Bárcenas me sacó y comencé a sacudir borra en defensa, recuperando algunos balones y Gil los arrasó al contragolpe. Tengo claro que si me llevaron a la selección no era por mi técnica o calidad, sino porque con 1,80m era ‘casi’ grande y me dejaba todo en la pista”, recuerda.

La calidad técnica y de lanzamiento son bazas que sí han llevado al conjunto nacional a Izquierdo, quien, tras llegar el domingo de la concentración, ayer acudía por la mañana a sus clases de Administración y Finanzas para comer e ir a entrenar a Anaitasuna.

“El mundo del balonmano ha cambiado muchísimo. En todo. En el juego, entrenamiento y en la repercusión. Ahora España ha ganado títulos, Mundial y Europeos, pero entonces ni nos clasificábamos para jugarlos. Era otro mundo”, explica Ibarrola, quien colecciona decenas de anécdotas. “Por quedar subcampeones en los Juegos del Mediterráneo, que jugamos en Túnez, nos regalaron un reloj Rolex de acero que en la época valía 15.000 pesetas. Si hubiéramos ganado, hubiera sido de oro”, afirma.

Ambos comparten vestuario en el Helvetia con otro internacional navarro como Antonio Bazán. “Es un orgullo ver que hay jugadores jóvenes de Navarra, como ellos, en la selección”, dice el más veterano.

Izquierdo sobre Ibarrola: “Es un lujo tenerle a nuestro lado”

 

 

 

“Mintxo es una persona totalmente activa. Siempre está con ganas de unirse y participar en todo. Está todo el rato pensando en cómo o en qué puede ayudar a los demás, dentro y fuera de la pista. Es un lujo tenerle a nuestro lado, es muy importante para los jugadores por todo lo que hace por nosotros. Lo mejor, sin duda es el carácter que tiene. Siempre positivo y animando a todos. Y eso que a veces también saca mala leche... aunque, posiblemente, porque le buscamos las cosquillas”.

Ibarrola sobre Izquierdo: “Es un crack total, un encanto”

 

 

 

“Ander es un crack total, un encanto de persona dentro y fuera de la pista. A sus 20 años tiene algo innato, especial. Como los grandes jugadores es un innovador y se adapta muy bien en el juego. Por supuesto también tiene carácter y genio. Es necesario. Poco a poco está logrando sus retos y lo hace con humildad, sin aspamientos de figura, y queriendo aprender. Está en la edad de hacerlo. Le quedan muchos años para mejorar pero con su edad y sus facultades... tiene todo a favor”.

EL 'EQUIPO NAVARRO' EN LA HISTORIA DE LA SELECCIÓN

Hay porteros, pivotes, laterales diestros y zurdos (estos últimos son mayoría), centrales... Sólo faltaría un extremo zurdo para completar un ‘equipo histórico’ foral de internacionales. Un total de 14 han jugado con la selección nacional absoluta en estos 53 años.
Porteros: José Luis ‘Pope’ Hualde Redondo, Iñaki Malumbres Aldave y Sergey Hernández Ferrer.
Primeras líneas: Jesús Baquedano Ezcurra, Mateo Garralda Larumbe, Iñaki Ordóñez Mañas, Alberto Martín Goñi, Eduardo Gurbindo Martínez, Niko Mindegia, Iosu Goñi Leoz y Ander Izquierdo Labayen.
Extremo: Javier Ortigosa Contín.
Pivotes: Fermín ‘Mintxo’ Ibarrola Alemán y Antonio Bazán Legasa.
Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE