Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Arte

‘La luz de la belleza’, de Miguel Coronado, abre el curso en La Puerta Gótica

El pintor madrileño expone una muestra de seis óleos sobre tabla en la sala del Colegio Mayor Belagua de la UN

El pintor Miguel Coronado posa delante de la pintura ‘Piscina’ en La Puerta Gótica, del C.M. Belagua
El pintor Miguel Coronado posa delante de la pintura ‘Piscina’ en La Puerta Gótica, del C.M. Belagua Manuel Castells
Publicado el 11/10/2021 a las 06:00
El artista plástico Miguel Coronado (Madrid, 1972) es el encargado de abrir el curso expositivo en La Puerta Gótica del C. M. Belagua con La luz de la belleza, una muestra de seis óleos sobre tabla que estará abierta al público hasta el próximo 5 de diciembre. Las obras son una selección de sus últimos trabajos y forman parte de un conjunto pictórico de entre 20 y 25 cuadros que expondrá en Madrid el próximo año.
Aunque Coronado utiliza una técnica pictórica basada en la fotografía (“un mal necesario”, porque es un pintor de estudio), considera que “la misión de la pintura no es copiar la realidad sino crear algo nuevo con la misma intensidad que lo real, pero generando emoción en el espectador”. Sus obras “se resisten a la figuración para buscar la expresividad, y parten de lo figurativo para migrar hacia lo abstracto”, algo que puede adivinarse fácilmente si se contemplan con atención sus cuadros.
En Piscina, por ejemplo, el óleo más grande de la muestra y con el que comienza el recorrido expositivo, y también con las obras Niña en el agua I y II, puede verse el “lenguaje informalista” del pintor. “Velázquez es una de mis influencias, como en cualquier artista, y también reconozco entre ellas a Antonio López; pero, en los últimos tiempos, puedo ver más el reflejo de Tàpies o de Sangram Majumdar, un artista indio que migró, como yo, de la figuración a la abstracción”, explica.
En el retrato de Rut, otro de los óleos de la muestra, el pintor abunda en esa “simbiosis entre lo figurativo y lo abstracto”. “Construyo con rigor los rasgos de la cabeza, pero luego voy sintiéndome progresivamente más libre, hasta perder por completo el hilo de la representación”, insiste.
Lo mismo sucede con sus paisajes. En Casas, una panorámica urbana de Alcobendas, el municipio donde reside, Coronado, a diferencia de López, no muestra “ninguna preocupación por el detalle”, y va hacia la búsqueda “de lo más universal, de una idea más profunda”. Y en Árboles, un paisaje natural inspirado en unos jardines de Madrid, al artista le interesa sobre todo “la materia”. “Los grumos de la pintura que engrosan y sacian nuestra sensación visual y los tonos verdes que armonizan entre sí para extraer toda la belleza de la composición, de la materia y de la armonía del color”, señala.
El pintor remarca también que sus temas son “cercanos”, “las cosas que vemos y que nos emocionan: la familia, el entorno, el paisaje”. “En realidad -prosigue-, el tema no es más que un pretexto para construir una imagen pictórica capaz de expresar con la armonía del color, la materia, el dibujo, la pincelada y todos los recursos a tu alcance, porque lo que subyace a cualquier obra es el alma del artista”.
UNA BÚSQUEDA CONSTANTE
Para Coronado, “todos somos artistas en alguna medida y todos podemos hacer cosas positivas para los demás; y también negativas y también neutras”. “En mi tarea pictórica, y a diferencia de otros creadores, me gusta llevar al espectador a un lugar más reconfortante, porque el arte tiene la capacidad de llenar esa carencia que todos tenemos dentro”, dice.
Los artistas nunca sabemos muy bien qué estamos buscando. Vivimos en una pelea constante. En mi caso, rompo algo y lo vuelvo a reconstruir, dándole el tiempo necesario para que exprese lo que deseo. Pero creo que lo que realmente quiero descubrir es a Dios. Estoy convencido que al amor se llega por la belleza y a la belleza se llega por el amor”, se sincera.
Por eso, si hay algo que guía la obra de Coronado es sin duda la búsqueda de la belleza: “Lo importante para todos nosotros es la belleza y una luz que ilumine nuestra existencia, así que estoy totalmente de acuerdo con Dostoyevski y su hermosa frase ‘La belleza salvará al mundo”. “Soy cristiano -confiesa-, y esto no es algo explícito en mis obras. Todavía no he encontrado la forma de abordarlo, de hacerlo de una manera sincera”. Y concluye: “Quien sabe, algún día encontraré el modo”.

La Puerta Gótica La luz de la belleza. L-V, 10-14h y 16-21h y S, 10-14h.

ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones