Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Música

Rozalén emociona al Navarra Arena

Alrededor de cuatro mil personas disfrutaron con la cantante en un concierto más cercano a la normalidad

Concierto de Rozalén en el pabellón Navarra Arena de Pamplona
Concierto de Rozalén en el pabellón Navarra Arena de PamplonaEduardo Buxens
Publicado el 16/10/2021 a las 23:10
Rozalén emocionó ayer a las alrededor de 4.000 personas que siguieron el concierto con el que la cantautora presentó en el Navarra Arena su disco 'El árbol y el bosque' en un concierto que empezaba a las 21.10.
El recital incluía signos de normalidad, como la presencia de barras de bar tanto en la pista como en los accesos a las gradas. En la pista las filas de sillas han sustituido al concepto de mesas separadas con sillas alrededor. Y ya no ha habido distancia física entre las sillas ni sillas que quedan vacías.
Rozalén  saludó en euskera con un "gabon Iruña" en el primer tema de la noche, 'Este tren'. El escenario, precioso con cinco rombos gigantes que lo rodeaban, se encendían y apagaban y, como leit motiv de los cinco, unos ramos de flores.. En el fondo, imágenes animadas con motivos de estaciones de tren.
El sonido del concierto fue bastante bueno, con la voz de la cantante bien ecualizada, limpia y clara... Rozalén, que estaba acompañada, como es habitual, por Beatriz Romero, la intérprete de lengua de signos que traduce todas las canciones.
Ha continuado el concierto con 'Dragón rojo' y de nuevo unas bellas animaciones figurativas simulando lenguas de fuego aparecieron en el escenario. Esas animaciones en colores básicos fueron una constante y se convirtieron en manchas de colores, ahora en verde, en el tema 'Será mejor'.
Rozalén volvió a  saludar a Pamplona. "Estoy muy nerviosa y muy contenta de que las cosas estén ahora así... —aseguró la cantante—. No sé cómo daros las gracias porque me habéis cuidado desde el minuto cero... Estoy encantada de que hayáis llegado este lugar y me he intentado poner un poco sexy para vosotros". "Gracias —continuó—, eskerrik asko, por apostar por la cultura en el año en que más lo necesitamos.  Necesitamos todos un chute de energía, de alegría y de color y ojalá os vayáis todos hoy de aquí con muchas ganas de vivir".
El recital seguía con 'A tu vida' y 'La línea', y la reflexión de que "está claro que nadie se va de su país por gusto y se juega la vida". También recordó al poeta Miguel Hernández ("hay ruiseñores que cantan encima de los fusiles en medio de las batallas... que no olvidemos a nadie") para presentar 'Justo'.
"Hay canciones que cuesta mucho contarlas pero siempre hay que contarlas" , aseguró para presentar 'Aves enjauladas'. El concepto sonoro fusionaba la música de raíz con arreglos y sonidos/efectos muy actuales... Pero la voz de Rozalén se elevaba por encima de todo como un vendaval poderoso y emocionante, sobre un colchón de percusiones, arreglos de cuerda y piano...
"Prefiero vivir el camino de la utopía porque pienso que la vida merece la pena", aseguró mientras aparecían unas espigas de trigo en el fondo de la escena, en referencia a la canción 'Mar en el trigal'. "Cuando un grupo de personas tiene un pensamiento conjunto es que algo va a pasar. Que reviente la belleza", dijo.
Rozalén llevó el concierto a altos niveles emocionales con una versión muy personal de La maza' de Silvio Rodríguez. "Me está viniendo fenomenal cantar hoy... —contaba— gracias por hacerme feliz". 
Después de interpretar 'La loba' comentaba que hasta ahora había sido el concierto para llorar... "Pero ahora va a comenzar la fiesta". Cantó 'Que no, que no' y levantó a toda la gente de sus asientos....  "Que gusto de ver bailar" y ríe risueña...
'Vivir' se convertía en una explosión de alegría en el Navarra Arena y todo el público se ponía en pie. 
Y de esa guisa la lió con un popurrí muy popular mezclando ritmos con sabor fronterizo que inició a ritmo de pasodoble y para encadenar 'Me arrepiento / Tu nombre / 80 veces / Saltan chispas / Vuelves'.
Con un sabor cubano y un tumbao maravilloso interpretaba 'El día que yo me muera'. Y el público lo bailaba desde los asientos... Después llegó el romántico 'Comiéndote a besos'
Rozalén despedía el concierto con un "cuídense también ustedes mismos, y cuiden de ese arbolico que tenemos cada uno porque será la única manera de alimentar y cambiar el bosque", antes de dar comienzo a 'Y busqué', uno de sus grandes éxitos.
Con el público en pie, como durante toda la segunda mitad del concierto y tras una ovación atronadora, Rozalén comenzaba los bises con 'La puerta violeta', seguía con 'Girasoles'  y terminaba ("nos vamos a ir celebrando que estamos llenos de vida") bailando con sus músicos 'El paso del tiempo'.  Eran las 23.07 cuando presentaba a la banda y daba el concierto por terminado con el Navarra Arena rendido con otra ovación cerrada mientras se desvanecía la música.
volver arriba

Activar Notificaciones