Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Historia y Patrimonio

Gaudí, la construcción de un genio

Denostado por sus coetáneos, el legado del genial creador de La Sagrada Familia o el Parque Güell se reivindica en una exposición

Ampliar Vista de una de las muestras de la exposición de Gaudí que acogerá la capital en el espacio CentroCentro del Palacio de Cibeles desde este viernes y hasta el próximo 5 de febrero de 2023, en honor al arquitecto catalán Antonio Gaudí
Vista de una de las muestras de la exposición de Gaudí que acogerá la capital en el espacio CentroCentro del Palacio de Cibeles desde este viernes y hasta el próximo 5 de febrero de 2023, en honor al arquitecto catalán Antonio GaudíEFE
Publicado el 14/10/2022 a las 17:34
Hoy nadie duda de la genialidad de Antoni Gaudí. Pero el arquitecto que desterró la línea recta de sus edificaciones fue denostado con saña por sus coetáneos, que abominaban de su osadía y del modernismo. Josep Pla llegó a decir que La Pedrera era una "cantera troglodita" y "un garaje para dirigibles", y tildó de "abominable barraca" al Palau de la Música, joya modernista de Doménec i Motaner. Pero a mediados del siglo XX cambiaron las tornas y se empezó comprender el singular genio del creador de la Sagrada Familia o el Parque Güell.
Y sobre la construcción de ese genio hoy universal versa la exposición 'Gaudí', que hasta el 5 de febrero reúne más de 150 piezas en el espacio cultural Centro Centro del Ayuntamiento de Madrid. Procedentes de las más importantes colecciones del arquitecto catalán, reúne planos, dibujos, maquetas, muebles, elementos arquitectónicos, cerámicas, documentos y fotos de época.
Es un didáctico recorrido desde los orígenes de Gaudí, cuando trabaja para la Cooperativa Obrera Mataronense, hasta que se consagra como el arquitecto de la adinerada burguesía catalana y del clero con La Sagrada Familia. Entre ambos hitos hay maquetas y planos creados a posteriori -trabajaba con maquetas y apenas dibujaba- de las casas Calvet, Batlló, o Milá; los mosaicos hidráulicos originarios de la casa Batlló, la planta general de la Sagrada Familia datada en 1885, o las fotos del Parque Güell realizadas por Adolf Mas, ademas sus sinuosas sillas, bancos, mesas, puertas, chimeneas, picaportes o colgadores.
La exposición ha sido concebida por Charo Sanjuan, gran experta y conocedora de la obra de Gaudí y de su legado. La comisaria ha planteado el recorrido en siete etapas, desde los proyectos iniciales como el Colegio de las Teresianas, la casa Vicens o la Casa Botines, en León -uno de sus únicos tres proyectos fuera de Cataluña- hasta la Sagrada Familia, que casi un siglo después de la muerte de Gaudí sigue en construcción.
Vista de la reinterpretación de una
Vista de la reinterpretación de una "Maqueta polifunicular" de la exposición de GaudíEFE
DIDÁCTICA
Sanjuan quiere "acercar la obra de Gaudí al gran público, pero no desde el punto de vista turístico y religioso", y sí "mostrando de manera clara y didáctica su trayectoria de sus primeros a sus últimos trabajos". "La fama no supone el conocimiento de la obra, y con la utilización comercial y religiosa del genio de Gaudí ha dado una visión estereotipada", lamenta la comisaria, empeñada en explicar "su forma de trabajo como arquitecto y como diseñador".
"Tras esa superficie hay un maestro de las estructuras que crea formas nuevas desde la tradición" No en vano, el propio Gaudí afirmaba que "la verdadera forma nace de la estructura".
"La importancia de la comprensión de su trabajo es lo que subyace en esta exposición cuyo espíritu es didáctico", dice la comisaria. Admite Sanjuan que "la originalidad de las formas, la ornamentación, el cromatismo, la riqueza de los símbolos y sus inspiración en la naturaleza, son elementos que fascinan a primera vista". Pero advierte que "una mirada más atenta permite descubrir aspectos del trabajo de Gaudí como la racionalidad de su sistema constructivo", y que "su arquitectura es un producto de inventiva, de soluciones constructivas e innovación, fruto de su propio genio personal, pero también del estudio de un trabajo minucioso e ingente al que dedicó toda su vida".
PATRIMONIO MUNDIAL
Antoni Gaudí (Reus, 1852 - Barcelona 1926) está considerado hoy un maestro universal del arte y la arquitectura. Siete de sus edificios han sido declarados Patrimonio Mundial por la UNESCO: el Parque Güell, el Palau Güell, la Casa Milá, -llamada La Pedrera- desde 1984; la Casa Batlló, la cripta de la Colonia Güell, la Casa Vicens y la fachada de la Natividad de la Sagrada Familia desde 2005.
Sus obras atraen a legiones de visitantes de todo el mundo, en especial japoneses, pero fue despreciada en su tiempo. "Se empieza a valorar a Gaudí con una gran exposición que se celebra en 1952 en Nueva York y se avala entonces el modernismo que antes se atacó con violencia", destaca la comisaria.
Formado según los cánones de la época en la Escuela Provincial de Arquitectura de Barcelona, "Gaudí surge de ese período de efervescencia creativa en el movimiento catalán y desarrolla una arquitectura nueva y diferente recorriendo su propio camino de creador individual". "No es una seta que nace aislada en el bosque" dice la comisaria poniendo en valor todo el movimiento modernista del que formó parte. Relaciona así a Gaudí con la pujante cultura catalana de su tiempo y destaca que fue "un conocedor de las corrientes renovadoras del arte europeo de la segunda mitad del XIX y principios del XX."
CentroCentro acoge la exposición 'Guadí' desde este viernes hasta el 5 de febrero de 2023
CentroCentro acoge la exposición 'Guadí' desde este viernes hasta el 5 de febrero de 2023EFE

Sentir la divinidad

"El templo debe inspirar el sentimiento de la divinidad con sus infinitas cualidades y atributos", dijo el devoto creador de La Sagrada Familia. La construcción del hoy icónico templo fue un encargo de la Asociación Espiritual de Devotos de San José, fundada por Josep Maria Bocabella, que impulsó el proyecto de un templo expiatorio para difundir los valores de la familia cristiana en un período de grandes transformaciones económicas y enfrentamientos sociales, en la Barcelona incendiada conocida como 'la Ciudad de las Bombas' y la 'Rosa del Fuego'.
Las obras comenzaron en 1882, siguiendo el proyecto de Francisco de Paula del Villar. Un año después Gaudí era nombrado arquitecto del proyecto en cuya construcción trabajó hasta su muerte, convirtiendo la modesta iglesia inicial en un proyecto de una magnificencia extraordinaria. Solo pudo construir parcialmente y la utilización de maquetas se convirtió en el método más empleado para ir avanzando.
En el recinto de las obras estaba el obrador, que albergaba el estudio del arquitecto, el taller fotográfico para los grupos escultóricos y el almacén para los modelos en yeso de las esculturas y las maquetas de la nave del templo. En julio de 1936 un incendio destruyó este espacio y se perdieron los planos, los dibujos, las fotografías originales y una parte de las maquetas a escala.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora