Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

EL RINCÓN DE LOS EXPERTOS

Alternativas saludables al desayuno industrial dulzón

Actualizada 12/12/2020 a las 00:09

¿Leche y cereales industriales? ¿Galletas y un café con leche? ¿Bizcocho casero y un té edulcorado? ¿Pan con mantequilla y mermelada y un vaso de leche con cacao hiperazucarado? ¿Bollería industrial junto a un capuchino? ¿Magdalenas con un café azucarado? ¿Un vaso de leche desnatada por tomar algo? ¿Pan con aceite y café con sacarina? ¿Un zumo brick, un croissant y un “colacao”? ¿Quieres tener energía y te suministras este tipo de combustibles al levantarte de la cama?

¿Hay que desayunar por obligación? ¿Y ese desayuno debe ser lo que hace una gran mayoría? ¿Acaso un desayuno ideal en niños es el desayuno habitual que se les recomienda: leche con cacao comercial repleto de azúcar, “cereales” dulzones o bollería industrial junto a un zumo comercial? ¿Y cambiar los cereales “artificiales” por unas galletas, cruasanes o unos bollos de leche hiperazucarados es la alternativa más tentadora? ¿Esto aconseja una parte importante de los profesionales? ¿Desayunos repletos de productos dulces, harinas refinadas y grasas de mala calidad? ¿Es mejor desayunar esto que no desayunar? ¿No nos da para pensar que de nutritivas y saludables estas opciones tienen poco?

El desayuno es la primera comida del día, la que rompe el ayuno. Desde hace décadas nos llevan inculcando que debe ser “la comida más importante” y que ha de contener aproximadamente entre un 20% y un 30% de las kilocalorías totales del día. ¡Nada más lejos de la realidad! De entrada es tan importante como el resto de las demás ingestas diarias. Si el desayuno para muchos es la comida más importante del día y generalmente está compuesta por un zumo brick, unas galletas y un café con leche, ¿por qué no trasladamos esto a la comida principal? Nos llevaríamos las manos a la cabeza.

Un zumo de melocotón brick junto a un vaso de leche repleto de “cacao harinado y azucarado” y unas galletas con margarina y mermelada o un “zumo” artificial de naranja con unos cereales industriales, algo de bollería y un café cortado y edulcorado, aportando el 25% de la cantidad energética diaria, sería un desayuno considerado como saludable, equilibrado, variado, nutritivo y energético para niños por una parte importante de nuestros organismos oficiales sanitarios. ¿Saludable? ¿Equilibrado? ¿Variado? ¿Nutritivo? ¿Energético?

Cuando va dirigido a niños es el momento ideal para inculcar hábitos nutricionales saludables y no productos dulzones poco nutritivos y repletos de harina. Ante tanta carga de azúcar y escasez nutricional no es de extrañar la poca vitalidad y la falta de concentración que manifiestan muchos jóvenes cuando incorporan este tipo de desayunos momentos antes de ir a la escuela. ¿Cuánta vitamina C hay en el desayuno? ¿Y cuánta cantidad de ácidos grasos omega 3? ¿Y de hierro, magnesio, vitamina B12, zinc, cromo, metionina y triptófano? ¿Y de vitamina A, colina, vitamina E, ácido fólico, iodo y manganeso? ¿Y cuánta tiamina, vitamina D, calcio y lisina incorporaste a tus células tras levantarte de la cama? Es decir, ¿cuántos de los nutrientes esenciales aportaste a tu organismo? Ante la pregunta de ¿qué es mejor desayunar?, la respuesta sería aquello que provee de parte importante de los nutrientes esenciales a todas las células del organismo. Y si detectáramos algunas carencias concretas, el desayuno debería contener esos nutrientes de los cuales existe un déficit.

Así que para alguien con anemia sería mejor desayunar una tortilla de jamón serrano con unas almendras junto a una infusión de ortiga que pan con mermelada junto a un vaso de leche con cacao azucarado. Para alguien con osteoporosis y problemas para perder peso sería mejor desayunar un par de yogures naturales (sin endulzar) con semillas de sésamo junto a una infusión de rooibos que un café torrefacto con una abundante ración de galletas. Para quien presenta signos de desnutrición y está excesivamente delgado sería mejor desayunar una crema de avena con nueces que un zumo brick con varias magdalenas. Para alguien que presenta síndrome metabólico, fatiga crónica y mucha grasa en la región abdominal, sería mejor realizar un ayuno matutino (una infusión de jengibre con canela y el zumo de un limón sería suficiente) o una tortilla de bonito, reducir a tres el número de comidas diarias y tomar una cena ligera y bien estructurada. Es puro sentido común, guste o no a quien esté anclado a los desayunos tradicionales aconsejados por ciertos organismos “industrialmente manipulados”. El desayuno debe personalizarse en función de ciertas variables y lo que aconsejaría a un joven deportista fibroso de alto nivel no lo haría con un adulto obeso sedentario.

¿Os habéis preguntado alguna vez qué aporta esa primera entrada de alimentos a nivel nutricional? ¿Parte importante de las trece vitaminas que precisamos?, ¿de los más de veinticinco minerales y oligoelementos que nuestras células no pueden fabricar?, ¿de los dos ácidos grasos esenciales que hemos de consumir a diario para que nuestras membranas y nuestros cerebros funcionen a pleno rendimiento?, ¿y de los ocho aminoácidos indispensables para fabricar nuestras enzimas, neurotransmisores, tejidos y hormonas? ¿Es así…? ¿Cómo va a afectar al metabolismo esa primera toma?, ¿lo va a trastornar?, ¿va a desregular la homeostasis sanguínea alterando la flexibilidad metabólica?, ¿va a favorecer un entorno anabólico muscular o un entorno propicio para la acumulación de tejido graso durante varias horas? ¿Quizá un excesivo estrés oxidativo? ¿Económicamente me lo puedo permitir? ¿Acaso tomar una tortilla francesa con unas nueces y un yogurt natural es mucho más caro que un zumo brick con bollería industrial o media docena de galletas con margarina y mermelada junto a un vaso de “leche” repleto de “cacao” dulzón?

¿Deben desayunar lo mismo quienes son muy sedentarios y presentan una resistencia a la insulina (parte importante de la población) que quienes son muy activos, fibrosos y tienen una alta sensibilidad a la insulina? ¿Los que muestran un índice cintura umbilical/cadera alto que los que los que lo tienen bajo (poca grasa central)? ¿Los que entran en cuadro de andropausia con barriga prominente que quienes están en plenitud hormonal y son atléticos?

Existen decenas de posibilidades para realizar un buen desayuno. Aquí sólo expongo unas cuantas, todas ellas energéticas, variadas, nutritivas, equilibradas, saludables y ajustadas a unos perfiles concretos.

Que hayan conseguido que asociemos la comida basura a la felicidad y la comida real al aburrimiento es bastante grave. La industria alimentaria ha ganado el pulso a la fisiología del ser humano y a su débil sentido común. ¿Resulta más aburrido desayunar un licuado de vegetales acompañado de un revuelto de hongos que un café edulcorado junto a unas rebanadas de pan con mantequilla y mermelada? Quizá para muchos sí. ¿Resulta más aburrido saborear de una puesta de sol en la playa y caminar sobre la arena cuando apenas hay gente que “disfrutar” de un día de playa en máxima actividad solar e inundada de miles y miles de personas? Es cuestión de gustos, pero lo que está claro es que, en ambos casos, por la razón que sea, la mayor parte de la población elige la segunda opción.

¡Deseo os sirva el artículo para ampliar vuestro repertorio!

Tres vídeos que no puedes perderte:

https://www.youtube.com/watch?v=r3ZvqBpZtSk ¡PON FIN AL DESAYUNO INDUSTRIAL!

https://www.youtube.com/watch?v=mDt4lDv7Yr4 ¿DESAYUNOS PARA NIÑOS? BUFFFF... ¡QUE MIEDO!

https://www.youtube.com/watch?v=-V79Dk-z7fo EL CARRO DE LA COMPRA SALUDABLE


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE