Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Exposición

La pintura anímica de Elba Martínez

El color y las formas se dan la mano en la obra reciente de Elba Martínez, artista pamplonesa residente en San Sebastián que protagoniza una exposición en Apaindu y que se adentra en la pintura tras varios años dedicada a la fotografía

Ampliar lba Martínez, junto a dos de las pinturas que expone en el espacio Apaindu, unas obras llenas de color y formas con las que la artista expresa sus pulsos vitales.
lba Martínez, junto a dos de las pinturas que expone en el espacio Apaindu, unas obras llenas de color y formas con las que la artista expresa sus pulsos vitaleseduardo buxens
Publicado el 31/01/2022 a las 06:00
Durante  trece años, salió todos los días a la calle con la cámara de fotos en la mochila. No le interesaban los paisajes, sino las personas porque Elba Martínez Etxeberría (Pamplona, 1974) realizó una investigación sobre las capas del tejido social que fue recogiendo de forma visual y gráfica. Ese trabajo fotográfico realizado entre 2007 y 2020 culminó en "Me confunde todo pero sobre todo me confunde el mar", un libro editado ese mismo año y cuya publicación marcó un antes y un después en la artista que abandonó la fotografía para adentrarse de nuevo en la pintura. Un cambio que no se debe únicamente a una decisión profesional, sino a una necesidad personal. “Con la pandemia, la energía que tenía en mi día a día para salir a hacer fotos a la gente, la perdí, se fue consumiendo, no tenía ninguna motivación para hacerlo. Lo veo como una etapa acabada, ahora me siento vital cuando pinto”, explica Elba Martínez.
Sus nuevas creaciones centran la exposición del espacio Apaindu, una muestra en la que la creadora pamplonesa, afincada en San Sebastián desde 2007, presenta una serie de pinturas vitalistas, llenas de color y formas, que dialogan con una escultura y distintas instalaciones que combinan telas y textos.
PROCESO INTUITIVO
Las obras expuestas son un reflejo de las vivencias, inquietudes, anhelos e impulsos vitales de Elba Martínez, quien cambió el bullicio de la calle por el silencio de su estudio e inició un proceso de reencuentro consigo misma. “Sentí que necesitaba reciclarme en un sentido profundo porque había un cambio en mi modo de estar en el mundo”. Por esta razón, la artista se sentó frente a un lienzo en blanco y se dejó llevar por el color y los trazos, pero también por los sentimientos y el estado anímico.
Esta vitalidad que necesita en su exploración pictórica se refleja también en la manera de componer cada una de sus obras, ya que comienza a pintar sin ideas preconcebidas ni bocetos previos. Tras manchar el lienzo con un color, la artista continúa su proceso creativo impregnando de más colores y formas el cuadro, pintando de un lado para otro, incluso con el cuadro al revés, todo a través de unos trazos fuertes y gestuales que nacen de la intuición. “Me gusta mucho experimentar con el color y las formas y, sobre todo, me gusta partir de cero. No hay nada previsto ni dibujado, voy sobre la marcha ante el lienzo. Lo que ocurre es que a veces funciona, pero otras no”.
Consciente de los riesgos que asume en su ejercicio pictórico, la artista entiende que no necesita temáticas ni ideas previas para expresar lo que fluye en su interior. Tan solo hace falta una disposición. “Cada obra requiere una parte de mí, esa es la disposición. Hay días que estás dispuesta a crear porque notas una energía especial, pero hay otros que estás más aburrida, preocupada, frustrada, días en los que todo te resbala y así no puedo hacer nada. Cuando fuerzo, no me salen las obras. Tiene que haber una experimentación, sobre todo, una vivencia”.
TELAS Y TEXTOS
Las pinturas en acrílico sobre madera no son las únicas obras de esta artista multidisciplinar que ha pasado por distintas etapas en su tránsito creativo. Desde la pintura y la escultura, hasta vídeos y artes gráficas, siempre en el ámbito del arte contemporáneo. “Llevo muchos años en el mundo del arte, desde que era muy joven. Soy muy inquieta y no puedo hacer siempre lo mismo”, aclara la artista que ahora suma también la escritura de poemas y la creatividad a través de telas y frases, unas instalaciones que también tienen protagonismo en la exposición.
Una de las obras que la creadora navarra realiza a base de trazos, sin bocetos previos
Una de las obras que la creadora navarra realiza a base de trazos, sin bocetos previoseduardo buxens
Distintos textos, entre los que pueden leerse “no soporto la falta de esplendor”, “los límites, los límites, los límites” o “no sueño con delitos”, entre otros, aparecen impresos o serigrafiados en distintas telas estampadas, llenas de color. Unas piezas que ha convertido en instalaciones tras desteñirlas en lejía y mostrarlas colgadas, como si estuvieran tendidas al sol. “Son frases evocadoras, sugerentes. No hago el ejercicio de ponerme a pensar frases como si fuera una tarea diaria, sino que van surgiendo. A veces salen de una conversación a la que estoy atenta, de lo que escucho en la radio o de lo que me dice una persona”.
Si el color es una característica de sus pinturas, lo mismo ocurre con las instalaciones textiles donde predominan, sobre todo, colores intensos y llamativos. “El color siempre está conmigo y me salen colores muy vitales, muy enérgicos. En cuanto a las telas, no me sirve cualquiera, todas están muy bien elegidas para lo que quiero escribir. Soy muy meticulosa en la selección”.
Aferrada a la intuición y a los estados anímicos, la artista hace del arte su vehículo de expresión para abordar cuestiones y estados que afectan a la humanidad, desde la vitalidad hasta la fragilidad. “Lo importante es tener vivencias y, cuando las tengo, ya puedo crear. El artes es una forma de entender el mundo y expreso como lo percibo, con qué me quedo o qué puede generar una transformación. Para el público busco lo mismo que para mí, que me sorprenda, me atrape, que me haga olvidarme un poco de todo y sentir una conexión más íntima”.

Elba Martínez Espacio Apaindu (c/Curia, 6). Pamplona. Hasta el 25 de febrero. Horario: lunes a viernes, 10 a 13.30 h y 17 a 20 h. Sábados, 10 a 14 h. Domingos y festivos, cerrado

volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE