Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Cine

Anya Taylor-Joy, actriz: "Soy una persona muy intensa, no me gusta quedarme a medias"

La protagonista de la serie de éxito 'Gambito de dama' deslumbra ahora en 'Última noche en el Soho', un 'thriller' que llega este viernes a los cines 

Imagen de la actriz Anya Taylor- Joy
Imagen de la actriz Anya Taylor- Joy@anyataylorjoy
  • Colpisa
Publicado el 19/11/2021 a las 06:00
En los últimos dos años Anya Taylor-Joy ha consolidado su carrera y ya es una estrella de Hollywood a pesar de su juventud. La actriz, de 25 años, sorprendió el año pasado estrenando en la plataforma Netflix la serie 'Gambito de Dama' (un arrollador éxito mundial) y la deliciosa versión moderna de 'Emma'. Este mes, para cerrar un noviembre de terror, estrena la película 'Última noche en el Soho', firmada por el siempre brillante Edgar Wrigth. En su nueva cinta, Taylor-Joy es Sandie, una joven que vive en el Londres de los años 60 y busca enamorar a uno de sus ídolos musicales. Sandie es, en realidad, la forma corpórea que toma Eloise (Thomasin McKenzie) cada vez que consigue viajar en el tiempo. Nacida en Miami, Anya Taylor-Joy es la menor de una gran familia compuesta por seis hermanos, que ha vivido a caballo entre Argentina e Inglaterra. 
¿Es cierto que consiguió su primer trabajo de interpretación en la película 'La bruja' por casualidad? 
Sí. Empecé como modelo cuando tenía dieciséis años y como actriz dos años después. Conocí a un actor que me puso en contacto con su agente y así empezó todo. No estaba buscando un papel cuando surgió la posibilidad y 'La bruja' fue una de las primeras audiciones que hice. En el rodaje, era una chica de dieciocho años rodeada de adultos sin saber si realmente quería ser actriz. Sin embargo, la experiencia de ese rodaje fue tan maravillosa que me enseñó lo importante que es disfrutar con el trabajo que haces. Las personas con las que trabajé me cuidaron como si fuera parte de su familia.
¿Se ha coronado como la reina del terror? 
No me considero la reina del terror, aunque me gusta el género. Trabajar con M. Night Shyamalan en dos ocasiones y en 'La bruja' contribuyó a crear esa imagen. Yo trato de no encasillarme, porque lo que más me gusta es ser actriz y cuando no trabajo siento que me falta algo. Edgar Wright es un director brillante que ha creado un thriller psicológico muy original. 
Wright, en un principio, tenía la intención de mostrar a su personaje en silencio durante todo el filme, aunque luego cambió de opinión, ¿le explicó por qué? 
Sí. Me dijo que tenía más sentido dentro de la narración que Sandie pudiera hablar. Para ser honesta, me alegro de que lo cambiara porque soy una persona muy intensa y creo que este papel necesitaba diálogo. 
¿A qué se refiere cuando dice que es muy intensa? 
Que no me gusta quedarme a medias, sentir que no es un papel completo. Vivo cada personaje que interpreto como una lección personal, así estoy aprendiendo a ser actriz. Creo que ha llegado el momento de aprender a relajarme. 
'Gambito de Dama' cambió el rumbo de su carrera, ¿sigue pensando en ese papel? 
Me siento muy, muy afortunada de haber trabajado en ese proyecto porque me permitió dar un paso adelante en mi carrera de actriz. Siento que cada día me enamoro más de mi profesión y eso, en definitiva, es lo más importante. No hago mi trabajo para conseguir premios, desde luego los éxitos son maravillosos, pero lo importante es tener firmado un proyecto por el que levantarte cada día. Me siento increíblemente privilegiada de tener la oportunidad de ganarme la vida como actriz entre tantos actores con talento.
En la película, usted hace una fabulosa interpretación del tema 'Downtown', de Petula Clark. ¿Le gusta cantar? 
Siempre he cantado, pero lo hacía para mí, en mi casa, jamás me había presentado en un escenario. Fue aterrador rodar esa escena mirando fijamente a Matt Smith. La cinta está muy bien coreografiada con un importante trabajo de espejos. Hablar con Matt y Edgar me permitió entender mi papel desde otra perspectiva. Ha sido un rodaje complicado, pero muy divertido. 
¿Qué destacaría de Edgar Wright? 
Es único. Los actores estábamos dispuestos a cualquier cosa que nos pidiera. Creo que tanto a Thomasin McKenzie como a mí nos gusta mucho el desafío. Hemos sido capaces de crear personajes que requieren sincronicidad no solo entre nosotros dos, sino también con la cámara y eso fue el mayor reto.
Su participación en la cinta de Wright, ¿jugó un papel importante en la consecución de su personaje Furiosa en la próxima precuela de 'Mad Max: Furia en la carretera', que va a dirigir George Miller? 
No lo sé. Trato de no pensar en esos términos y concentrarme en mi forma de trabajar. Por eso mi enfoque es muy sensato: estoy aquí por la integridad de la narración. Quiero seguir trabajando con directores que están considerados como artistas, nada más.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones