x
Música

José Mari Belcos: "No tengo plazos ni obligaciones. Hago música por placer y para compartirla"

El tiempo es protagonista en el tercer disco de Belcos, ‘Las horas fugaces’, que presentan hoy en la sala Indara de Pamplona

“Conforme pasa, aprendes a separar lo importante de lo accesorio”, reflexiona su cantante y guitarrista

Después de tantos años
Después de tantos años

Videoclip de la canción 'Después de tantos años' del disco 'Las horas fugaces' lanzado en marzo de 2019 por el artista pamplonés.

JOSE BELCOS
Ion de Luis, Juan Luis Etxeberria, José Mari Belcos y Jon Uribeetxeberria, componentes de Belcos.

Ion de Luis, Juan Luis Etxeberria, José Mari Belcos y Jon Uribeetxeberria, componentes de Belcos.

XABI ANSÓ
29/03/2019 a las 06:00
A+ A-

José Mari Belcos sigue adelante con el proyecto Belcos y presenta hoy en la sala Indara su nuevo trabajo Las horas fugaces, el tercero de su trayectoria que se publica cuatro años después del anterior Septiembre, en una carrera que comenzó en esta década con Las palabras. En la formación están José Mari Belcos (voz y guitarra), Ion De Luis (guitarra y coros), Carlos Colina (teclado), Juan Luis Etxeberria (bajo) y Ion Uribeetxeberria (batería). Las nuevas canciones han evolucionado desde el sonido americano y country-pop a un pop reposado y melódico. Canciones que piden una escucha serena y relajada, para encontrar y disfrutar todo el mundo de detalles que aportan. José Mari Belcos Moreno (Pamplona, 1975), editor en la página web de Diario de Navarra, describe desde la introspección y la contemplación y las emociones del vivir cada día.

El disco físicamente ha nacido con una edición limitada

Hemos hecho sólo 150 copias y la presentación no tiene nada que ver con los soportes habituales porque es un rectángulo rígido con ocho capas de papel superpuestas y pegadas a mano, que quieren transmitir la idea de las capas de tiempo que se van sumando, van dejando una estela -son el tiempo presente- y dejan un espacio en blanco para lo que queda por vivir. Cada ejemplar se realiza a mano de forma artesanal. Lo ha hecho el Estudio Franziska que elabora diseños muy contemporáneos que trabaja para museos como el de Bilbao o el Oteiza. Yo les conocía, se lo pedí y aceptaron encantados.

Las horas fugaces sale a la luz casi cinco años después del anterior Septiembre

Ha sido por las circunstancias. Yo no me he planteado trabajar en la producción con otra persona que no sea Ion de Luis, ni con la banda con la que ahora trabajo. Por eso han pesado las obligaciones mías, las de los demás… la vida se va complicando. Yo iba acumulando canciones pero no quería hacer nada de lo que no estuviera absolutamente convencido. Sé cuál es mi papel como músico en el panorama que ahora vivimos y no soy un profesional de la música. No tengo plazos, prisas, ni obligaciones. La música la hago por placer y para compartirla. Por eso he hecho este disco de la manera que creía que había que hacerlo.

Las horas fugaces… ¿El tiempo se expande y se comprime de una manera extraña?

El título es una reflexión en torno al tiempo. Hasta que uno mismo no experimenta el paso del tiempo no lo tiene en cuenta, por mucho que lo lea o le digan. Y yo voy cumpliendo también mis años. Así es que te vas haciendo más consciente del paso del tiempo y de lo que eso supone, de la finitud de todo y muchas veces de la imposibilidad de aprender del presente, de retenerlo.

¿Cómo nos relacionamos con el tiempo?

En Las horas fugaces se trata no sólo la relación con el futuro sino también con el pasado, que ha sido un tema recurrente en mis discos. En mis discos anteriores aludía al pasado para recapitular, en este ha sido como dejar con el pasado las cosas en su sitio, ordenadas, y así poder continuar.

¿Con el paso del tiempo uno se va enfrentando a la realidad de una forma muy diferente?

