Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Flamenco on Fire

Noche flamenca en el Palacio

Interpretó siete temas, la mayoría de su último disco, ‘Herencia’, ante un público que siguió la actuación en los jardines y tras la verja del Palacio

Actualizado el 25/08/2022 a las 09:59
El Palacio de Navarra se estrenó anoche como escenario del Festival Flamenco On Fire con un concierto donde brilló la guitarra flamenca. El sevillano Rafael Riqueni, nacido en el barrio de Triana y considerado uno de los actuales maestros de la guitarra, ofreció un recital de 35 minutos ante las 300 personas que accedieron a los jardines del Palacio.
Tres cuartos de hora antes del inicio del concierto, varias personas se congregaban junto a la verja del Palacio, mientras decenas de personas hacían cola en los porches que dan a la Plaza del Castillo. A las diez de la noche comenzó a entrar el público, que se distribuyó de pie en torno al estanque para contemplar la fachada iluminada del Palacio de Navarra mientras sonaban populares temas flamencos como Noches de bohemia o Como el agua. La noche era cálida (27 grados) y el abanico se convirtió en un accesorio tan valioso como el teléfono móvil.
Rafael Riqueni actuó desde el balcón central de la fachada del Antiguo Archivo General. El guitarrista sevillano salió puntual a las 22.30 horas y saludó al público con la mano. Sin mediar palabra, abrió el concierto con Triste luna -tema de su último disco, Herencia (2020)-, en el que rinde homenaje a grandes maestros de la guitarra flamenca, como Manolo Sanlúcar, Pepe Habichuela, Serranito, Tomatito, Joaquín Amador o Paco de Lucía, entre otros. En concreto, Triste luna está dedicada a quien fue su gran amigo Enrique Morente.
Después de rescatar Al niño Miguel, -una pieza de su primer disco, Juego de niños (1986)-, Riqueni volvió a Herencia con la Farruca Bachiana, inspirada en la música de Bach y dedicada al guitarrista Mario Maya. El público siguió la actuación atentamente, aplaudiendo después de cada tema. También se escuchó algún “Ole” y “Bravo Rafael”.
El Palacio de Navarra se estrenó este miércoles por la noche como escenario del Festival Flamenco On Fire con un concierto donde brilló la guitarra flamenca del sevillano Rafael RiqueniDavid García
Continuó con El estanque de los lotos, de su disco El parque de María Luisa (2017), donde evoca sus recuerdos del emblemático edén sevillano. En el tramo final del concierto, pocos minutos antes de las once de la noche, comenzaron a caer las primeras gotas de lluvia, sin que ello disuadiera al público. Riqueni interpretó Cogiendo rosas y para su último tema regresó de nuevo a Herencia con Pureza, tema dedicado a Joaquín Amador. El concierto terminó a las 23.05 horas con un gran aplauso por parte del público y en un momento en que la lluvia se hacía más persistente. Al otro lado de la verja del Palacio, numerosas personas siguieron el concierto desde la calle. Parte de ese público encontró asiento junto al acceso al parking de la Plaza del Castillo. Tras el concierto, Riqueni estuvo saludando a bastantes personas, entre ellas la presidenta del Gobierno de Navarra, María Chivite.
Esta tarde, a las 19.45 horas, el guitarrista sevillano ofrecerá un segundo concierto en el balcón del Palacio de Ezpeleta. Riqueni interpretará prácticamente al completo su disco Herencia, así como temas de algunos de sus anteriores trabajos.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE