Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Estación de libros
Estación de libros

17. Actas de interrogatorio, J

Estación de libros
17. Actas de interrogatorio, Jürgen Fuchs
Actualizada 08/07/2016 a las 11:27

Este título llega por alusiones del anterior, en un momento oportuno. Se trata del libro donde el autor alemánreproduce los interrogatorios de la Stasi a los que fuesometido en una cárcel de Berlín Este. Aparte de esas sesiones, Fuchs incluye recuerdos de su vida anterior, episodios de su paso por Hohenschönhausen y pensamientos sobre la experiencia del encierro.

 

 

Otro rasgo que lo emparenta con la obra de Solzhenitsyn es el que tiene que ver con el género. Y es que aquí también estamos ante un híbrido de muchas cosas. Hoy ya no se le da tanta importancia, pero en los años setenta suponía una novedad interesante encontrarse con un libro que no era sólo un relato, ni sólo un reportaje, ni sólo un diario personal, sino una mezcla de diversos registros. Entonces el lector no estaba tan avisado al respecto, se le había acostumbrado durante décadas a un tipo de literatura con los confines muy rígidos. Quizá éste sea el clásico ejemplo de la obra que aparece prematuramente, cuando aún no hay un público preparado para ella.

Y si en el capítulo anterior hemos visto cómo Archipiélago Gulag fue ponderado o despreciado según la postura política de quien lo juzgaba en cada momento, Actas de interrogatorio sufrió un fenómeno parecido. En lugar de entrar en su contenido y analizarlo conforme a sus virtudes o defectos literarios, los críticos alemanes se limitaron a promoverlo o rechazarlo de acuerdo con la ideología del medio de comunicación que les pagaba. De modo que sólo algún profesional independiente llegó a comprender el libro y a destacar sus méritos dejando al margen todo lo demás.

Lector: También querías citarlo ahora por algo que pensaste cuando lo leíste, no es así?

En un fragmento de su libro, Fuchs recuerda cómo el agente de la Stasi ante el que comparecía en cada sesión fingía no conocerle, haberse olvidado de él,y volvía a preguntar por su nombre como en una presentación que no terminara nunca.

Fue entonces cuando comprendí que nuestraidentidad es más precaria de lo que creemos. Hay etapas de nuestra vida en que nos vemos obligados a renovarla cada día, a construirla otra vez sin instrucciones. Son ocasiones en que fracasa de golpenuestra manera de juzgar las cosas, sedesploma como un valoren bolsa nuestro modo de actuar. No nos sirve de nada haber sido un tipo de persona concreta durante mucho tiempo, habernos caracterizado por unos u otros rasgos. Nonos queda más remedio que salir a la calle y volver a intentar ser alguien desde el principio.

 

la identidad

 

En cuanto a la condición de disidente de Jürgen Fuchs, no sólo es algo que me remite de nuevo a Solzhenitsyn, sino a uno de los primeros recuerdos que tuve mientras seguía a mi ex profesor. Aunque al verle de lejos le había confundido con otro, al cabo de unos minutos puse orden en mi cabeza y me di cuenta de que era el señor Beltrán a quien habían expulsado del colegio cuando yo todavía estaba allí. Todos sabíamos que era muy crítico con el sistema de enseñanza, pero, aun así, nos sorprendió que acabaran echándole.

Quizá fue eso lo que me animó a reanudar la persecución por las calles de Barcelona. Al fin y al cabo, se trataba de alguien a quien había apreciado entonces y que, además, había desaparecido dejando un pequeño misterio detrás de él. Ahora yo intentaba no perder su pista en los cruces y chaflanes del Ensanche, entre el barullo de motos y peatones tan propio de ese barrio. El señor Beltrán andaba muy deprisa para su edad, parecía mantener intacto el vigor de su juventud.

Lector: Y aún llevaba el libro en la mano?

Claro, y yo estaba deseando saber cuál era. Así que

Etiquetas

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE