Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Encuentro

Sánchez y Feijóo escenifican su inquietud ante la crisis de la Justicia pero dilatan los acuerdos

El jefe del Ejecutivo y el líder de la oposición reabren la negociación sobre el CGPJ y el TC tras tres horas de reunión en la Moncloa forzada por la marcha de Lesmes

Ampliar El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo (i) y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), durante una reunión en La Moncloa
El presidente del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo (i) y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (d), durante una reunión en La MoncloaEfe
Actualizado el 10/10/2022 a las 21:04
La dimisión del presidente del Consejo General del Poder Judicial, Carlos Lesmes, tras casi cuatro años con el mandato caducado, ha servido de aldabonazo para el Gobierno y el primer partido de la oposición. Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo celebraron este lunes su segunda reunión en el Palacio de la Moncloa desde que el líder de los populares asumió el cargo y, después de más de cinco meses de incomunicación total.
 Pero ni siquiera ahora puede afirmarse que el PSOE y el PP serán capaces de sellar un acuerdo para poner fin a una situación de bloqueo que afecta ya al propio funcionamiento de la justicia, con 77 plazas, entre el Tribunal Supremo, tribunales superiores de justicia y audiencias provinciales, sin renovar y 17 de ellas sin cubrir siquiera de manera interina. El compromiso que salió, después de más de tres horas, de la reunión convocada la víspera de urgencia por el jefe del Ejecutivo, fue que esta vez el acuerdo se buscará, en palabras del ministro de Presidencia, Félix Bolaños, "en serio" y que las conversaciones entre Sánchez y Feijóo serán más "frecuentes", según el PP.
 "Somos conscientes, ambas partes -aseveró Bolaños- de la gravedad de la situación". También el vicesecretario de acción institucional del PP, Esteban González Pons, insistió en esa idea."Nos hemos dado una última oportunidad. Todo aquel que en esta vida haya tenido una pareja y se haya dado una última oportunidad, sabe de lo que estamos hablando", dijo desde la sede de su partido.
Ambos acabaron sumándose al encuentro entre sus jefes después de cerca de hora y media de conversación privada y ambos serán los encargados de intentar llevar la negociación a buen puerto. Ninguno dejó claro, no obstante, cómo pretenden superar el que, en el último año y medio, se presentaba como mayor escollo: la exigencia, por parte del PP, de un compromiso para modificar el sistema de renovación del Consejo, de tal manera que se permita la participación directa de los jueces en la elección de los vocales. Un asunto al que Feijóo volvió a hacer hoy alusión.
La formación conservadora metió en un cajón el cambio de modelo cuando gobernaba con mayoría absoluta pese a haberlo llevado en su programa electoral._Ahora, lo defiende a capa y espada y cuenta a su favor con el aval de la Comisión Europea que, aun así, ha hecho ya repetidos llamamientos a los partidos para que renueven el CGPJ sin más demora, conforme a las reglas vigentes, es decir, por mayoría de tres quintos del Congreso y el Senado.
PROFUNDA
 El Gobierno defiende que los jueces ya tienen voz en la elección del Consejo porque los vocales salen de listados que ellos conforman, y se niega a arrebatar al Parlamento la potestad que ahora ejerce. Bolaños eludió ayer dar un portazo en público al asunto para que la negociación no descarrile antes siquiera de haber empezado._Sobre todo, porque antes de llegar a Moncloa Feijóo ya había transmitido que seguía consideranto la cuestión una "linea roja". Pero la posición del Ejecutivo no ha cambiado. "Uno de los dos o los dos tendrá que ceder", admiten en Génova. "La brecha es suficientemente grande -abundó Pons- como para que coincidir en el deseo de negociar nos haya llevado tres horas".
Sánchez acepta, por el mometo, no nombrar a los magistrados del Tribunal Constitucional, también pendientes de designación desde junio, hasta que la renovación del CGPJ no se haya consumado y admite que la negociación con el PP sobre este órgano se vincule a la sustitución del magistrado Alfredo Montoya, que en julio renunció a su cargo en el tribunal de garantías por un cáncer, por otro magistrado conservador que designe el Senado.
El Gobierno siempre ha alegado que el único obstáculo para la renovación es la actitud de un PP que incumple la Constitución para evitar que dos órganos de suma importancia para el funcionamiento democrático pasen de tener una mayoría conservadora a una progresista. Bolaños eludió en esta ocasión el mínimo ataque pero el PSOE sí dio rienda suelta al escepticismo. "¿Quiere renovar realmente el PP el CGPJ o solo quiere cambiar el relato de su culpabilidad?", planteó el secretario de Organización, Santos Cerdán, en Sevilla.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora