Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Pedro Sánchez incumple la ley

  • José Ignacio Palacios Zuasti
Publicado el 23/09/2021 a las 07:57
Como en el famoso cuento de Hans Christian Andersen, aunque las ensoñaciones independentistas de uno de los intervinientes y el afán de permanecer en el poder del otro les hiciera ver algo irreal, el resto de los mortales, como el niño de la fábula que dijo que el rey estaba desnudo, sabemos que los que se juntaron en el Palacio de la Generalitat de Barcelona el pasado día 15 fueron el presidente del Gobierno de España y el presidente de una de las comunidades autónomas que integran esta nación, y no dos presidentes de dos naciones distintas. Pero dejando a un lado esa cuestión, es práctica habitual que cuando el presidente del Gobierno recibe, en visita oficial, en el Palacio de la Moncloa a un presidente autonómico, por deferencia, coloque, junto a la bandera de España, la de esa comunidad autónoma a la que éste representa. También lo es que cuando dos jefes de gobierno de dos naciones se encuentran, en el lugar de la reunión estén sus respectivas banderas. Y en cualquiera de ambos escenarios sería considerado como una grave incorrección que, el anfitrión o el invitado, antes de comparecer ante los medios de comunicación, retirase la enseña del otro. Por lo que se ve, esto, que sería una ofensa en todos los lugares del mundo, está permitido y tolerado en Cataluña cuando se trata de quitar la bandera de España porque, supongo, que si el presidente de la Generalitat se reúne allá con el presidente de otra nación o con el de otra comunidad autónoma esto no hubiese sucedido. Para los catalanes no independentistas y para el resto de los españoles fue bochornoso e intolerable contemplar cómo un ujier retiraba la enseña nacional antes de la intervención de Aragonés y que lo hiciera ante la pasividad de Pedro Sánchez, que se quedó de brazos y toleró, si es que no lo tenía pactado con anterioridad, que se retirara la bandera de España que, tal y como dice la legislación vigente, “simboliza la nación; es signo de la soberanía, independencia, unidad e integridad de la patria y representa los valores superiores expresados en la Constitución”. Sí, es gravísimo que el presidente del Gobierno haga la vista gorda y transija ante un flagrante incumplimiento de la ley que regula el uso de la bandera de España en la que se establece que ésta debe ocupar el lugar preferente en el interior de todos los edificios y establecimientos de la Administración autonómica. Y si él, por su conveniencia personal, hace dejación de funciones y no cumple la ley, que no pretenda exigirnos al resto de los ciudadanos que acatemos aquellas normas que él aprueba y no nos gustan.
volver arriba

Activar Notificaciones