Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Música

El diluvio rompió el clímax en el concierto de Viva Suecia

Tras una hora y quince minutos el concierto fue interrumpido bruscamente por una tormenta demoledora

Viva Suecia, durante el concierto del sábado en la Ciudadela.
Viva Suecia, durante el concierto del sábado en la Ciudadela.
S.E.
Actualizada 10/08/2020 a las 08:26

Viva Suecia nos había visitado a mitades del pasado febrero planteando un concierto completamente diferente seguros de que iban a barrer en este verano de 2020 como grupo cabeza de cartel en infinidad de festivales. El grupo que en poco más de cinco años de existencia ha logrado encararse a los primeros lugares del escalafón -en la mitad de tiempo que les costó a otros ilustres del pelotón cabecero como Vetusta Morla, Izal. etc.- ha sufrido el mismo tsunami que los demás con la llegada de la pandemia. Por eso en esta nueva visita a Pamplona no tardaron más que una canción en dar las gracias porque volvían a tocar en directo y porque el público no les daba la espalda y les apoyaba con su lleno “condicionado” por esta realidad tan surrealista. En su andadura les han ido calzando todo tipo de etiquetas cuando intentan definir su estilo, desde la liviana de pop indie, a la de post rock, etc. etc. Son un grupo que aunque se exprese en castellano manifiestan influencias de la música anglosajona que fluctúa entre el pop más poderoso y el sonido del rock progresivo de los años 80 y 90.


Y ha sabido hacer suyo el impacto emocional de muchos grupos hispanos, desde la épica del rock melódico de los Héroes del Silencio, a bocanadas de psicodelia setentera heredada del mismísimo David Bowie, pasando por el pop de Los Planetas, etc. Y sin duda una de sus mayores virtudes es su capacidad de adaptación a las circunstancias transmitiendo un discurso en el que suman a partes iguales tanto el valor de la melancolía como el de la trascendencia. Puede parecer que las canciones de Viva Suecia redundan simplemente en los entresijos del amor. Esa es una lectura liviana porque ofrecen, desde su aparente sencillez, una forma de entender la existencia poco hedonista y más comprometida con la conciencia. Una manera de posicionar su mensaje que no ha cambiado con estos meses de pandemia y alejamiento de los escenarios. Es más, en Pamplona prefirieron mostrase sentados los cinco, con ganas de comunicar, buscando la intimidad . Y transformando las canciones. Tal y como ellos mismos confesaron “deconstruyendolas” para llevarlas a otros terrenos diferentes del sentimiento.
Un gran sonido que trabajó perfectamente los planos sonoros dando el protagonismo que se merece a la voz de Rafa, profunda grave y doliente. Esa atmósfera sonora grave y sentida fue muy bien respaldada por las líneas del bajo. Y todas las canciones mantuvieron su personalidad tanto en texturas de guitarras como en arreglos de sintetizadores. Un bello discurso instrumental que afila la introspección, que reivindica la poética de los perdedores, cierta tristeza existencial, y que en este semi acústico de la Ciudadela redundaba en ese poderoso discurso de medios tiempos que el público también siguió haciendo coros. Saltaron las lágrimas y no del público -que también- sino del propio Rodrigo que confesó que no pudo reprimirse cuando su abuela se despidió de él en una situación difícil. Signo de los tiempos, de una realidad actual sumamente compleja que a relucir los sentimientos que se agolpan y surgen a borbotones.


Difícil hasta el punto que cuando estaban en pleno apogeo de su climax llegó la lluvia inclemente para cortar cual bisturí de cirujano 75 minutos de excelente discurso. El cielo se desplomó en pocos segundos y no quedó más remedio que despedirse a prisa y corriendo cual relato surrealista. Pero fue tiempo suficiente para disfrutar de un grupo que deja abierta la esperanza creativa de una música que sobrevivirá a la pandemia…

FICHA DEL CONCIERTO

Concierto del grupo Viva Suecia celebrado el sábado 8 a las 22.00 h. en la Ciudadela de Pamplona dentro del ciclo Noches en la Ciudadela. Alrededor de 600 personas sentadas en sillas y con mascarillas siguiendo el protocolo anti Covid 19 (Se vendieron todas las entradas disponibles). Diez minutos de retraso para dejar que el público se acomodara en el recinto. Una hora y quince minutos de concierto interrumpido bruscamente por una tormenta demoledora.


Viva Suecia son Rafa Val en la voz y guitarra; Alberto Cantúa en las guitarras, Rodrigo Cominero en los sintetizadores y coros; Jess Fabric en el bajo y coros y Fernando Campillo en la batería.


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE