Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Literatura

La serie 'Cuaderno de creación' crece con el ejemplar dedicado al coreógrafo y bailarín Jon Maya

La obra a sido presentada por el MUN y recoge el proceso creativo de la trilogía 'A puerta cerrada'

El coreógrafo y bailarín, Jon Maya, posa en las puertas del MUN con el ejemplar presentado
El coreógrafo y bailarín, Jon Maya, posa en las puertas del MUN con el ejemplar presentadoMANUEL CASTELLS
  • Diario de Navarra
Publicado el 12/11/2021 a las 13:37
El Museo Universidad de Navarra ha presentado este viernes 12 de noviembre el 'Cuaderno de creación' dedicado al coreógrafo y bailarín Jon Maya, director de Kukai Dantza. El libro, que ya está a la venta, recoge el proceso creativo de la trilogía 'A puerta cerrada', una coproducción del Museo y la compañía de danza. La obra, a medio camino entre el cuaderno de bitácora, el archivo y el catálogo, ha sido editada por la filósofa Ibis Albizu, en un trabajo realizado junto al artista. Con este ya son cuatro los volúmenes de la colección 'Cuaderno de creación', impulsada por el Museo y dirigida por José Manuel Garrido, director de Artes Escénicas y Música del Museo hasta 2020 y director de la colección.
Con respecto al libro, José Manuel Garrido afirma que se trata de “una publicación insólita entre las obras de creación coreográfica en España”, y valora que esta colección pone el acento en el compromiso de este Museo con una oferta vinculada a un relato artístico y no a eventos concretos. El interés por la propia creación coreográfica y las líneas maestras del desarrollo del proyecto del Museo Universidad de Navarra se encuentran detrás de una colección como esta”. Del coreógrafo al que se dedica este cuaderno completo, Garrido destaca su conexión con las raíces al afirmar “que no es posible ser moderno sin tener sólidas raíces en lo eterno. La verdadera modernidad incorpora la tradición a los nuevos discursos y a la coréutica.”
En palabras de Jon Maya, “el libro ofrece un gran contexto para entrar a esta trilogía gestada en un momento histórico tan especial. Por una parte, la creación contemporánea a partir de la tradicional de Kukai Dantza y, por otra, cómo se gesta la trilogía en respuesta a la crisis originada por la pandemia”. Así, sus páginas acercan “claves y llaves que permiten llegar al origen del trabajo. Y en esa esencia, compartir, comprender y disfrutar de muchos detalles”.
Por su parte, Albizu explica que el objetivo es “mostrar el universo creativo de Jon Maya, de explicar sus claves de creación. Como la mayor parte de los coreógrafos, no tiene un cuaderno de creación propiamente dicho, sino anotaciones o materiales más o menos dispersos que yo he recopilado y organizado para que un lector pueda seguirlos de una manera ordenada, pero también bella”. “Este Cuaderno de creación no es un libro para expertos -destaca-, sino que quiere recuperar lo mejor del espíritu de los libros infantiles, que no se agotan en una primera lectura. Esos libros a los que puedes y quieres volver”.
En opinión de la editora, “que exista un libro de danza es importante como tal. Que además hable sobre creación de danza es doblemente importante por la escasez de textos con la que yo me he encontrado en mi labor como investigadora”.
TESTIGO DE LA DANZA
Para la editora, este tipo de trabajos contribuyen a romper “un cierto prejuicio que asocia a la danza, al arte del movimiento, con lo efímero, algo que contrasta con el mundo de los libros y las letras, estáticos y duraderos. Sin embargo, creo que colecciones como estas muestran que no es así: la danza y la escritura son dos artes que, a menudo, expresan las mismas cosas de maneras distintas. La danza también se puede leer”.
En este sentido, el coreógrafo apunta que “es un ejercicio complicado plasmar en algo tan concreto como el papel el mundo de las ideas. Pero Ibis ha hecho un trabajo magnífico, ha entendido muy bien nuestro universo, y creo que el libro es un gran testigo de la forma de ser, actuar y trabajar de este equipo”, valora Maya. Con este trabajo, asegura que ha adquirido “más consciencia de algunas acciones que realizo de forma natural. Es interesante mirar a una creación propia, desde los ojos de alguien externo y emocionante escuchar algunas cosas de boca de compañeros y profesionales que tanto respeto. Me ha servido también para valorar nuestro trabajo”.
Albizu reivindica, además, que “los procesos creativos son importantes en sí mismos. Muestran lo que está oculto a la vista y, sin embargo, es esencial para entender lo que vemos en el escenario. Me he dado cuenta de que reconstruir procesos creativos o escribir sobre ellos es una manera excepcional de conocer a los coreógrafos y también de investigar sobre ellos: muestra su forma de trabajo, da cuenta de sus ideas y sus gustos, enseña sus obsesiones... Es una forma de profundizar en ellos y de ampliar su sentido. Además, te permite fijarte en algo más que el resultado. Tendemos a ser demasiado pragmáticos y solemos desechar aquello que no tiene una utilidad práctica concreta. Frente a ello, hay ideas que no son útiles y, sin embargo, son importantes o simplemente bellas”.
Para realizar este trabajo conjunto, mantuvieron horas de conversación sobre el proceso creativo de la trilogía, viendo vídeos, hablando de libros y de las ideas que habían impulsado este proyecto. Su diálogo con Ibis Albizu, afirma Maya, ha sido muy enriquecedor, hasta descubrir casi que “estamos en la misma línea, desde dos perspectivas diferentes. He aprendido mucho de este libro. Yo no solía hacer cuadernos, ahora he empezado a hacerlos y guardo los anteriores”, al considerar que puede servir para retratar desde una perspectiva artística cada tiempo único que nos toca vivir.
En palabras de Albizu, “El libro recoge el punto de vista de Jon, pero las obras son siempre colectivas. Al igual que él, sus compañeros también me dieron todo tipo de materiales (partituras, letras, escaletas de iluminación...) e imágenes (dibujos, fotografías...) Después, ordené todo ese material y me imaginé que tenía que contárselo a un lector que no supiese nada de la obra de manera que pudiese entenderlo, pero también disfrutarlo”.
A puerta cerrada surgió como respuesta del MUN y Kukai Dantza a la pandemia, a través de tres espectáculos: Hoy y mañana son ayer y Situaciones, ambas piezas coreógráfico-audiovisuales que se entrenaron online; y Gauekoak: crónica de un confinamiento, que pudo disfrutarse en el teatro. El libro forma parte de una colección Cuaderno de creación que ya ha publicado los trabajos de Javier Martín, Itsaso A. Cano y Dani Pannullo, que forman parte de la colección Museo Universidad de Navarra bajo el sello de Trama Editorial.
volver arriba

Activar Notificaciones