Cuando eres más joven afrontas la vida de una manera más grandilocuente. Después no es que vivas al día, ni estás en el “aprovecha el minuto”, pero sí aprendes a separar lo importante de lo accesorio. a descubrir lo que es importante desde otro prisma. Tienes muy claro cómo vas a hacer ciertas cosas y qué es lo que no vas a hacer. Y no pasa nada. Haces las paces con una parte de ti y dejas urgencias y preocupaciones que son estériles. Todo esto lo haces desde vivencias muy personales, desde la propia experiencia y con la idea de compartirlo con alguien.

¿Con los años uno aligera su mochila personal o la carga mas?

Te vas quedando con lo esencial. Aquello que te impedía avanzar lo dejas en otro lugar. Buscar un interior más profundo para poder ubicar cada cosa en su lugar. Suena simple y sencillo pero es muy complicado de hacer. Hay cosas que aunque no quieras te mantienen atrapado al pasado. Y el pasado es algo que ya no puedes modificar. No merece la pena detenerse tanto en algunas situaciones pasadas, hay que vivir con mas intensidad las que tienes delante y aquellas que van a llegar.

¿Y la nostalgia?

También es muy peligrosa. Cuando tenga 80 años ya tendré lugar para la nostalgia. No entiendo la vida como un camino en el que de pronto te detienes y miras atrás sino como una mirada al frente constante. Eso no quiere decir que no mires atrás. Pero cuando lo haces no es para detenerte sino para recapitular un poco y seguir. Creo que en este disco -respecto a los anteriores- he abandonado un poco a la nostalgia. Vitalmente ahora no estoy en ello.

¿Las horas fugaces está lleno de miradas fotográficas?

Sí, pero de fotografías superpuestas. Crea una secuencia que te permite ver mejor lo que ha pasado y va dejando una estela. Hay una corriente invisible que es la que te ha llevado a estar con la gente que estás y a hacer las cosas a las que te dedicas. Puede ser casi un poco ajena a nuestra voluntad, y luego le ves el sentido. No tiene que ver con el destino. Puede haber decisiones más inconscientes que conscientes pero las tomas tú, no el destino. No creo en una fuerza externa que ejerce influencia sobre nosotros.

¿En cuanto a estilos musicales, este disco vuelve al pop?

Sí, es más pop. Cuando comencé mi proyecto en solitario estaba muy influenciado por la música americana, pero yo crecí en el pop. Mirar ahora hacia el pop ha sido una decisión consciente. Fue una propuesta de Ion de Luis que vio a las canciones así. Me pareció estupendo. Me dejé aconsejar por él y su talento. Hay temas más guitarreros, con retazos de nueva ola, y un distanciamiento del género americano que había estado presente en los dos trabajos anteriores. Los ritmos son más poperos, incluso la manera de cantar. Y la intención y la producción.

Sigue confiando en la gente que le ha acompañado estos años…

Todos ellos ayudan a hacer crecer a mis canciones. A Ion de Luis le llevo una canción con una guitarra acústica, una voz y unos coros… y termina siendo otro mundo. Hemos trabajado también mucho con Juan Luis y con Ion, el batería. Quería que se implicaran y que aportasen. Después de la grabación hemos acudido a Carlos Colina porque Mikel Isaba no podía continuar en el proyecto. Tenemos un gran entendimiento personal. El proyecto lleva mi nombre pero es un proyecto de grupo en el que todos somos amigos.

¿Cuáles son sus planes?

Tocamos en la sala Indara, de momento no hemos abierto más escenarios. Es una sala acogedora con un sonido muy bueno. Hemos preparado arreglos especiales para las canciones. Aunque también hemos hablado de hacer los futuros conciertos con diferentes formatos. Carlos está aportando mucho con el órgano Hammond. Me gustaría estar fuera del escenario para verles tocar. Si hicieran un proyecto ellos, sin duda que les iría a ver tocar.

+ Belcos Sala Indara de Pamplona. Hoy, apertura de puertas a las 21.30 h, concierto a las 22 h. Entrada en taquilla, 10 euros.

‘Las horas fugaces’

Autor: Belcos.
Canciones: Después de tantos años, Podría ser peor, Entre la multitud, Seguiré y Estorninos.
Precio: En el bandcamp del grupo (https://belcos.bandcamp.com) se puede pedir el disco físico (edición limitada y numerada) por 10 euros o comprar el álbum digital por 5.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Más información
volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE