Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

ENTREVISTA
ZInemaldia

Miquel Iceta: "Tenemos un problema de autoestima cultural"

El ministro de Cultura apoya el premio Donosti a Johnny Depp y cree que "no valoramos el Festival de San Sebastián como otros certámenes porque es nuestro"

El ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, durante la entrega del Premio Nacional de Cinematografía 2021 en San Sebastián
El ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta, durante la entrega del Premio Nacional de Cinematografía 2021 en San SebastiánEUROPA PRESS
  • Alberto Moyano-Colpisa. San Sebastián
Publicado el 21/09/2021 a las 09:44
El ministro de Cultura y Deporte, Miquel Iceta (Barcelona, 1960), ha pasado dos días en el Festival de San Sebastián, en los que ha tenido tiempo para conmoverse con 'Maixabel', entregar el Premio Nacional de Cinematografía a José Sacristán y hacer una escapada al Museo Balenciaga de Getaria. Apenas dos meses después de tomar posesión del cargo, Iceta considera que en "España no damos la misma importancia que Francia a la cultura. Diría incluso que tenemos un problema de autoestima". Y pone como ejemplo al propio Festival: "Es verdad que están Venecia, Cannes, Berlín, pero esto es San Sebastián, que es el carajo de la vela, pero como es nuestro no le damos esa relevancia". -¿Qué pasa últimamente con el Ministerio de Cultura, que cada año viene un ministro diferente? -Pues la verdad es que todas las políticas y también las culturales requieren de una estabilidad y por lo tanto, sería recomendable una continuidad. Debo decir que cambia el ministro, pero yo he mantenido el equipo que había. Hay cinco direcciones generales con cinco mujeres al frente y las he mantenido a todas para dar una cierta continuidad a ese esfuerzo.
¿Es cierto que usted no quería el cargo de ministro de Cultura?
No, lo que es cierto es que me hubiera gustado quedarme más en el Ministerio en el que estaba (Política Territorial y Función Pública) porque cinco meses son insuficientes para culminar determinadas cosas.
En fin, en política somos un equipo y hay un entrenador que dice quién sale al campo haciendo qué, y eso hay que aceptarlo también. Pero es verdad que me fui con un cierto regusto a tarea inacabada.
¿Fue el mandato de su predecesor un tiempo perdido? 
No. Se es un poco injusto. A José Manuel Rodríguez Uribes le tocó ser ministro en una época muy complicada, con una pandemia, pero ahora va a pasar que algunas de las cosas que yo voy a concluir se trabajaron entonces. El fruto de aquella labor no se atribuirá a quien realmente tiene el mérito. El día que firme con Carmen Cervera el contrato de la colección Carmen Thyssen apareceré yo en la foto, pero la negociación la inició Rodríguez Uribes. Tuvo que lidiar con un momento imposible, que no se lo cambio por mucho dinero que me dieran.
¿Por qué en España resulta impensable que se honre a una figura de la Cultura, tal y como Francia acaba de hacer con Jean-Paul Belmondo? 
Es que no damos esa importancia a la cultura en general. Francia es un caso excepcional. Aquí no valoramos lo nuestro, nos subestimamos a nosotros mismos. Tenemos un problema incluso diría que de autoestima.
En Patrimonio Material de la Humanidad, la Unesco sólo coloca a Italia y China por delante de España.
Pero más que de autoestima, hay un problema de inquina. Usted ha entregado el Premio Nacional de Cinematografía a José Sacristán, al que incluso se le ha insultado en un escenario...
Eso también es un defecto que tenemos. Un actor o actriz si es bueno, lo es con independencia de sus ideas políticas o de dónde haya nacido.
En eso somos un poco mezquinos a veces.
¿Había venido antes al Festival de Cine de San Sebastián? 
No. Cuando a mis amigos les dije que iba a la Biennale de Venecia, respondían: "¡Ooooh!" y cuando les conté: "Voy a San Sebastián", dijeron.
"Bueno..." ¡Si este festival es la leche! Es verdad que están Venecia, Cannes, Berlín, pero esto es San Sebastián, que es el carajo de la vela, pero como es nuestro no le damos esa relevancia. Hay mucha gente que dice: "Los sectores culturales piden..." y yo creo que hay que decirlo al revés: "La Cultura ofrece...". Los creadores son nuestros dioses porque desde su oficio, crean y tenemos muchos en todos los sectores de todas las ramas. Si los franceses tuvieran la potencia que nuestra lengua tiene en el mundo nos íbamos a enterar porque ellos le dan mucha importancia.
Y nosotros tenemos una diversidad lingüística que no está al alcance de casi nadie. Aquí se crea en lenguas distintas y no se valora lo suficiente.
Ahí quizás los poderes públicos se han de empeñar más y la sociedad ha de gozar más de la lectura.
¿Cree que el procés alumbrará series o películas? 
Netflix hizo una... No lo sé, supongo que sí, pero se necesita distancia para ver si el tema da lo suficiente.
¿Comedia? ¿Drama? ¿Tragedia? 
Habrá que saber cómo acaba y aún no lo ha hecho. Espero que tenga un final feliz y que no sea una tragedia para todos o para muchos.
Este año, hay dos temas controvertidos en el Festival: uno, la eliminación de los premios de interpretación por género.
No tengo criterio sobre la cuestión. Veremos cómo funciona, como ideal, es magnífico.
Hay actrices que temen acabar aún más invisibilizadas...
O al revés. Imagínese: ¿quién se atreve a premiar a un hombre si le pueden decir que ha dejado de galardonar a una mujer? Entiendo y comparto la medida, lo que no sé es si llega muy rápido, pero alguien ha de dar el primer paso y yo me alegro de que se haya hecho, y probablemente, dentro de dos o tres años podremos decir que fue el gran espaldarazo.
Pero es verdad que no sé si han querido ir muy rápido. 
El otro tema 'caliente' es la concesión del Premio Donostia a Johnny Depp.
Primero: hay presunción de inocencia. Depp no está acusado formalmente de ningún delito y me parecería injusto que se le privara del premio.
Por otro lado, los festivales, todos, juegan con la presencia de gente conocida para proyectar su imagen. Cuando celebremos el centenario de Picasso, habrá quien diga que no tuvo un comportamiento ejemplar con las mujeres. Bueno, hay que tener cuidado con estas cosas porque yo creo que el impacto de su obra está bastante por encima de su vida personal y celebrarla no implica compartir sus valores.
¿Cómo va el proceso para crear el Estatuto del Artista? 
Es muy complicado porque tenemos que cambiar muchas cosas a la vez: la legislación laboral y la de la Seguridad Social, fiscalidad... para que se entienda que el trabajo de los creadores no es una fábrica de tornillos. Los ingresos de un creador no son estables en el tiempo y la normativa debe adaptarse a esa naturaleza. Lo fundamental es que instituciones y sociedad entiendan que la legislación debe adaptarse y no esperar que el creador se adapte a criterios económicos que no puede hacer suyos.
¿Con qué objetivo cumplido se daría por satisfecho al final de la legislatura? 
Uno: quiero incrementar el presupuesto. Dos: quiero que hagamos la transposición de la directiva europea de los derechos de autor. Tres: necesitamos el Estatuto del Artista. Y luego hay muchísimas más cosas, como la ley de mecenazgo. Me gustaría que 2022 fuera el año del renacimiento cultural.
volver arriba

Activar Notificaciones