Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Arte

El Museo Universidad de Navarra reúne a diez artistas para reflexionar sobre el entorno

La exposición, que se podrá visitar hasta el 3 de octubre, pone en diálogo 21 piezas

En primer plano, los comisarios de la exposición: María Angélica Moreno (izq.), Renata Álvarez y Manuel Gamaza. Detrás, los artistas Olalla Gómez, Ainize Txopitea y Antón Hurtado
En primer plano, los comisarios de la exposición: María Angélica Moreno (izq.), Renata Álvarez y Manuel Gamaza. Detrás, los artistas Olalla Gómez, Ainize Txopitea y Antón HurtadoDN
Actualizado el 08/09/2021 a las 21:52
¿Qué significa tener que mantener distancia? ¿Restringir el contacto físico? ¿Cómo está atada nuestra libertad a la de los demás? Estas son algunas de las cuestiones que plantea Entorno Encuentro Exploración, una muestra colectiva del Museo Universidad de Navarra que reúne trabajos de diez artistas nacionales e internacionales.
Comisariada por Renata Álvarez, Manuel Gamaza y María Angélica Moreno, se trata del proyecto escogido entre los trabajos de fin de máster de la segunda promoción del Máster in Curatorial Studies (Estudios de Comisariado).
La exposición, que se podrá visitar hasta el 3 de octubre, pone en diálogo 21 piezas realizadas por los siguientes artistas: Daniela Acosta (Bogotá, Colombia), Iñaki Chávarri (Madrid), Olalla Gómez (Madrid), Raúl Hevia (Oviedo), Antón Hurtado (Pamplona), Fernando Maselli (Buenos Aires), Kate McLean (Londres), Ricardo Moreno (Bogotá, Colombia), Jessica Thompson (Toronto, Canadá) y Ainize Txopitea (San Sebastián).
Todos ellos presentan obras ligadas a su entorno. Así, la muestra recorre escenarios tan diversos como Madrid, Bilbao, Pamplona o el bullicioso mercado de Bazurto de Cartagena de Indias (Colombia), mostrando así una diversidad de encuentros, colores, sonidos o incluso impresiones de olores. Las 21 piezas expuestas en la Sala Torre abordan temas que han cobrado especial fuerza en el contexto de la pandemia, “como conocernos a nosotros mismos, conocer al entorno y entender qué significa convivir, el estar juntos en un espacio”, concretó María Angélica Moreno (Bogotá, 1994).
La propuesta invita al público a participar en la experiencia artística de recobrar y redescubrir el entorno y explorar, tal vez desde la nostalgia o desde una nueva sensorialidad, todo lo que nos rodea. “La muestra busca reflexionar acerca de la sensación de inestabilidad y fragilidad que nos ha dejado la pandemia”, comentó Manuel Gamaza (Santander, 1991).
El equipo de comisarios ideó la exposición durante el confinamiento, cuando aún no era posible vaticinar que las cuestiones planteadas seguirían igual de vigentes año y medio después.
El Museo Universidad de Navarra reúne a diez artistas para reflexionar sobre el entorno
El Museo Universidad de Navarra reúne a diez artistas para reflexionar sobre el entorno DN
PAMPLONA: OLOR Y SONIDO
En el recorrido por la Sala Torre, el público podrá visitar espacios que pertenecen a distintas ciudades. Pamplona está presente en propuestas como Smellmap, de la artista inglesa Kate McLean, quien ya había realizado un mapa olfativo en Pamplona en 2014.
“Le propusimos crear una nueva actualización con un mapa participativo. Entonces creamos el contraste entre cómo olía entonces y cómo huele ahora”, explicó María Angélica Moreno. A la hora de elaborar el mapa de olores, McLean selecciona los que le parecen más representativos o interesantes de cada parte de la ciudad. Otra de las propuestas relacionadas con la capital navarra, en este caso sonora, es Borderline, de la canadiense Jessica Thompson. “La artista cartografía los sonidos y este proyecto alude a los límites invisibles de las ciudades. A través de una app, investiga efectos como la gentrificación, la contaminación, el desplazamiento en los barrios...”, concretó Manuel Gamaza. Por su parte, el artista asturiano Raúl Hevia propone un itinerario a través del color por Bilbao con su obra Historia de la pintura en Bilbao a través de 8 distritos, 39 barrios, 872 calles, 1 archivo, 453 muestras, 2 piernas y un mapa. Hevia recorrió las calles de Bilbao, distrito a distrito y barrio a barrio, recolectando muestras de la pintura de las fachadas. Esta investigación fotográfica muestra los contrastes entre los diferentes barrios de la capital vizcaína. Por ejemplo, en el acomodado distrito de Abando predomina el color gris, frente al colorido que caracteriza a barrios más modestos.
REPLANTEARSE LA LIBERTAD
La presentación de la muestra contó este miércoles con tres de los artistas participantes: la madrileña Olalla Gómez, la donostiarra Ainize Txopitea y Antón Hurtado. Único artista navarro presente en la exposición, Hurtado presenta un conjunto de nueve piezas en las que transmite “las sensaciones que ocurren en el proceso de pintar, porque la pintura representa un encuentro con uno mismo”.
La donostiarra Ainize Txopitea ha aportado dos propuestas muy diferentes: The time is now, un díptico que responde a su inquietud por “entender los arquetipos de la naturaleza y el paso del tiempo a través de su contemplación de esa naturaleza”, explicó Txopitea.
Su segunda obra, Interestellar women, “muestra un exilio a otro planeta en busca de la libertad y la felicidad plena”. En la imagen, dos mujeres del pasado siglo XX comparten un picnic en otro planeta: “También es una vindicación de las mujeres en un lugar seguro”, añadió la artista.
Por su parte, la madrileña Olalla Gómez presenta Libertad, obra compuesta por tres neones que funcionan de forma independiente, pero que necesitan de un mínimo de tres personas para que se enciendan. En esta instalación, la artista ha construido la siguiente frase: “La libertad es dependiente o no es”. Según explicó Gómez, “es una llamada a la interdependencia y a conectarnos”.
La colombiana Daniela Acosta también aborda este tema en El precio de la libertad, dos escenas de la despedida entre su abuela y su hermana en un aeropuerto, un momento cargado de incertidumbre debido a la pandemia. “Habla de la necesidad de truncar tu libertad para proteger a otros”, comentó María Angélica Moreno.
+ Entorno Encuentro Exploración. Sala Torre del MUN. Horario: martes a sábado, de 12 a 15 y de 17 a 20 h. Domingos y festivos, de 11 a 14 h. Entrada: 4,5 €

Vías digitales para explorar la muestra

Entorno Encuentro Exploración ha sido ideada para que los visitantes interactúen con las obras, bien participando en el funcionamiento de algunas de ellas, como Libertad de Olalla Gómez, o profundizando en las piezas a través de los códigos QR que encontrarán junto a cada pieza o en la página web que complementa la muestra: https://entornoencuentroexploracion.com. “Para nosotros era sumamente importante que los artistas tuvieran una conexión directa con el público, y que estuvieran orientados a lo didáctico, ya que este es un museo universitario”, destacó Renata Álvarez. “Queremos que las personas que visiten la exposición se sientan ligadas al espacio. La palabra clave es encuentro y buscamos que lo haya entre los artistas, los visitantes y las piezas”. Además se realizarán visitas guiadas presenciales y online, así como un taller con el artista Raúl Hevia (abierto a toda la ciudadanía) que tendrá lugar el 7 de octubre, de 14:15 a 15:45 horas (precio general, 25 euros).
volver arriba

Activar Notificaciones