Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Atletismo

Asier maravilla, Colomo lo deja

El sábado, Asier Martínez rozó la mínima para Tokio en 110 mv destrozando el récord navarro; lo compartía con Javi Colomo, que el mismo día anunció su retirada, con sólo 27 años

Asier Martínez supera la valla en la Copa de España de Clubes del 6 de septiembre de 2020.
Asier Martínez supera la valla en la Copa de España de Clubes del 6 de septiembre de 2020.
Pamplona At.
Actualizada 18/05/2021 a las 06:00

Dos ciudades, Castellón y Barcelona, dividieron el sábado para siempre los destinos de los dos mejores especialistas navarros de la historia en 110 metros vallas. Dos campeones de España absolutos, dos plusmarquistas, dos leyendas ya del atletismo. En la ciudad levantina, Asier Martínez volaba el sábado en 13.34 para situarse a sólo dos centésimas de la mínima olímpica para Tokio (13.32). Una bomba total. Los mordiscos que da Asier, ya una estrella internacional, a sus propias marcas son auténticas dentelladas. La última, de 24 centésimas. Compartía el anterior récord navarro, 13.58, con Javier Colomo, un joven veterano de 27 años que llegó a tocar el cielo a temprana edad y que, tras varios cambios de residencia y de equipo, ha decidido que lo deja. También el sábado, en la capital catalana, defendiendo los colores de la Real Sociedad, Colomo disputó su última carrera. Fue sexto, con 15.21, pero contribuyó a que su equipo se plante en la final por el título de la División de Honor. Hace ya un tiempo que Javi tiene el atletismo en segundo plano, primando su carrera laboral. Dejó el grupo de entrenamiento de Grupompleo en Larrabide para ir a Vitoria. Ahora reside en Huesca.


El sábado se produjo todo un relevo generacional . El pasado 24 de abril, en Larrabide, se disputó la última carrera que ambos han compartido. Ganó Asier, Javi fue cuarto. Cuando terminó la prueba, Colomo, aún agotado por el esfuerzo, se acercó a Asier, tumbado en el suelo, y le dio la mano para felicitarle. Y también, para darle el testigo a un chaval que es ya gigante.

 

Asier Martínez: “Ya puedo decirlo: preparo Tokio”
 

Asier Martínez tiene tiempo para todo. Es pura disciplina. Por eso le da para pulverizar récords, para evitar una caída tras tirar una valla, para estudiar como un cosaco los últimos exámenes de Ciencias Políticas en los que anda inmerso estas semanas, para entrenar ayer por la mañana y por la tarde junto a su jefe, François Beoringyan, y para hacer cálculos. Muchos. El atleta de Zizur, tan tímido hasta ahora para hablar de Juegos Olímpicos, sonreía ayer al reconocer que ya los está preparando. Que la marca sideral del sábado le coloca de lleno en el camino olímpico, y que sólo el pequeño tropiezo le ha apartado de conseguirlo matemáticamente. Además, aunque el ránking de World Athletics no se actualiza hasta mañana miércoles, él ya lo sabe. Su marca, 13.34, le va a hacer subir escalones hasta lo inimaginable.


Entre pesa y pesa, sin dejar de entrenar, Asier Martínez también tenía tiempo este lunes a última hora de la tarde para esta entrevista. Es pura felicidad.

La marca lograda en la carrera del sábado le coloca ya entre los mejores del mundo. ¿Es difícil hacerse a una idea?
Sí, me cuesta todavía después de dos días -sonríe-. Y más con ese error. Me hubiera gustado irme con una foto más real de cómo estoy ahora mismo, cuál es mi marca real. Pero así se ha dado y eso me motiva también.


¿Cuánto habría mejorado esa marca de no tropezar?
Se puede calcular según otras carreras. Mi compañero Jon Seriola me lo calculó con un programa y con otras carreras de la última valla a meta. Y sí, perdí una décima.


¿Le da rabia saber que tenía ahí Tokio?
Sí. Asegurarme esa mínima, tener el billete en la mano, me daría una tranquilidad, para planificar la temporada para ese objetivo, no para conseguir el billete. Pero sé que la tengo y quiero hacerla.


El miércoles sale el ránking pero Asier ya ha hecho sus cálculos.
Sí, y estoy noveno del mundo, con cuatro estadounidenses por delante y primero de Europa.


Se pone en una situación que no se imaginaría hace poco.
Sin duda. Hoy por hoy hay que asegurarse la competición. El billete por ahora no está y hay que ser realista. Pero a pesar de no tenerlo asegurado, hay una cita olímpica que puede ser bonita.


Hace muy poco decía que no quería hablar de los Juegos, que le daba respeto.
Sí, sí. Ahora me quito la careta. Yo sabía hasta qué punto estaba. Ahora sí que puedo decir públicamente que estoy preparando Tokio. Tokio es el objetivo. Hay que estar ahí, cualquier escenario fuera de ése sería un fracaso.


¿Pero qué dice?
Sí, hay que destaparse ya -sonríe-.


¿Y dónde va a buscar esa mínima?
En dos semanas tengo la Copa de Europa en Polonia, el 28 y 29 de mayo. Habrá buena carrera. Y me han confirmado el mitin de Marsella el 9 de junio. Quiero quitarme la mínima, tranquilizarme y planificar los Juegos.


¿Qué sintió al ver la marca?
En el momento, rabia. ¡Dos centésimas! Hubiera preferido hacer una carrera perfecta de 13.34 que no una carrera mala de 13.34. Luego lo asimilé y soy consciente de que lo puedo conseguir perfectamente.


No suele tocar vallas, y el sábado pisó la última.

Lo hemos analizado Fran y yo. Como estoy más rápido que nunca y alcanzo una velocidad punta que no había conseguido, voy acelerado. Las tres últimas vallas no las había corrido nunca tan rápido.


¿Qué velocidad coge ahí?
A menos de un segundo. Holloway hacía todos los parciales a menos de un segundo, yo lo hago en los tres o cuatro últimos. Es una velocidad nueva para mí. Y lo que pasó tiene su explicación lógica, no es un fallo. Iba embalado. Sabía que iba bien, no veía a nadie al ir primero, pero al ser siempre la misma distancia entre valla y valla era consciente de que desde la quinta me las estaba comiendo . Al chocar con la última, pensé. “¡La que se me ha ido!”


El mismo día que Asier toca el cielo, Javi Colomo anuncia que lo deja. ¿Qué siente?
Javi ha sido mi referente desde pequeño. Le he visto entrenar en Larrabide, he seguido la carrera deportiva de Javi. Sólo he competido con él los últimos años. Pero lo he tenido muy presente. Ver que se retira y está pasando un mal momento me da pena y nostalgia del Javi glorioso. Pero nada es definitivo. Espero que no dure mucho esta decisión.


¿Le gustaría que se lo replanteara?

Sí. Me gustaría que se tomase este pequeño impasse como algo necesario, pero que se lo replantee porque sigo pensando que Javi es uno de los vallistas con más calidad.

 

Javi Colomo, durante una competición con la camiseta de la Real Sociedad la pasada temporada.

La temprana despedida de un gran campeón
 


Javi Colomo Alfaro (Pamplona, 26-3-94) lo ha hecho todo muy rápido, ser el mejor desde pequeño, llegar a ser campeón absoluto con 20 años, batir récords, y también marcharse. Antes que Asier Martínez estuvo Colomo. Producto de la cantera de Ederki liderada por Fernando Unzu, brilló en todas las categorías. El 11 de junio de 2016 estableció en Castellón el récord navarro de 110 mv (13.58) que batió el sábado en la misma ciudad Asier. Colomo ha sido campeón de España desde los 16 años, y ha brillado en Europa, ya que fue subcampeón continental sub-23 en 2015.

 

En su última carrera ayudó a la Real a meterse en la final de clubes. No correrá la definitiva, ya que otro atleta de su equipo tiene mejor marca. “Ha sido mi última carrera”, dijo Colomo en sus redes sociales el sábado por la noche, para después agradecer al atletismo todo lo que le ha dado. Un adiós demasiado temprano.

 

Te puede interesar

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE