Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Literatura

Luz Gabás y Cristina Campos, doblete femenino en el segundo Planeta del millón de euros

'Lejos de Luisiana', una novela histórica sobre un amor mestizo en la colonia española del siglo XVIII, es la quinta obra de la ganadora

Ampliar Las escritoras Luz Gabás, ganadora, y Cristina Campos (d), finalista, durante la gala del Premio Planeta celebrada este sábado en Barcelona
Las escritoras Luz Gabás, ganadora, y Cristina Campos (d), finalista, durante la gala del Premio Planeta celebrada este sábado en BarcelonaEFE
Actualizado el 16/10/2022 a las 09:39
Luz Gabás es la primera ganadora en solitario del Planeta del millón de euros, en el que hubo doblete femenino. La escritora aragonesa, exprofesora y exalcaldesa de PP en Benasque, se adjudicó el premio literario mejor pagado del mundo gracias a 'Lejos de Luisiana', una novela de amor e inspiración histórica que le procuró el jugoso y millonario talón. Los 200.000 euros de la finalista fueron para Cristina Campos con 'Historias de mujeres casadas', una ficción sobre los amores y desamores de cuatro mujeres de hoy. Gabás y Campos, ambas autoras de la casa, toman el relevo de Carmen Mola -Jorge Díaz, Agustín Martínez y Antonio Mercero, hurtados a la competencia de Random House- y Paloma Sánchez-Garnica, ganadores y finalista de la pasada edición. Con dos autoras de éxito asegurado se aplaca la artificial polémica suscitada por quienes criticaron que se premiara a tres varones que adoptaron un nombre femenino para firmar 'La bestia', la novela ganadora de los Mola tras haber colocado decenas de miles de ejemplares de las truculentas intrigas de la inspectora Elena Blanco.
'Lejos de Luisiana' es la quinta novela de Gabás, que la presentó bajo el seudónimo de Hoja de Fresno y con el título provisional de 'Río arriba'. Es una epopeya sobre la colonización de Luisiana, el Estado norteamericano que estuvo bajo dominación española. Pero también es una novela de amor, género en el que su autora ha brillado especialmente. Convivencia Está ambientada en el siglo XVIII, cuando la colonia francesa pasó a manos españolas y "donde diferentes etnias y culturas conviven en un difícil equilibrio", según el resumen editorial. Es "una época convulsa que sirve de escenario a una apasionada historia de amor entre un indio y una súbdita francesa. Gabás (Monzón, Huesca, 1968) creció entre su pueblo, el valle de Benasque, Cerler y la isla de Fernando Poo, en Guinea Ecuatorial. Cuando era una cría en la casa familiar en Cerler no había tele. Al calor de la lumbre, su padre contaba historias "fascinantes" sobre su años como capataz de una plantación de cacao en Guinea, el germen de su primera y exitosa novela. Desde 2007 vive en Anciles, cerca de Benasque.
En la biblioteca municipal de Monzón descubrió a Salgari, Verne y Ramón J. Sender. Tras los maestros de la aventura llegarían Lovecraft y Poe, y las ganas de escribir cristalizaron en un diario del que solo conserva un volumen. "Los demás, los quemé", ironiza al hablar de aquellos años. Tras vivir un año en San Luis Obispo (California), se licenció en Filología Inglesa, estudió en Zaragoza y obtuvo plaza de profesora titular universitaria. Durante años compaginó la docencia con la traducción, los artículos, la investigación en literatura y lingüística y la participación en proyectos culturales, teatrales y de cine. A lo grande Gabás entró en la literatura por la puerta grande en 2012, vendiendo más de medio millón de copias de 'Palmeras en la nieve', novelón que rozó las veinte ediciones, se tradujo a un puñado de idiomas y generó un peliculón, valga la rima, con Mario Casas como protagonista. "Siempre escribo pensando que la historia encierra una película y veo películas en las novelas de los demás", repite la escritora. Trató de repetir éxito con 'Regreso a tu piel', una incursión en la brujería del siglo XVI, y 'Como fuego en el hielo', con la que cerró una trilogía emocional sobre sus queridas montañas del Pirineo. 'El latido de la tierra' fue la cuarta y "ecléctica" ficción de Gabás, un homenaje a la España más rural que mezcla tramas policíacas con el romanticismo de la generación 'boomer' de finales de los 60.
Cristina Campos (Barcelona, 1975) también entró por la puerta grande en el mundo editorial con su primera novela, 'Pan de limón con semillas de amapola', publicada en 2015 y llevada al cine por Benito Zambrano. Este sábado se hizo hueco entre las nueve finalistas del Planeta con 'Historias de mujeres casadas', su segunda novela, que presentó con el seudónimo de Gabriela Hausmann y el título provisional de 'El amante de mi mujer'.
Narra cómo, después de veinte años de matrimonio, el amante imaginario con quien siempre soñó la protagonista se hace realidad. "Ella y sus compañeras de trabajo recorren todos los temas relacionados con la feminidad, la sororidad el poder del amor y la honestidad", señala la editorial de un relato que "es también un tratado sociológico sobre nuestra cambiante realidad", según el portavoz del jurado, Juan Eslava Galán.
Licenciada en Humanidades, Campos amplió sus estudios en Heidelberg, donde trabajó como coordinadora del Festival Internacional de Cine. Desde hace más de una década dirige castings para largometrajes y series de televisión, actividad que compagina con su pasión por la escritura. En su primera novela, otras cuatro mujeres conversaban sobre la amistad, los sentimientos y cómo vive la mujer la maternidad en contraposición al hombre.
                                                 
Calma tras la tormenta del 'procés' y la pandemia 
Un aire de tranquilidad, fruto de la normalidad que llega tras la tempestad, se respiraba ayer en el Museo Nacional de Arte de Cataluña, que acogía de nuevo la ceremonia de entrega del Premio Planeta de novela. Una vez que el 'procés' se da por terminado incluso por alguno de sus promotores y la pandemia remite, la multitudinaria velada recuperó ese aire festivo y celebratorio que en las últimas ediciones hurtaron las mascarillas y los altercados en una Barcelona en llamas. Los editores se ufanaban de la dotación del premio, superior al Nobel de Literatura, y de los buenos resultados del sector en el último año, a pesar de los nubarrones que se atisban en un contexto de crisis e inflación, con un 5% de aumento en el precio del libro. A la cita no faltaron la vicepresidenta Yolanda Díaz, el titular de Cultura, Miquel Iceta, sus colegas Pilar Alegría, Joan Subirats y Alberto Garzón o la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora