Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Arte

El mundo físico y el virtual interactúan en el Polvorín de la Ciudadela con la propuesta de Naroa Armendariz

La versión digital de ‘Tinta china y Metaverso: 2500a.c.-2500d.c.’, que se va modificando, es accesible desde cualquier dispositivo conectado a Internet

Ampliar Propuesta de Naroa Armendáriz
La artista Naroa Armendáriz, con una obra de tinta china al fondo, explica al público como adentrarse en la exposición virtual en el metaversojesús garzaron
Actualizado el 27/07/2022 a las 19:45
Dejar caer una gota de tinta, verla fluir y expandirse por un lienzo es un ejercicio que sorprendió y cautivó a Naroa Armendáriz, artista que comenzó hace diez años a explorar en dicha técnica y que ahora presenta una exposición en la que la tinta y las formas son protagonistas. Un protagonismo que comparte con su apuesta decidida por la innovación ya que "Tinta china y Metaverso: 2500a.c-2500d.c" es la primera exposición artística que se muestra al mismo tiempo en una sala física y en el metaverso.
El Polvorín de la Ciudadela se convierte en el espacio real donde la artista presenta una serie de obras realizadas en tinta china, junto a otros materiales que muestran su proceso de exploración de dicha técnica. De forma paralela, las obras de Naroa Armendáriz forman parte de una exposición digital que se va modificando y a la que se puede acceder desde el propio Polvorín a través de unas gafas de realidad virtual que estarán disponibles en la sala. Sin acudir a la Ciudadela, quien quiera adentrarse en el metaverso, lo podrá hacer desde cualquier dispositivo con conexión a Internet, a través del enlace que se encuentra en www.naroa-armendariz.com, en el apartado Metaverso y NFT.
AÑOS DE EXPLORACIÓN
La exposición es un reflejo de la manera de entender el arte de Naroa Armendáriz, una artista que apuesta por la “cultura expansiva” y que apuesta por una disciplina en constante evolución. “Desde hace años siento la necesidad de ampliar, de experimentar. La tecnología es el nuevo mundo que se nos abre a los artistas en la exploración plástica”. Por ejemplo, generar espacios virtuales paralelos a nuestra realidad en los que se pueden dar cosas diferentes”.
Licenciada en Bellas Artes por la Universidad del País Vasco, reconoce que el metaverso le da la posibilidad de construir “una sala gemela” a la del Polvorín, una circunstancia que considera importante, no solo por su evolución artística, sino por atraer al público joven. “Se han ido alejando de las salas, ya es hora de que la gente joven se acerque a las exposiciones. Generar espacios virtuales paralelos a nuestra realidad en los que se puedan dar otras cosas es muy interesante. Por ejemplo, la exposición virtual irá evolucionando y mostrará algunas variaciones sobre los cuadros colgados en la realidad”.
La experimentación le llevó a un proceso creativo con tinta china que comenzó hace diez años y que, por el momento, no piensa abandonar. “Me sentí atrapada por su riqueza técnica y su estética. Trabajar con tinta china es precioso, no solo por los resultados que proporciona, sino por lo relajante que me resulta . Ver como cae y se expande me parece hipnótico, me enamoró. Tengo 10.000 pruebas de solo tirar una gota y ver lo que produce”.
Dos obras de gran formato realizadas en tinta china, en el Polvorín, piezas que también se pueden ver en la exposición virtual.
Dos obras de gran formato realizadas en tinta china, en el Polvorín, piezas que también se pueden ver en la exposición virtual.jesús garzaron
Las obras que lucen en la sala destacan por su uniformidad cromática, ya que juegan con los negros, grises y blancos, unas tonalidades características de la tinta china. Sin embargo, la exposición cuenta con una sorpresa que tiene que ver con el color y que se materializa en un óleo de gran formato, de un llamativo color rosa, que preside el espacio expositivo. “Es una sorpresa para los visitantes, algo que no esperan si hablamos de tinta china, pero romper esta monocromía me lo pedía la sala”.
SUS MONIGOTES
Junto a las obras de distintos formatos, la exposición presenta también una selección de piezas que conforman su laboratorio experimental, así como una instalación de vídeo en la que se muestra su trabajo con tinta china. Pero Naroa Armendáriz presenta un nuevo proyecto que tiene que ver con lo que denomina “monigotes”. Se trata, en realidad, de unas animaciones digitales que la creadora realiza a partir de sus propias fotografías, a los que se puede acceder a través de los códigos QR instalados junto a cada lienzo.
La artista considera que el uso de “sus monigotes” permite que la obra se perciba como un espacio 3D en el que poder moverse. “Para mí los cuadros abstractos siempre han tenido un carácter tridimensional en el que poder sumergirme”, explica la artista, quien reconoce la dificultad que entraña la pintura abstracta para el público. “Cuesta mucho, pero con lo s monigotes, el público puede acercarse a esa tridimensionalidad . Transmiten espacialidad y aportan cercanía y ligereza a unas obras que son serias y profundas. Llevo toda mi vida haciendo estos monigotes, pero me los guardaba para mí. Ahora es el momento de presentarlos porque, en realidad, son una expresión de mi misma”.
OTRAS EXPOSICIONES
Tras las fiestas de San Fermín, el recinto expositivo de la Ciudadela recupera la normalidad. Desde ayer vuelve a estar disponible, en la primera planta de la Sala de Armas, la exposición "Actuales del siglo XX. Un recorrido por las vanguardias artísticas del último siglo". La muestra, que se basa en la Colección Museo Vivanco de Briones, cuenta con 56 obras de más de 30 artistas nacionales e internaciones, y a ella se le ha sumado una aportación de 16 obras gráficas del Legado Pi-Fernandino del Ayuntamiento de Pamplona.
A las piezas de Pablo Picasso, Joan Miró, Eduardo Chillida, Paul Klee, Giorgio de Chirico, Andy Warhol, Henry Moore o Miquel Barceló, se suman otras de Antonio Saura, Eduardo Arroyo, Roy Lichtenstein, Menchu Gal o Yozo Hamaguchi, entre otros. La muestra, que combina la pintura, el grabado y obras de vajilla, es la suma de varias colecciones: la Colección Museo Vivanco de la Cultura del Vino de Briones (La Rioja), la Colección Premio Internacional de Grabado y Vino ‘Pedro Vivanco’, otras colecciones privadas y parte del Legado Pi-Fernandino.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE