Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

El Forofillo

Al Frasquito de sales

Triunfo rojillo, por fin, cienes y cienes de días después y tras un partido completo

Fran Pérez Beroiz, El Forofillo.
Fran Pérez Beroiz, El Forofillo.
Actualizada 24/01/2021 a las 16:15

A saber, oigan, si la divina providencia tuvo algo que ver en que Osasuna le mojara la oreja al Granada pero una hora antes de empezar el choque en El Sadar, el que teclea en este nuestro santo patrón del periodismo, san Francisco de Sales (más conocido en los círculos próximos como san Frasquito de Sales) circulaba de vuelta del rastro de Landaben por la avenida de Navarra y he aquí que un trolebús que salió de la zona de hospitales casi me aplasta contra la valla. Mucho pitar, bocinear, claxonear y acordarme de su familia pero ahí que se me metió el avezado piloto del monstruo ese sin mirar hacia atrás, por donde circulaba el menda lerenda...

El caso es que tras superar el puente subterráneo de Pío XII, radar incluido, y ascender la cuesta del mentado vial, me fijo que el atontao a las tres iba precedido por otro autobús y una furgoneta de la Policía Nacional, lucecitas puestas y bocina silenciada. ¿Qué leñe? De leñe nada, oigan. El convoy nazarí que salía rumbo al estadio rojillo. Sin ahorrarme una peineta para el amable conductor que casi me empotra superé a la comitiva, rilándome en más santos que san Frasquito, al tiempo que les enviaba mis malas vibras y rezaba para que la afrenta se subsanara con una victoria rojilla. Ya puestos...

Vendetta, vendetta, decía el hijo del Actor Secundario Bob en Los Simpson. Y uno llegaba a casa con la palabra en la boca. No porque se me había herido el orgullo, que de eso hace años que no gasto. Sino porque los nuestros lo necesitan como el agua en el desierto. Así que ale, a recoger la fruta y la verdura, a preparar las costillas de cerdo al horno con patata panadera (untamorros les llaman, y doy fe, que ahora se me resbalan la mitad de las teclas) y a sentarme ante la caja tonta a ver si se cumple la venganza...

Para empezar Jagoba ya le removía las entrañas. Fuera Javi Martínez, Moncayola, Rubén García... ¿Pero esto qué es lo que es? Once con los García en el centro, Facu a la derecha y Manu a la izquierda. Íñigo Pérez junto a Torró y Oier en el centro, con Jony y Barja a las alas y Budimir arriba. De cuajo, siete cambios respecto al once anterior, sin gente importante en el de salida. Golpe de timón, que no Pumba, en toda regla. A verlas venir, que uno es periodista y no sabe de fútbol...

Y otra vez, ya van mil, que el de Berriatua da en el clavo. 2-0 en una primera parte sencillamente perfecta, con la defensa segura y cuando fallaba David, le cubría el káiser Unai. Con Torró de ancla, Oier de timón e Íñigo Pérez de chigre. Con Barja de vela, con Budimir on fire, en plan En-Nesyri, salvando las distancias. Hasta Jony empezaba a mandar veneno al área con sus centros. Y enfrente un Granada que echaba de menos a Yangel Herrera y a Gonalons, tratando de apañar algo, pero con los venenosos Kenedy y Luis Suárez arroba, escoltados por Machís.

Primera parte de ensueño. Primera parte con el único borrón del pobre Jony que, lágrimas en la cara, se retiraba al vestuario palpándose la zona del aductor derecho. Con el año que nos lleva el centrocampista. Un peaje caro que ya empieza a ser una constante en los choques de Osasuna que, para sumar tres, tiene que pagar la baja de uno o dos. De momento, con el 7, llevábamos uno...

Los cambios de Diego en el segundo tiempo cambiaron el panorama. Un rechace mal cerrado permitía a Suárez, otra vez Luis, recortar distancias. Y con 30 minutos por delante, todos a defender cerca de Sergio Herrera. Se avecinaba sufrimiento, se mascaba la tragedia, se veía una celebración de San Frasquito de Sales a medias, como en Mestalla, arrancada de galgo con llegada de burro para terminar, otra vez, con sabor agridulce y la sensación de que el enfermo se nos desangra y sigue inexorablemente camino al cadalso...

Y entró el VAR. Tal cuál. Un Calleri que lleva a un nivel envidiable varias jornadas se fabricaba por la derecha una internada, metía un centro largo y el empalme de Rubén García daba en la mano de Quini. ¡Arbiiii, manooo! Al unísono todos clamaban al trencilla. Y éste, mano al pinga, pedía calma que ya le diría el del VAR. Y el del VAR le llamó. Momento en el que todos dijimos "Va hacia allá, ergo penalti". No había ninguna duda. Hasta el más nazarí veía el penalti. Y claro, como somos Osasuna, hijo mío, y es lo que hay, la cosa no puede ser tan sencilla. En el desborde de Calleri, el argentino echa la mano hacia atrás y ni roza a Germán, pero el veterano defensa tira de Actors Studio y poco menos que lo dejan tuerto. Nada, nada. Penalti, dice. Falta de Jonathan y amarilla al atacante rojillo. Del penalti, ni hablamos. En fin...

Estábamos con la del tuerto, que encima que no ven penalti, ahora nos pitan uno de Rubén a Suárez. Por lo menos no terminaron de redondear la cagada, porque ya "calma" al cielo. Y encima, para terminar de no acordarnos del pitolari, el bueno de Monca empalmaba un rechace en la frontal y pegada en un rival ates de ponernos 3-1. El grito que dio el que suscribe lo debieron de oír hasta el Granada, no Andalucía, sino la isla caribeña. Vendetta, vendetta...

Al frasquito, el primer triunfo de la segundo vuelta, sacando la cabeza del pozo un pelín, pero refrendando las buena sensaciones. Gran partido con todo, hasta la expulsión de Roncaglia al final por la segunda amarilla. Si los triunfos nos van a costar dos cadáveres, para la jornada 30 tendremos que subir a los del Promesas. A ver si no... Y ahora, a por la Copa. Están los cuartos a tiro, con un choque contra el Almería que no deja de ser difícil pero que es asequible. Anda que si empezamos a recuperar en la Liga y pasamos en la Copa, con la misma le dejo al bus del equipo que sea que me pase. Sin necesidad de vendetta, pero con los puntos en el frasco...

¡Hasta la muerte, Forofillo hasta la muerte!


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE