x
Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
   

El "Pobre de Mí" en San Fermín: cinco cosas que debes saber

El 14 de julio Pamplona entona el 'Pobre de mí', se vacía y recupera la tranquilidad

Miles de personas volvieron a abarrotar la Plaza Consistorial para, vela en mano, despedir los Sanfermines 2015. El

Pobre de Mí 2015.

AGENCIAS

El 14 de julio es el día más triste de las fiestas -y para algunos de todo el 2016-. La despedida, el adiós a 9 intensos días de blanco y rojo, que a ratitos se hacen demasiado largos, pero que son, para muchos, lo mejor del año. La fiesta se apaga, Pamplona entona el 'Pobre de mí', se vacía y recupera la tranquilidad. La cuenta atrás comienza de nuevo. Ya falta menos.

1. MENOS GENTE

Cuando el reloj marca la medianoche, el alcalde de Pamplona sale al balcón del Ayuntamiento para despedir las fiestas ante una abarrotada plaza. Pero no tiene nada que ver con el Chupinazo: hay menos gente, no hay ni rastro del jolgorio del día 6 ni de la suciedad y se puede ir con niños, por esto mismo.

2. CUIDADO CON LAS VELAS

La costumbre es cantar el 'Pobre de mí' con una vela encendida en la mano. Si no tienes una en casa, podrás comprarla en cualquiera de los puestos que hoy atestan el Casco Viejo de la ciudad. Ten cuidado con la cera. Aunque la gente suele colocar un vaso de plástico alrededor del cirio, hay quien se despista y termina volcando el líquido caliente sobre los demás.

3. LA PAÑOLADA

Cuando la medianoche llega y apaga la juerga, pamploneses y foráneos acuden a la casa del santo morenico, la iglesia de San Lorenzo, para anudar sus pañuelos a la verja en un gesto de cariño a San Fermín y dejar allí también las velas.

4. EL 'POBRE DE MÍ' ALTERNATIVO

El 'Pobre de Mí' alternativo de la plaza del Consejo se instauró en 1980 cuando 'El Guti', fallecido en 2016, se dirigía a la plaza del Ayuntamiento junto a su cuadrilla para despedir las fiestas y no pudieron entrar por la cantidad de gente. De manera improvisada, El Guti se subió a la fuente y comenzó a cantar tonadillas sanfermineras. La iniciativa fue un éxito y se repitió al año siguiente, instaurando uno de los 'momenticos' de las fiestas.

5. QUE NO PARE LA FIESTA

Ya está. Fin. Se acabó. O no. Muchos sanfermineros se niegan a asumirlo y alargan las copas hasta el Encierro de la Villavesa, un acto que no está en el programa oficial, pero sí en la agenda.

volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+