x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Desaparición Diana Quer

Un minuto de silencio en la plaza del Obradoiro por Diana Quer

Juan Carlos Quer ha dado las gracias al pueblo español y al gallego por su solidaridad, respaldo y cariño

Juan Carlos Quer y su hija Valeria reciben el cariño de los centenares de personas que han participado en el minuto de silencio en memoria de Diana Quer.

Juan Carlos Quer y su hija Valeria reciben el cariño de los centenares de personas que han participado en el minuto de silencio en memoria de Diana Quer.

EFE
Actualizada 16/11/2019 a las 14:22
  • EFE. SANTIAGO DE COMPOSTELA
A+ A-

"Para que nunca más le hagan una brutalidad así a una mujer", ha gritado Valeria Quer en el minuto de silencio que este sábado ha honrado en la plaza del Obradoiro de Santiago de Compostela la memoria de su hermana mayor, Diana, por cuyo crimen se está juzgando en esa ciudad a un único encausado, José Enrique Abuín Gey, alias 'El Chicle'.


"Nos sentimos súper arropados, lo que más feliz nos hace ahora mismo es que estéis aquí por mi hermana", ha dicho la hermana en el acto, sobrecogida pero todavía con el suficiente resuello para espetar: "Por las mujeres, por la protección... Gracias por darnos cariño, apoyo, todo".


Junto a ella, su progenitor, Juan Carlos Quer, ha dado las gracias al pueblo español y al gallego por la solidaridad, respaldo y cariño y ha invitado a todo el que quiera a ir a Galicia: "Este individuo es un hecho aislado al lado de la bondad de tanta gente buena de aquí".


"Fuerza", "ánimo", "estamos con vosotros", han escuchado ambos en el acto mientras se han sucedido los abrazos, los besos y muchísimas más palabras de ánimo.


Juan Carlos Quer ha incidido en su batalla, la de la prisión permanente revisable. Ha reclamado que nadie pueda volver a cometer actos tan brutales de violencia contra la mujer, al igual que Valeria, y ha deseado que la condena a este "depredador" sea "certidumbre para la sociedad". "Que nuestras hijas puedan circular con libertad. Gracias", ha terminado.


El minuto de silencio se ha celebrado cuando el juicio por el crimen de Diana Quer ha llegado a su ecuador, tras una semana en la que han declarado el único sospechoso y los propios padres de la víctima, Juan Carlos y Diana López-Pinel. En la semana entrante será el turno de la prueba pericial.


Más de tres años después del crimen, El Chicle ha admitido en sede judicial y ante las nueve personas que conforman el jurado popular que fue él la persona que mató a Diana. No obstante, sigue sosteniendo que de forma accidental tras ser sorprendido por la joven en un robo de gasóleo.

Te puede interesar


Una teoría desbaratada en una de las sesiones iniciales: nadie en A Pobra, donde se celebraba la fiesta del Carme dos Pincheiros, fue víctima esa noche de ningún robo de combustible.


Frente a esa tesis de un homicidio imprudente, las acusaciones -pública y particular- consideran que el acusado sí actuó de manera premeditada.


Es decir, primero raptó a la adolescente, luego abusó de ella para al final estrangularla con una brida que apareció anudada a su pelo y, tras ello, lanzó a un pozo su cuerpo lastrado con dos bloques que sumaban algo más de 18 kilos de peso.


La postura “completamente antinatural”, muy rígida y con las piernas extrañamente abiertas en la que hallaron el cadáver en el pozo demuestra, para todos los expertos que han comparecido en sala, que la chica murió "tras una situación de shock grande" que le generó un gran “pánico”.


Durante esta primera semana de juicio, El Chicle únicamente fue capaz de ojear de frente a las personas que en su día estaban a su lado, su exmujer y amigos, y que llegaron a ofrecer una coartada para aquella noche de verano al no considerarlo capaz de realizar tal “animalada”, pero que hoy en día ya no confían en su inocencia.


Su expareja, Rosario, nunca creyó que el entonces su marido fuese el culpable de la desaparición de la chica madrileña, pero ahora, después de todo lo ocurrido, sí está segura de que El Chicle mató a Diana y de que "lo hizo todo solo, claro", tal y como ha enfatizado en sala.
Otro de sus amigos hizo un demoledor retrato sobre la costumbres y el comportamiento hacia las mujeres de El Chicle.


Según la versión del hombre que había sido su compañero de fiestas, a Abuín Gey le gustaban “todas” las mujeres pero especialmente, delgadas, jóvenes, morenas y de pelo largo. Como Diana Quer. 

Te puede interesar

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra