Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

EL FOROFILLO

A la rica torrija

Tiempos de Semana Santa donde la única resurrección ha sido la del Chimy

Fran Pérez Beroiz, El Forofillo.
Fran Pérez Beroiz, El Forofillo.
Actualizada 03/04/2021 a las 20:24

Medio lleno o medio vacío, depende cómo quieran verlo. El vaso rojillo podría estar medio lleno si decimos que llevamos tres partidos seguidos sin encajar, pero los agoreros dirán que llevamos los mismos sin marcar. Tercer empate sin goles consecutivo que al menda lerenda le deja más templado que los amaneceres primaverales. Eso sí, el equipo sigue con la torrija, tan de moda en estas fechas. Y es que parece que no se enteran de que si se gana al rival se suman tres de una tacada, y no tres de tres tacadas, como han hecho en los últimos choques.

El equipo no rula. El plan de Jagoba o ha perdido fuerza o hay poderes ocultos que no conocemos y que obligan al de Berriatua a proponer muy poco sobre el verde. Esta vez, Enric y patadón arriba. Sin centro del campo, echando de menos horrores a Moncayola y sin juego en las alas. Rubén desaparecido, Barja idem, las bandas llegaban poco y entre Aridane y David arreglaban lo que el otro estropeaba. Menos mal que estaba Sergio para redimir a los pecadores en este choque tras el parón de selecciones.

La naturaleza es sabia y hace también su selección. El fuerte sigue, el débil desaparece. Pero cuando dos débiles como Osasuna y Getafe ven que el Huesca gana un día antes, al final pactan zamparse un platito de torrijas y todos tan contentos y tan dulces. Almibarado, lo que se dice almibarado, el encuentro no fue. Y es que el equipo de Bordalás es lo que tiene, que bordea ese otro fútbol y se pega casi las cuatro cuartas partes del encuentro zancadilleando, riñoneando, peleando, fingiendo y pidiendo imposibles a los mártires de la Iglesia.

Arrasate cambió el once, cómo no, en una emulación de lo que hace Luis Enrique con la salvedad de que nosotros no podemos echar mano de Gerard Moreno. Una pena, pero la buena noticia llega en forma de atacante, y es que nuestro Comandante está de vuelta y ha pisado el verde, más de 20 minutos y en ese tiempo ha creado él solito más peligro que todos sus compañeros en partidos anteriores. Por lo menos en los dos anteriores y lo que llevaban de este. El caso es que los rojillos saltaron con las novedades de Juan Cruz, Oier y Enric Gallego en detrimento de Manu Sánchez, Moncayola y Torres. Para lo que sirvió...

La primera parte dejó el pobre bagaje de cero disparos a portería. Muchos acercamientos, cuando no hacían falta los de azul, pero ninguna noticia de David Soria o de sus guantes. En el lado contrario, Sergio Herrera desbarataba un zambombazo de Arambarri en la más clara para ellos, que enredaban el ataque con el fajarse de Mata con los centrales y el reparto de obleas típico de la parte final de una liturgia. Al descanso sin crucificar a nadie y pendientes de la procesión de la Santa Segunda Parte.

Nada. De cristianismo sólo se vio el Vía Crucis del mal fútbol por ambas partes y la apuesta por el zarandeo, el juego de barro y subterráneo sin opciones de anotar. Se redimió en parte Arrasate al quitar a Oier por Darko cuando un "getafizado" Aleñá se emperraba en pedir la segunda amarilla para el de Estella cuando ni siquiera había sido falta. Cada uno a lo suyo, como la pugna entre Nacho Vidal y el Actor Secundario Cucurella que no acabaron en un ring porque no se terció la cosa...

Llegó el minuto 71 y la afición comenzó a tener fe. Entraba Nuestro Señor Ezequiel, el Chimy, y las puertas del cielo del osasunismo se abrían. Y el atacante argentino demostró que está de vuelta. Peleó, corrió, asistió, ganó duelos y casi pesca una al final que, si llega a entrar, le tienen que hacer un mural de arriba a abajo en la torre Basoko de Pamplona. Pero el conservadurismo evitó el premio, que a la postre hubiese sido excesivo, y el postre de la torrija marcó el choque de los nuestros. Llegará el gol, Comandante, no lo dudes...

Quedan ocho jornadas, el descenso está a siete puntos a la espera de lo que hagan Alavés y Elche. Toca viajar al estadio de La Cerámica a visitar al tal Gerard Moreno. Bonita oportunidad para ver si es cierto que aguantamos otro choque con la meta a cero ante el delantero más en forma de LaLiga de las Estrellitas. Esto antes de recibir al Elche, en el choque de la Jornada 33 que se jugará después de la 30 pero antes de la 31. ¿Lo entienden? Pues las dudas a los gerifaltes, que son los que cobran y los que lo hacen tan bien. Hasta entonces, el que pueda, que aproveche las torrijas de Semana Santa. El que suscribe y su Chuchu andan metidos entre verduras, pescados y ensaladas. Dichosa pandemia...

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE