Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

VIVIENDA

La indecisión del Supremo sobre el impuesto encarecerá el coste de las nuevas hipotecas

Hay expertos que aseguran que serán los bancos quienes tengan que pagar el impuesto, pero sin efectos retroactivos

El Supremo decidirá el 5 de noviembre sobre el pago de impuesto de las hipotecas
Sede del Tribunal Supremo, que se pronunciará el 5 de noviembre sobre las hipotecas.
Archivo
  • Colpisa. Madrid
Actualizada 24/10/2018 a las 06:00

El "giro jurisprudencial" de 180 grados que dio el Tribunal Supremo en apenas 24 horas a cuenta de a qué parte -banco o cliente- se debe imputar el abono del Impuesto de Actos Jurídicos Documentados (AJD) ha revuelto aún más el mercado hipotecario español, sobre el que ya se dirigían todas las miradas tras el conflicto de las cláusulas suelo y los gastos iniciales de constitución. La espera a la que el alto tribunal ha postergado al mercado durante dos semanas para decidir el criterio a aplicar endurecerá las condiciones con las que se aprueben los nuevos créditos a partir de ahora.

El sector da por descontado que si se les imputa el pago del AJD, ese coste -entre 600 y 2.000 euros, dependiendo de la operación y la comunidad autónoma- se trasladaría a la hipoteca vía tipo de interés. De hecho, antes de que el Supremo dejara en el aire el criterio de la sentencia de la Sala Tercera de lo Contencioso, los bancos ya no se mostraban proclives a relajar esas condiciones. Así lo refleja la Encuesta de Préstamos Bancarios del BCE, publicada precisamente este martes, en la que constaba cómo las condiciones de los préstamos para vivienda "permanecieron sin cambios" en el tercer trimestre del año "a pesar de una cierta presión de la competencia, que no habría sido suficiente" como para reducir esos costes.

AVALANCHA DE DEMANDAS

Ni siquiera el dinamismo del mercado financiero español, tantas veces defendido por los grandes banqueros como ejemplo de competitividad entre las entidades, ya era capaz de reducir esos costes. Ahora, con la inseguridad en torno al Supremo, el mercado se tensará. Incluso aunque el criterio final sea favorable a la banca, porque en el sector temen otra avalancha de demandas en los juzgados por parte de clientes insatisfechos.

La firma DBRS estima que serán los bancos los que tengan que pagar el impuesto a partir del 5 de noviembre, pero sin efectos retroactivos. En ese escenario, el impacto sería manejable, al situarse en un coste de unos 700 millones de euros al año. "Esperamos que los bancos probablemente trasladarán ese nuevo coste de las hipotecas al cliente. En consecuencia, el impacto neto en la rentabilidad debería ser neutral", explica la agencia de 'rating'.

El conflicto ha llegado en un momento en el que las propias entidades reconocían en esa encuesta -con datos hasta septiembre- que aplicarían "una cierta relajación en los criterios de concesión de hipotecas" al mejorar la economía. Pero ahora ningún banco asume ese compromiso.

La incertidumbre sigue siendo total entre los clientes que estos días tenían prevista la firma de su escritura para adquirir una vivienda. En los bancos reconocen que algunas operaciones se están retrasando, a petición de las familias ante el desconocimiento sobre qué puede ocurrir con el AJD. Sin embargo, se trata de casos minoritarios, y no de una tendencia masiva. Así lo confirman también desde las notarías donde no advierten de ningún hecho excepcional durante estas jornadas.

En algunos casos, previa advertencia de los fedatarios, a quienes el Consejo del Notariado remitió una nota el pasado lunes para que informen sobre el conflicto jurídico en vigor, se están modificando las escrituras hipotecarias para incluir esta nueva realidad: que la liquidación del AJD la realizará "el sujeto pasivo que corresponda", indican algunos textos. Se trata de una fórmula basada en dejar "abierta" la imputación de este impuesto a la espera de que el Supremo se pronuncie justo después del puente de Todos los Santos.

Mientras tanto, en las oficinas de los bancos han notado un mayor desinterés por parte de los clientes a la hora de informarse sobre las condiciones de los préstamos. Fuentes del sector reconocen que siguen activas todas las campañas comerciales vigentes hasta ahora, aunque son los compradores de vivienda los que se retraen a la espera de conocer el criterio final del alto tribunal.

Las entidades ya se preparan para presentar sus cuentas trimestrales a partir de mañana, en unas jornadas protagonizadas por el giro del Supremo. Lo hará con una tasa de morosidad que cayó al 6,3% en agosto, el menor registro desde 2011.

EL SECTOR LLEVA AL IBEX A MÍNIMOS DE 2016

Las acciones de los bancos no levantan cabeza desde que el Supremo anunciara una revisión del criterio sobre el impuesto a las hipotecas el pasado jueves. Desde entonces, se han dejado 10.000 millones de euros en capitalización bursátil. Este martes, algunos acumularon pérdidas superiores al 3% que llevaron al Ibex-35 hasta los 8.726 puntos, mínimo desde noviembre de 2016. Sabadell cayó un 3,3%; CaixaBank un 2,1%; Bankinter un 1,6%; Santander un 1,5%; BBVA un 0,5%; y solo Bankia se apuntó un alza del 0,5%. En el Mercado Continuo, Unicaja perdió un 2,7% y Liberbank un 2,4%.
 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Noticias relacionadas
volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE