x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
    Navarra
JUAN RAMÓN CORPAS ES CONSEJERO DE CULTURA YTURISMO DEL GOBIERNO DE NAVARRA

GRATITUD

Actualizada Domingo, 16 de agosto de 2009 - 03:59 h.
  • JUAN RAMÓN CORPAS

V IVIR consiste -a decir de Andres Neuman- en dar a las cosas (y a las personas) la bienvenida que merecen, y en despedirlas con la debida gratitud. Hoy es, pues, el momento de reconocer, si quiera brevemente, la deuda contraída con Pablo de Antoñana, que se acaba de ir.

De Tierra Estella, antes que de ninguna otra patria, Pablo ha transitado por el último medio siglo de las letras navarras sin solución de continuidad, dejándonos novelas, relatos y un sinfín de colaboraciones de prensas diversas en las distintas etapas de su peripecia vital.

Muchos descubrimos su pulso narrativo en las páginas de Diario de Navarra. Y navegando aquellas líneas, desciframos sus recursos de trujamán de la prosa, la ropavejería sabia con que fabricaba historias este devorador apasionado del idioma, este trabajador incansable de la lengua castellana.

Con su íntimo pesimismo, su tono desencantado, sus formulaciones verbales evocadoras y recurrentes, Antoñana fue creador más que de un estilo de una atmósfera. Y poco a poco ("quien va por un camino -afirma el refrán árabe- se convierte en camino"), él mismo se transformó en parte de esa atmósfera. De manera que al final de su vida había construido no sólo una obra sino también un personaje -aboinado y socarrón, burlón y cascarrabias, anacrónico, huraño y tierno- que era casi uno con su obra.

Singular ejercicio de coherencia literaria.

Ahora que no está, su ausencia se nota en el paisaje del que formaba parte de un modo tan notorio y vigoroso. Y ahora, igual que dimos la bienvenida a sus escritos cuando llegaron debemos expresarle nuestra gratitud por todos y por todo cuando se va.

Gracias, Pablo.

Descansa en paz.

Diariodenavarra.es no se responsabiliza ni comparte necesariamente las ideas o manifestaciones depositadas en las opiniones por sus lectores La discrepancia y la disparidad de puntos de vista serán siempre bienvenidos mientras no ataquen, amenacen o insulten a una persona, empresa, institución o colectivo, revelen información privada de los mismos, incluyan publicidad comercial o autopromoción y contengan obscenidades u otros contenidos de mal gusto.
Diariodenavarra.es se reserva el derecho a decidir las noticias que admiten comentarios de los lectores.

Atención: Tu petición no ha sido procesada correctamente. Comprueba que has rellenado todos los campos obligatorios correctamente y vuelve a intentarlo.

(*) Todas las opiniones que tengan rellenados estos campos pueden aparecer publicadas en el periódico impreso


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual