Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

El Forofillo

Sin e-moción de censura

Casi se puede hablar de pacto de no agresión entre rojillos y pucelanos a los que el miedo a perder les pudo más

El Forofillo en tiempos del coronavirus
El Forofillo en tiempos del coronavirus
Actualizado el 13/03/2021 a las 20:24
Anda el panorama político nacional, español que dicen unos o del Estado que hablan los otros, más revuelto que el sistema informático del SEPE con riñas entre partidos que antes eran amigos, luego se enfadaban y no se invitaban a los cumples para más tarde arreglar las cosas y seguir siendo inseparables. Que si los de naranja se pican, ahora no respiro, y rompen peras en Murcia, cerca de donde se cultivan naranjas y tierra gobernada por los gaviotos desde hace taitantos años. Pero es que de ahí vino el tsunami o el efecto dominó...
Dominó, y bastante, Osasuna al Valladolid. Los castellanos, que fueron el segundo escalón en el terremoto político con el aviso de moción de censura también en la ancha Castilla leonesa, se animaron en la recta final y a punto de colarnos un par de chicharricos, con zorza incluida, estuvieron. Pero al final ocurrió como en la política, que los dimes y diretes se quedaron en amagos, tiros de fogueo y poco anuncio de elecciones anticipadas. A lo Ayuso, que no al uso, oigan. Porque la madrileña, temerosa de verlas venir, se marcó un desmarque a lo Kike Barja para romper peras, manzanas, naranjas y limones con los Arrimadas boys y convocó elecciones cuando los de enfrente estaban cursando la moción de censura. País de mangarranes...
No hubo en El Sadar e-moción de censura. En estos tiempos de electrónica e Internet, en los que todo si comienza con la "e" parece estar impregnado de un aura que lo convierte en molón y tik-tokero, que no el exdelantero del Athletic (si digo Bilbao me montan la moción ellos a mí). Todo lo "e" gusta más, está más in, es más güay del Paraguay, perdón por la disgresión noventera pero uno anda justo de moderneces. El e-paper, el e-mail, el e-commerce, el e-lefante... Pero Osasuna no fue "e". Y el Valladolid tampoco.
Rojillos y pucelanos tenían un choque en el que la victoria era e-oro molido y la derrota un e-palo. Los nuestros se podrían haber escapado a los 31 puntos, dejando a los rivales a seis y el descenso a ocho lo cuál, para la jornada 27 no es moco de pavo. Pero al final el miedo a no perder pudo más que el tesoro de hacerse cibernético o electrónico. Hicieron un pacto de no agresión para terminar con el cerocerismo en el luminoso, acorde con el público presente y sin más historia que 96 minutos de quiero y no puedo para terminar al modo analógico.
Arrasate echó ganas en el once inicial. Sacó a Darko junto a Monca y mantuvo la dupla de Calleri y Budimir. Sergio, mientras tanto, repetía el once de la pasada jornada que le había servido para sumar tres contra el Getafe en su feudo. Y con ese panorama arrancaba un choque que Osasuna dominó a los puntos y el Valladolid casi mata a las contras. Porque a fuerza de ser sinceros, el primer tiempo fue dominado por los nuestros, con gol anulado a Calleri incluido. El tanto es de esos que si eres de Pucela, como el amigo Tuca, ves clamorosamente clarinete que Budimir toca el cuero antes de que entre. Si eres de Mutilva, como el menda, apenas aprecia roce del croata y el meta no llega porque no se estira más. Pero...
Osasuna arrancó el segundo tiempo a por Roberto Jiménez pero ni Budimir, ni Calleri, ni Rubén conseguían tumbar el muro albivioleta protegido por una estrella, la de Galicia, que campaba a sus anchas en los pechos de los rivales. Si a un encuentro así de e-moción de censura inexistente le echas unas gotas de la bebida de cebada apaga y vámonos. Porque pese a tener ocasiones, el meta rival impidió que se colara ninguna a la urna y dio aire a los suyos quienes, en botas de Orellana sobre todo, tuvieron dos de haber hecho sangre y propiciar la ruptura del pacto.
Ni moviendo el banquillo Arrasate consiguió agitar el nogal, a ver si caían las nueces. Aunque para nuez la de Jony, flamante fichaje rojillo que me empieza a oler al tal Chigrinskiy que le colaron en su día al FC Barcelona. A este paso habrá que llamarle Jonygrinskiy, porque el chaval salta al campo en el 65, tira un córner, dos centros y una carrera y para el 72 está desfondado. No lo quiero ni para el Boscos, que con ese porte tiener que almorzar más que jugar. Tampoco es que aportaran mucho Adrián o Torró, raro que no saliera titular, o un Javi Martínez que por lo menos dejó un par de detalles.
Cerocerismo digital en Pamplona, oigan. Un punto más, o dos menos, aunque los menos no se suman. El pacto de no agresión hizo que no hubiese e-moción de ningún tipo en el estadio de El Sadar. Una jornada más, una jornada menos. Ahora a seguir con el trabajo. a ir al Alcoraz a por la victoria que no ha podido ser y a tratar de dejar la permanencia hecha con tiempo, para que el año que viene, vacunados y sin mascarillas, podamos regresar a este campo que ha quedado tan bonito. Pese a que sea reforma. Pese a que se haya encarecido. Pese a que no sea tan e-stadio como quisiéramos...
¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!

INGREDIENTES

    • Tiempo de preparación
    • Tiempo de cocción
    • Dificultad
    • Tipo de cocina

    Preparación

      volver arriba

      Activar Notificaciones