Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Justicia

El magistrado progresista Cándido Conde-Pumpido, nuevo presidente del Tribunal Constitucional

Ha superado en la votación a la también progresista María Luisa Balaguer por seis votos frente a cinco

Ampliar Cándido Conde-Pumpido
Fotografía de archivo (15/09/2011) del magistrado Cándido Conde-Pumpido que ha sido elegido presidente del Tribunal ConstitucionalEFE/Chema Moya
Actualizado el 11/01/2023 a las 14:52
El Pleno del Tribunal Constitucional (TC) ha elegido al magistrado Cándido Conde-Pumpido como su nuevo presidente, tras superar en la votación a la también progresista María Luisa Balaguer por un estrecho resultado de seis votos frente a cinco.
Fuentes del tribunal de garantías han informado del resultado de la votación en la que también se ha designado a la magistrada progresista Inmaculada Montalbán como vicepresidenta del órgano, lo que rompe la costumbre de que sea un magistrado del grupo minoritario, en este caso conservador, quien ocupe este lugar.
Con excepción de Balaguer, los progresistas han votado en bloque en favor de Conde-Pumpido, lo que confirma que María Luisa Segoviano, cuyo voto era crucial para decantar la balanza, se ha inclinado finalmente por el magistrado, que era el candidato nato de su grupo.
Es más, según las fuentes consultadas, algunas voces del grupo progresista han tratado hasta el último momento de consensuar un candidato único a la presidencia del órgano entre Balaguer y Conde-Pumpido, pero ninguno de ellos ha retirado su candidatura.
Dicha opción pasaba preferentemente por que María Luisa Balaguer diera un paso al lado, ya que Conde-Pumpido contaba con más apoyo por parte de los magistrados de este grupo. Sin embargo, la magistrada se veía con opciones hasta que diera comienzo el pleno.
Balaguer, en cambio, ha sumado a su voto los cuatro de los magistrados conservadores que han tenido muy en cuenta la cercanía de Conde-Pumpido con el PSOE tras ocho años como fiscal general durante la etapa de José Luis Rodríguez Zapatero como presidente del Gobierno.
La presidencia es un puesto de suma importancia porque controla los tiempos de los asuntos a manejar que, en esta nueva etapa, abordará desde la eutanasia a la ley Celáa, la ley de la infancia o el ingreso mínimo vital, con el polémico recurso del aborto parado en el tribunal de garantías 12 años y aún sin fecha para resolverlo.
Conde-Pumpido tiene previsto modular su presidencia apostando por sacar del cajón los temas más controvertidos del tribunal para ponerlo al día porque entiende que el órgano no puede desentenderse de ellos y que es tarea del presidente apretar para, al menos, debatirlos en Pleno. Tiene dos años y medio por delante.
Junto a él estará Inmaculada Montalbán, cuya elección ha roto la tendencia del tribunal de los últimos mandatos de colocar a un magistrado del bloque minoritario en este puesto al superar por 6 votos a 5 al conservador Ricardo Enríquez.
Esta maniobra se interpreta como un mensaje de la nueva mayoría progresista al bloque conservador por haber apoyado a Balaguer fracturando así al grupo progresista que pretendía una candidatura única, lo que hubiera colocado casi con toda probabilidad a Enríquez en la Vicepresidencia.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora