Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Festival Punto de Vista

Las letras detrás de las imágenes

El Festival Punto de Vista y La Fábrica publican ‘Cartas como películas’, una selección de la correspondencia mantenida entre cineastas contemporáneos que ha recopilado Garbiñe Ortega y que permite ver los hilos invisibles entre sus películas

La directora artística Garbiñe Ortega, con el libro en las manos.
La directora artística Garbiñe Ortega, con el libro en las manos.
Actualizada 19/03/2021 a las 06:00

Lo que buscaba Garbiñe Ortega en los archivos, en las cajas olvidadas que los cineastas guardaban en sus garajes, lo que les estuvo pidiendo personalmente a lo largo de los años, eran sus cartas. La directora artística del Punto de Vista empezó a obsesionarse con la correspondencia cruzada entre la gente del cine en su primer año al frente del festival, en 2018, cuando publicó junto con Francisco Algarín Navarro un libro que reunía cartas de Jean Vigo, Joris Ivens, Chick Strand, Georgen Franju, Stan Brakhage o Marguerite Duras, entre otros. Ahora, en su último año al frente del certamen pamplonés, Ortega vuelve a publicar otro libro de correspondencias, Cartas como películas, pero esta vez entre cineastas contemporáneos. El libro está editado por el festival y por La Fábrica.

Son más de cincuenta los participantes que prestan sus misivas, algunos en postales, otros con páginas manuscritas, mecanografiadas o correos electrónicos, también, que desvelan relaciones desconocidas y sorprendentes entre ellos. Las “reglas del juego” eran claras, según expone Ortega: por un lado que las cartas tuvieran un contenido significativo, bien sobre películas, sobre el proceso de hacerlas, o declaraciones de admiración y respeto entre ellos, y por otro lado -el verdadero reto- que sirvieran para probar “las relaciones no pensadas o no contadas de la historia del cine”, según apunta. Habla así de esas conexiones que se trazan entre familias del cine, hilos que entran y salen, nombres que se citan en una carta y vuelve a aparecer muchas páginas después, todo ese tipo de resonancias que a Ortega le gusta incluir en la propia programación del festival. “Cuanto más alejados estén entre ellos y los cines que representan, mejor”, zanja.

NOTICIAS DE LA LUNA

La directora artística ha ido recopilando el material del que luego ha seleccionado una pequeña parte. “Como en una película, a veces el director tiene una secuencia maravillosa pero la tiene que dejar fuera porque no hace caminar a la película”, explica. También han tenido que gestionar junto a sus colaboradores los derechos y los dibujos, story boards o fotogramas que acompañan las cartas.

Así, el lector encontrará testimonios como el email con el que Isaki Lacuesta da las gracias a José Luis Guerín después de que éste le haya felicitado por la Concha de Oro de Los pasos dobles: “Os habéis encargado de abrirnos camino a base de recibir hostias, y todo eso es lo que nos habéis ahorrado”, le dice dirigiéndose además de a Guerín, a Joaquín Jordà y Marc Recha.

Nathaniel Dorsky envía una postal a George Kuchar en 2007 en la que le dice que vio Queen Konga y le pareció maravillosa. “Ya sabes, George, que , a fin de cuentas, tú eres quien más brilla en el tenue y serio mundo de la vanguardia”, le asegura. Es una carta que le hace especial gracia a Ortega porque ambos cineastas no pueden ser más opuestos en su cine. “Kuchar es lo más kitsch, macarra, provocador, divertidísimo, y Nathaniel es el más exquisito y sofisticado en imagen, que aborda sus proyectos desde la mística”, expone.

Hay emails con forma de carta y emails de una sola frase, como el de James Benning a Gabe Klinger para preguntarle por el estreno de una película en Venecia: “Espero que fuera bien. ¿se rio la gente?”. A veces son de ida y vuelta, como los intercambiados entre Andrés Di Tella y Edgardo Cozarinsky, en los que la respuesta tarda dos años en llegar.

En la última parte del libro se incluye un capítulo titulado Las cartas que no fueron también son, como la película que clausurará el festival (ver despiece) en el que se pide el mismo ejercicio a cineastas que se dirijan a otro colega, vivo o muerto, que no hayan conocido.

Se incluye ahí una epístola de Mariano Llinás a Jean Vigo en la que, como apuntó este jueves Matías Piñeiro, que ha ayudado a Ortega en el proyecto, resume todo un siglo de acontecimientos. Llinás se propone ponerle al día de las cosas “después de su partida”, y le habla de la guerra, del predominio norteamericano, del desarrollo formidable de las máquinas, y de la irrupción de la televisión, que “antes se valía del cine para poblar sus horas y ahora muestra a su hermano mayor el camino a seguir”, lamenta. Llinás está preocupado por esa manera de mirar que se va haciendo hegemónica: “Esa enfermedad que se expande tiene una consecuencia única: al poner el acento excesivamente en los mecanismos para mantener el interés, acaba por expulsar de las imágenes la imaginación y la maravilla”, expone. Y, como buena carta, tiene posdata: “Una noticia formidable, que olvidaba: hace algunos años, el hombre llegó a la Luna. Con todo, no se haga usted muchas ilusiones. No había nada allí”.

+ Cartas como películas. Material reunido por Garbiñe Ortega con cartas de medio centenar de cineastas. Editan: Festival Punto de Vista y La Fábrica. 248 páginas. 25 euros.

‘Las cartas que no fueron también son’


El libro tiene una prolongación audiovisual en Las cartas que no fueron también son, un guiño al lema de esta edición, que pondrá el broche final al festival, este viernes a las 19 horas. Ortega pidió a ocho cineastas (Beatrice Gibson, Nicolás Pereda, Deborah Stratman, Lynne Sachs, Raya Martin, Jessica Sarah Rinland, Alejo Moguillansky y Diana Toucedo) que filmaran su carta personal a otro colega, desconocido y lo más lejano posible, y entre otros eligieron a Jean Vigo, Wes Craven, Michelangelo Antonioni o Nancy Holt. Esas breves piezas forman la película de clausura.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE