Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

En pro de las residencias de mayores decentes

  • Raquel Esquíroz Jaúregui
Publicado el 04/10/2022 a las 07:17
Ciertamente tiene que ser muy duro tomar la decisión de ingresar a un familiar en una residencia de ancianos, aún más teniendo en cuenta que en la mayoría de los casos ellos mismos no son capaces de tomar sus propias decisiones, puesto que, debido a múltiples patologías que sufren no es están en condiciones de hacerlo y son sus allegados más próximos quienes se ven obligados a decidir por ellos, creándoles a su vez un sentimiento de abandono y culpa. Con el tiempo, esta sensación se irá aliviando al comprobar que esta decisión ha sido, sin duda, la más acertada. Un centro residencial es, con toda seguridad, el lugar donde nuestros seres queridos pasarán la última etapa de su vida. Por ese motivo, están atendidos por un grupo multidisciplinar de profesionales que día a día lo dan todo para conseguir que estos ancianos estén, no solo atendidos en sus necesidades básicas, sino también sientan el trato personalizado y la humanidad que se trasmite a cada uno de ellos, siendo siempre los residentes nuestra prioridad. Los trabajadores no nos sentimos frustrados, ni explotados, y tampoco estamos pensando en reivindicaciones laborales cuando realizamos nuestro trabajo, en la mayoría de los casos elegido libremente. Solamente nos centramos en ser eficaces y resolutivos. Menos aún debemos pensar en ellos como si fueran miembros de nuestra familia, ya que, nuestra función es cuidar de ellos como profesionales que somos. Seguramente cometemos muchos errores, nunca negligencias, tenemos muchas cosas que mejorar y, por eso, recibimos siempre positivamente cualquier crítica constructiva. Asimismo, nos llenan de alegría y emoción todas las muestras de agradecimiento y reconocimiento a nuestro trabajo percibidas diariamente de usuarios y familiares, los cuales nos dan la fuerza necesaria para seguir realizando nuestro trabajo vocacional siempre con profesionalidad y humanidad.
Raquel Esquíroz Jaúregui, gerocultura de Residencias LARES
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora