Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Ambiente

Final con la ola en el Navarra Arena

El público disfrutó  del partido a pesar de la desigualdad en el marcador

Ampliar El público apoyó otra vez a la selección de baloncesto y el Navarra Arena rozó prácticamente el lleno para animar a los de Scariolo
El público apoyó otra vez a la selección de baloncesto y el Navarra Arena rozó prácticamente el lleno para animar a los de ScarioloBuxens / Aizpurua
  • Fernando R. Gorena
Publicado el 25/08/2022 a las 06:00
España volvió al Navarra Arena y lo hizo, de nuevo, con triunfo. Los de Sacriolo superaron a los voluntariosos islandeses pero la diferencia entre el baloncesto de unos y otros era demasiada para ver un partido emocionante.
El público llegó pronto al Arena. Minutos antes de la apertura de las puertas, varias docenas de aficionados rondaban ya las instalaciones con ganas de fiesta. Los bares aledaños disfrutaron de una buena tarde. También llegaba el presidente de la FEB, Jorge Garbajosa, que firmó autógrafos como en sus mejores tiempos con los Raptors. Con el día nublado y el verano llegando a su fin, las luces de la fachada del Arena se iluminaron antes de que los espectadores, que vestían en buen número camisetas de la selección, de la NBA, y también de Osasuna, accedieran al recinto. Se vieron rostros conocidos como los de Daniel Bordignon Barbier, jugador del Basket Navarra cedido por el Baskonia, Itziar Arregi, capitana del Osés Construcciones Ardoi, o Jotas Unzué.
Dentro del Arena, que rozó el lleno, todo estaba preparado al más puro estilo NBA o ACB. Eso sí, al ‘speaker’ o el encargado de sonido se le fue la mano con el volumen del sonido obligando a los espectadores a hablar a gritos con el vecino de asiento. Tanto apabulló el sonido que, durante el desarrollo del juego, el público parecía que estaba de funeral porque sus gritos de ánimo apenas eran un susurro al lado de semejante elefante barritando. Apabullante.
HIMNOS
Dado el carácter internacional del choque, sonaron los himnos de los dos países, que fueron recibidos en pie y con respeto por los asistentes. Había llegado el momento, el partido estaba a punto de comenzar… pero la red de la canasta donde había calentado España no estaba en condiciones y hubo que sustituirla. Ya repuesta, los jugadores y todo el pabellón puesto en pie, guardaron un sentido minuto de silencio por la muerte de Daniel Gómez, jugador del Peñas Huesca de 18 años.
Y arrancó por fin el partido con el público, apabullado, tratando de animar a la selección. Pero cuando lo conseguía, volvía el equipo de sonido a todo volumen para acompañar a los ‘Dream Cheers’, los juegos hipnóticos de la pantalla gigante o al reparto final de balones.
Al final, la selección ganó fácil, el público se lo pasó bien y acabó haciendo la ola en el Arena.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE