Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Arqueología

Una exposición rescata la vida en los castillos medievales de Navarra

El Archivo de Navarra reúne más de un centenar de piezas y 25 documentos en la muestra ‘Guardianes de piedra’

Ampliar Exposición
En primer plano, una de las maquetas de la exposiciónEduardo Buxens
Actualizado el 24/06/2022 a las 21:15
Una gran maqueta del Castillo Mayor de Estella da la bienvenida a la exposición 'Guardianes de piedra. Pasado y presente de los castillos de Navarra'. La muestra, que se enmarca en las Jornadas Europeas de Arqueología, coincide con el quinto centenario de sucesos históricos como las sucesivas tomas y recuperaciones de las fortalezas de Pamplona y Amaiur en 1521 y 1522.
La exposición, que se podrá visitar en la cripta protogótica del Archivo General de Navarra hasta el 2 de octubre, reúne 25 documentos y más de un centenar de piezas, “la mayor parte de ellas desconocidas para el gran público y nunca expuestas hasta la fecha”, destacó la consejera de Cultura, Rebeca Esnaola. Se trata de la primera muestra que el Gobierno de Navarra dedica a esta temática.
Mediante testimonios documentales y arqueológicos, se detalla el modo de vida en las fortificaciones de los siglos XIV y XV. “Esta exposición no se detiene en ningún acontecimiento histórico concreto. Hemos preferido dar la voz a los castillos de Navarra, a quienes los construyeron, a quienes los habitaron y a quienes los defendieron”, señaló ayer Félix Segura, director del Archivo General de Navarra.
Guardianes de piedra ha sido comisariada por el historiador Juan José Martinena junto a Jesús Sesma y Jesús García, ambos arqueólogos del Gobierno de Navarra, quienes ayer ofrecieron una visita guiada por la exposición.
Martinena señaló que la “edad de oro” de los castillos medievales se sitúa en los siglos XIII y XIV. En esa época, Navarra contaba con unos 90 castillos. “La relativa pobreza que tenemos de restos materiales en Navarra se ve ampliamente compensada por la riqueza en datos documentales”, comentó el historiador pamplonés. “Sorprende que hasta el último clavo que se puso en uno de estos castillos está justificado en los documentos”.
El rey nombraba en cada castillo a un alcaide, caballero o hidalgo. Según el Fuero, tenían el deber de defender la fortaleza hasta la muerte. “La Corona pagaba su salario a los alcaides (retenencia) y también pagaba todas las reparaciones”, detalló Martinena. “Los alcaides cobraban en dos fechas: la candelaria (el 2 de febrero) y en la Virgen de agosto”.
VALIOSOS DOCUMENTOS Y PIEZAS
Entre el centenar de piezas que se exhiben, destacan objetos como una ménsula con forma de cabeza humana procedente del castillo de Tiebas, un azulejo de la fuente del jardín del castillo de Olite con las divisas de Carlos III el Noble, una tinaja del Desolado de Rada o un cubo de madera procedente del aljibe del castillo de Amaiur. “Es una pieza muy particular, que nunca había estado expuesta”, comentó el arqueólogo Jesús García sobre el azulejo de la fuente del castillo de Olite, que se expone junto a una recreación del lugar en el que estuvo ubicada, concretamente el claustro del palacio.
Otra de las “piezas únicas” de la exposición es el cubo de madera del aljibe del castillo de Amaiur. “Este es uno de los pocos yacimientos arqueológicos que ha dado algunos materiales de madera”, comentó Jesús García. “En estos lugares hay muchos elementos de la vida cotidiana que estaban realizados en unos materiales (madera o cuero) que por desgracia no nos han llegado”. El cubo de Amaiur es una de las escasas excepciones.
Un cráneo con perforaciones por proyectil de ballesta
Un cráneo con perforaciones por proyectil de ballestaEduardo Buxens
También se exhibe una muestra de la vajilla que se utilizaba. “El recinto amurallado de Rada es el que nos ha ofrecido la muestra más completa de vajilla de los siglos XIV y XV”, apuntó Jesús García.
La primera parte de la exposición está dedicada a Los castillos medievales de Navarra. A través de cuatro bloques de vitrinas pareadas se repasan aspectos diferentes de los castillos navarros en la Edad Media, como su origen y evolución, sus moradores y su vida cotidiana, con capítulos dedicados a los ‘tenentes’ y ‘alcaides’, a las actividades económicas realizadas en su interior y a las reparaciones de las que fueron objeto.
Guardianes de piedra también se detiene en la función defensiva de estas construcciones, que se conoce a través de las estructuras conservadas, el armamento y equipamiento militar y las guarniciones militares que las protegían. No se olvidan otras funciones de los castillos como centros de refugio de personas y bienes en épocas de guerra, como prisión de malhechores y en tiempos de paz también como sedes de archivo o lugares de reunión de Cortes. El castillo de Estella llegó a alojar en su sala mayor las Cortes de Navarra en varias ocasiones.
YACIMIENTOS ARQUEOLÓGICOS
Después de la situación de destrucción, abandono y reutilización de la que fueron objeto los castillos navarros entre finales del siglo XV y comienzos del siglo XVI, Guardianes de piedra ofrece una segunda parte que da a conocer los trabajos arqueológicos que se han realizado sobre ellos.
“El primer yacimiento arqueológico que se excavó en Navarra fue el castillo de Tiebas, en 1846”, recordó el arqueólogo Jesús Sesma. Estos trabajos hunden sus raíces en el siglo XIX, si bien han sido en las últimas décadas y especialmente en los años más recientes cuando han experimentado un mayor crecimiento.
“Muchos de los lugares donde nos encontramos estos castillos de época medieval han estado ocupados prácticamente desde la Prehistoria y se han seguido reutilizando después del siglo XVI, por ejemplo en las guerras carlistas del XIX”, comentó el arqueólogo Jesús García.
“No solamente están los castillos cristianos, también hay fortalezas anteriores que son musulmanas”, precisó García. Por ejemplo, destacó los “materiales islámicos” hallados en el Cerro de Santa Bárbara de Tudela. Sobre este último yacimiento, destacó que “tiene la secuencia estratigráfica más importante de Navarra”, que abarca desde la Edad del Hierro hasta la actualidad.
El espectacular avance en el conocimiento arqueológico de los castillos ha permitido tener noticia de 130 fortificaciones. En los últimos tiempos, los trabajos arqueológicos han derivado en investigaciones científicas y en la explotación de las ruinas como reclamo cultural, turístico y didáctico.
En esta segunda parte se pone el foco en el castillo de Marcilla por haber sido núcleo de una gestión integral entre especialistas de disciplinas diversas o en la puesta en valor que han conocido los castillos de Aixita, Irulegi o Amaiur en los últimos años.
Las últimas vitrinas recogen las nuevas perspectivas científicas que ofrece la arqueología para la correcta excavación de estas construcciones, a través de herramientas como la fotogrametría, la restauración, las dataciones por radiocarbono o los estudios de fauna.

Objetos y documentos. Se exhiben más de un centenar de piezas, testimonios excepcionales de la ocupación humana de estos recintos defensivos, como utillaje agrícola y ganadero, mobiliario e indumentaria, adornos, monedas, armamento y proyectiles o utensilios de cocina y vajilla. También se muestran 25 documentos (siglos XII y XIX), entre ellos el Fuero General de Navarra, el pleito homenaje por el castillo de Javier o noticias de justas y torneos celebrados en el castillo de Pamplona.

Horarios y visitas. La exposición puede visitarse en la cripta protogótica del Archivo Real y General de Navarra todos los días de la semana de 10:00 a 14:00 horas y de 17:00 a 20:00 horas, incluidos fines de semana y festivos. Estará abierta todo el verano de manera ininterrumpida hasta el 2 de octubre. Además, se han previsto visitas guiadas gratuitas a la exposición los sábados a las 12:30 horas a las que se podrá acudir bajo reserva en el teléfono 848 42 46 67.

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE