Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Museo de Navarra

El viaje de Ramón y Cajal a Berlín para sorprender a sabios

Arte y Ciencia se dan la mano en el Museo de Navarra y el Planetario para conmemorar el 170º aniversario del nacimiento deCajal inaugurando dos espacios con objetos, dibujos y fotografías que permanecerán hasta el miércoles 28

Ampliar Cartel con la imagen en la que Cajal posa en su laboratorio de Valencia durante su estancia en la ciudad
Cartel con la imagen en la que Cajal posa en su laboratorio de Valencia durante su estancia en la ciudadJesus Caso
Publicado el 15/09/2022 a las 06:00
Santiago Ramón, como le conocía su entorno en 1889, viajó con un billete de tercera en un tren a Berlín. Santiago Ramón y Cajal, un navarro de Petilla de Aragón, chapurreando francés y sin tener ni idea de alemán, atrajo la atención de los virtuosos científicos europeos. Pero todo comienza un año antes con el descubrimiento del funcionamiento del sistema nervioso. Eso lo tenían que saber los demás. El obstáculo estaba en que en España era complicado difundir estos temas. Las revistas científicas prácticamente no se leían y la ciencia europea hablaba en alemán. Pero él se empeñó. A Ramón le llegó que la capital alemana preparaba un congreso científico que no se le podía escapar. Era su última oportunidad para darse a conocer. Sin dinero para viajar, solicitó a la Universidad Central de Madrid la financiación. El no ya lo tenía y con el no se quedó. “¿Qué vas a hacer tú con esos sabios?”, le dijeron desde la universidad dándole la negativa.
“Tuvo que sacar dinero de debajo de las piedras”, explicaba ayer Juan Andrés de Carlos, director científico del Legado Cajal, en una conferencia en el Planetario para presentar la exposición 'La mirada de Cajal'. Arte y ciencia, pasión y voluntad. Reunió el dinero, organizó sus instrumentos y viajó decidido a demostrar. “Preparó su puesto y no le hizo caso nadie”, decía Andrés de Carlos. Pero pensó, ¿qué podía hacer para que le hicieran caso? Santiago Ramón dejó vacío el stand por unos momentos y fue en busca del científico más influyente del recinto. Ese era Rudolph Albert von Kölliker, anatomista, embriólogo, fisiólogo... Muchos de los presentes se rendían ante él. El navarro, tirando de un pobre francés, comenzó a explicarle a Kölliker su trabajo. El suizo, sorprendido por lo que explicaba, le preguntó el nombre al español. “Santiago Ramón y Cajal”, respondió. “Oh, Cajal”, dijo el sabio. Y desde entonces, Santiago Ramón y Cajal. Vaya, desde ese momento la inclusión del apellido, el Premio Moscú gracias al cual el Ejecutivo español se dio cuenta de que era necesario apoyar económicamente al navarro, el Nobel de Medicina y Fisiología compartido con Golgi y un instituto en su nombre, entre otras.
Una de las nueve cámaras fotográficas que se conservan del médico.
Una de las nueve cámaras fotográficas que se conservan del médicoJESÚS CASO
LETRAS Y CIENCIAS JUNTAS
El 170 aniversario del nacimiento del médico ha hecho que el Planetario y el Museo de Navarra se conviertan desde ayer hasta el próximo 28 de septiembre en el espacio de homenaje de una figura tan local como universal. “Me atrevo a decir que sin dibujos como los de Santiago Ramón y Cajal, los primeros artistas abstractos quizá hubieran pintado de otra manera”, reconoció Mercedes Jover, directora del Museo de Navarra, durante la presentación de la exposición comisariada por Juanjo Rubio. La muestra, que puede visitarse de manera gratuita, la conforman piezas cedidas por el Instituto Cajal. Entre ellas hay microscopios ópticos monoculares utilizados por el científico, una de sus cámaras fotográficas estereoscópicas o un telescopio, que pueden verse en el Planetario. La parte de fotografías y dibujos científicos de “gran calidad artística” pueden verse en el Museo de Navarra.
Microscopio óptico monocular de tres objetivos fabricado en Viena
Microscopio óptico monocular de tres objetivos fabricado en VienaJesus Caso
“La figura de Santiago Ramón y Cajal representa un claro ejemplo de vocación y talento científico”, declaró Juan Cruz Cigudosa, consejero de Universidad, Innovación y Transformación Digital, durante su intervención. Además, Cigudosa aseguró que el Ejecutivo foral trabaja teniendo en cuenta esos valores que contribuyen a “avanzar hacia una ciencia mucho más cercana y accesible”. Junto a Jover y Cigudosa también estuvo Ramón Urdiáin, gerente de NICDO que quiso transmitir el deseo de que esta exposición supere “por mucho” las tres exposiciones visitadas por más de 7.300 escolares hasta el pasado mes de agosto.
Además de la muestra en honor al médico de Petilla de Aragón, a cuya presentación asistió el alcalde Florentino Aguas, el Planetario instaló ayer veintidós paneles para conmemorar el Año Internacional del Vidrio. “Queremos recordar que el vidrio es una herramienta fundamental para construir un mundo más justo”, indicó Alicia Durán, doctora en Física y Profesora de Investigación del CSIC y editora del libro La Edad del Vidrio. 

FECHAS CLAVE DE LA VIDA DE RAMÓN Y CAJAL

1852. Santiago Ramón y Cajal nace en Petilla de Aragón el día 1 de mayo. Entre 1862 y 1869 estudiará en Jaca.
1869. Se matricula en Medicina en la Universidad de Zaragoza y en 1873 viaja a Cuba para ejercer de médico militar.
1879. Se doctora en la U. Central de Madrid y ocupa entre 1882 y 1892 la cátedra de Anatomía Descriptiva en Valencia.
1888. Descubre cómo funciona el sistema nervioso. Un año después viaja a Berlín para mostrar su estudio y triunfa
1900. Gana el premio Moscú y llegan ayudas. En 1901, el Gobierno crea el Lab. de Investigaciones Biológicas.
1934. Año de su muerte. Antes, en 1906 recibió el Nobel de Medicina. En 1922 se creó el Instituto Cajal.

Cinco sesiones divulgativas organizadas por el Museo de Ciencias de la UN

​El Museo de Ciencias de la UN organiza un ciclo de conferencias “muy divulgativas” para el público general sobre la figura de Ramón y Cajal. Serán en octubre. La primera charla, Ramón y Cajal: el científico y su época, tendrá lugar el 4 de octubre a las 19.00 horas en Civivox Iturrama. La segunda, a la que ya se habrá podido asistir el 21 de septiembre dentro del marco de la exposición, será en el Planetario el 13 de octubre a las 19.00. La tercera sesión, El cerebro y sus enfermedades: investigación en neurociencias, será el 18 de octubre a la misma hora en Civivox Iturrama. La cuarta, Mente y cerebro, también en Iturrama. La última cita será el día 26 con un documental.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE