Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Música

Estopa lanza un ‘no a la guerra’ en el Arena

El dúo esgrimió un mensaje pacifista en un concierto al que acudieron cerca de 10.000 personas que corearon y bailaron sus canciones

Ampliar Rumba en el concierto de Estopa en el Navarra Arena
Estopa, en el Navarra ArenaEDUARDO BUXENS
Actualizado el 09/10/2022 a las 11:59
El Navarra Arena presentaba un lleno de libro en la vuelta a los escenarios de esa gira que quedó semi truncada y que hacía honor al último disco de los Estopa, bien llamado Fuego. Con 12 minutos de retraso respecto a las 21.30, hora oficial de inicio, los Muñoz salían al escenario precedidos por un vídeo de estética urbana que les presentó tanto a ellos como al resto de la banda acompañante.
Y ¡cómo no! comenzaron con 'Tu calorro' para que las gargantas del respetable se unieran en un coro formidable. Rumba rumbera para trazar ese “Fui a la orilla del río. Y vi que estabas muy sola. Vi que te habías dormido. Vi que crecían amapolas...” para llevar el compás con palmitas...
“Estamos aquí cerrando la gira en el casi mismo sitio donde la empezamos”, espetaron los Muñoz después de obtener el mismo rotundo éxito con Vino tinto... “De verdad que os damos las gracias por estar aquí después de lo que todos hemos vivido”... Y fue a continuación que le dieron al Fuego.
Lucían los Muñoz su habitual uniforme en los directos con zapatillas blancas, vaqueros de pitillo y camisetas de manga corta, blanca David y negra Jose... luciendo su palmito en un escenario flanqueado por dos grandes pantallas de vídeo con imágenes de realización multicámara del concierto. Otra trasera cubría todo el fondo de escenario alternando también imágenes del concierto con otras simbólicas o reales en las que no podían faltar las de esos coches circulando a toda velocidad o paisajes urbanos. A la derecha del escenario, tres hileras de focos móviles haciendo diabluras y, a la izquierda, 12 puntuales fijos además de diferentes baterías de luces cegadoras en diferentes colores y dispuestas alrededor de todo el escenario. Un buen arsenal para ir dando ambientes intensos a cada canción, como fueron 'Tragicomedia', 'Vacaciones' o 'Camiseta de rock and roll' que dedicaron a Fito.
'Partiendo la pana' comenzó a los sones de un piano con sabor a whisky y night club... y tuvo como en todos sus “grandes éxitos” un coro/clamor unánime... “Queremos decir no a la guerra de Ucrania. Y sí a la paz”, lanzaron como misiva introduciendo 'El último renglón'.
Después de una tremenda 'La raja de tu falda' que puso patas arriba el Navarra Arena, empalmaron con 'Penas con rumba' que se remató con dos tremendos solos de batería y percusión. La tensión emocional ardía, puro fuego... que siguió durante todo el concierto.
'El del medio de los chichos' mantuvo la tensión de rumba, palmas y coros rotundos del respetable. Hora fue de bajar la tensión emocional y así dedicaron la siguiente 'Te vi te vi' a la memoria de su abuela Juliana "que tanto nos cuido, bastante más que ponernos ricos colacaos".
A continuación lidiaron con 'Ya no me acuerdo' pero lo hizo solo Jose porque David salió del escenario para dejarle el honor de la voz principal a su hermano.
'Yo no estoy loco' tuvo hechuras de puro rock urbano para dar descanso a las rumbas. Los Muñoz contaron para ello con los guitarristas y el bajista que se colocaron junto a ellos en primera línea de escenario. Imágenes de cómic manga de los dos hermanos Muñoz protagonizaron el acompañamiento visual a cierre de escenario.
Y aprovecharon para dar de nuevo las gracias "y que vamos a hacer ahora cuando acabe la gira. En fin, aprovecharemos el tiempo, no estaremos ociosos". Fue el comienzo de un sembrado discurso en favor de la clase trabajadora "de todos esos que se tienen que levantar a las cinco o las seis de la mañana"... una larga dedicatoria que precedió a 'Pastillas de freno' que puso literalmente a bailar a todo el Arena.
Cómo no, no podían faltar 'Me falta el aliento' en este concierto de grandes éxitos estoperos. De nuevo rock con los guitarristas a primera línea de escenario.
'Fuente de energía' y 'Paseo' que removió de nuevo al coro popular cerraron la parte oficial antes de los Bises. Eran las 23.15.
MOMENTO ACÚSTICO
Volvieron al escenario, solos los Muñoz, para tocar en formato acústico con dos guitarras. " Aquí si la cagamos no sabes cómo se nota... Vamos a tocar las canciones tal y como vienen al mundo. Y esta primera la hemos rescatado de nuestra primera maqueta, cuando aún no éramos Estopa, solo David y Jose".
Así comenzó esta parte en acústico con 'Escucha princesa'. "Vaya, la hemos clavao y ahora que vengan nuestros compañeros y amigos"... Así todos ocuparon el escenario tocando instrumentos acústicos y dando calor y color musical a 'Rumba triste'.
Un tremendo duelo de cajones flamencos protagonizado por Luis Dulzaides y Angy Bao precedió a 'Demonios'... Se atisbaba la recta final, pero estaban con ganas de fiesta y se pusieron a recordar a sus referentes. Así que hablaron de Torrebruno y cantaron el "Hola don Pepito, hola don José"... Y después llegaron Mi primera cana' dedicada a Joaquin Sabina y 'Ojitos rojos'...
La vuelta al formato eléctrico como colofon final llegó en un cambio espectacular ya que la canción que había comenzado solo con los dos hermanos Muñoz terminó con todos pisando el acelerador. Y asi llegaron 'Cacho a cacho' en formato que mezclaba la rumba con el rock pesado y 'Como Camarón'' con el que volvieron a dar las gracias a Pamplona, enumerando buena parte de los lugares donde habian actuado aquí, "por tantos años en los que nos estáis acompañando". Un gran recital que deja a los Muñoz con excelente salud musical para enfilar sus nuevos proyectos.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora