Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Naturaleza

Día Mundial de los Humedales: un viaje a los seis más interesantes de Navarra

Navarra cuenta con seis humedales especialmente interesantes y protegidos bajo el paraguas de la Red Natura 2000

La laguna de Pitillas
La laguna de Pitillas es visitada cada año por más de 14.000 personas.
  • Conocer Navarra
Actualizada 02/02/2021 a las 12:49

Cada 2 de febrero, la comunidad internacional vuelve la vista hacia unos espacios naturales muy peculiares: los humedales. Estas zonas inundadas, que durante mucho tiempo fueron consideradas focos de insalubridad, son hoy en día lugares especialmente protegidos.

Su importancia en la preservación de la biodiversidad es clave, ya que en ellos viven un gran número de especies animales y vegetales que regulan el ciclo del agua y el clima en un equilibrio perfecto. Pero la realidad nos dice que en los últimos 35 años han desaparecido más del 50% de los humedales en todo el mundo.

En Navarra, estos humedales han encontrado una especial protección desde la puesta en marcha de la Red Natura 2000, agrupando bajo este título los seis más interesantes de la Comunidad foral: Badina Escudera, Balsa del Pulguer, Estanca de los Dos Reinos, Laguna de Pitillas, Laguna del Juncal y Embalse de Las Cañas. 

 

1. BADINA ESCUDERA

El espacio natural Badina Escudera, ubicado en término de Villafranca, se encuentra dividido en dos, ya que lo atraviesa la autopista AP-15. A cada lado de esta vía encontraremos dos charcas que, a pesar del impacto del asfalto, forman un humedal de gran interés. Este espacio natural está rodeado de campos de maíz y de otros cultivos. Entre sus carrizales, numerosas aves encuentra refugio durante el invierno. Además, es un lugar de cría para el galápago europeo, además de para patos y cigüeñelas. También habitan el lugar anfibios como el tritón jaspeado, el sapo corredor, el sapo partero común y la rana común, y dos mamíferos amenazados: el visón europeo y la nutria.

Existe un recorrido creado para btt que permite recorrer la laguna y avistar algunas aves. Se trata de un sencillo recorrido de poco más de once kilómetros, aunque algunas marcas han desaparecido por el paso del tiempo así como a causa de concentraciones parcelarias.

 

2. BALSA DEL PULGUER

Entre los términos municipales de Tudela y Cascante, al sur de Navarra, encontramos la balsa del Pulguer, un humedal salino en el que podemos disfrutar de una flora de gran interés así como numerosas aves acuáticas y esteparias, como el aguilucho lagunero, el ánade azulón, el rascón, somormujo lavanco, la cigüeña blanca, la alondra de Dupont, la ganga ortega o el alcaraván común. Además, este espacio es, desde 2008, una zona apta para el baño y la práctica de actividades acuáticas, por lo que se ha convertido en un lugar de esparcimiento para los habitantes de la zona, que la han bautizado como la “playa de la Ribera”.

Existe un recorrido de 2 kilómetros aproximadamente que rodea la Balsa y otros que pasan por el Espacio, como la Cañada Real de Logroño a Ejea de los Caballeros.

 

3. ESTANCA DE LOS DOS REINOS

Se encuentra en Carcastillo, en el límite con Aragón y cerca de las Bardenas Reales. Este pequeño humedal artificial fue construido a finales de los años 50 y ocupa algo más de 30 hectáreas. En Dos Reinos podemos divisar especies como el avetoro, el avetorillo común, las garzas imperial y real, el ánade real, la focha, el rascón y el aguilucho lagunero. Además, durante el invierno se suman la cerceta común, el pato cuchara, el porrón europeo, el ánade friso y el silbón europeo. Y entre las migrantes, el ánsar común y de la polluela pintoja. A todos ellos se suma una abundante población de grullas que se ha asentado en la Estanca y alrededores en los últimos tiempos.

La balsa dispone de una zona de acogida, con aparcamiento, mesas, bancos, barbacoas, etc. Los andarines pueden rodearla gracias a un sendero señalizado, donde encontraremos una caseta de observación de aves. También hay un aula educativa el observatorio Torre Caracol, que se encuentra más alejado de la laguna y ofrece vistas más generales del paisaje.

 

4. LAGUNA DE PITILLAS

Es, quizá, el más conocido de nuestros humedales. Un espacio de 216 hectáreas repleto de aves y ubicado a las faldas de la sierra de Ujué, en un paisaje estepario a 3 kilómetros de la localidad de Pitillas, que le da nombre. De su importancia da cuenta el hecho de que cada año la visitan alrededor de 14.000 personas. No en vano, los aficionados a la ornitología pueden observar allí un amplio listado de especies como zampullín cuellinegro, aguiluchos laguneros, garzas reales, cercetas comunes, fochas comunes, ánsares, cucharas comunes o ánades azulones. A ellas, se suman dos especies especialmente valiosas, las joyas de la corona de Pitillas: el avetoro y el bigotudo. Sin olvidar a las ranas, las libélulas o la bella mariposa Tomares ballus.

Su alto valor ecológico le ha otorgado varios ‘titulos’. Es Reserva Natural desde 1987, Zona de Especial Protección para las Aves desde 1991 y Humedal de Importancia Internacional desde 1996.

Cuenta con un observatorio y tres itinerarios o senderos para recorrerla.

 

5. LAGUNA DEL JUNCAL

En contraposición con la anterior, la laguna del Juncal es quizá la gran desconocida de este listado, y por eso mismo más tranquilo y muy respetado por los amantes del birding. Ubicada en la Zona Media, en término de Tafalla, es una Reserva Natural de 60 hectáreas de superficie. En ella conviven zampullines y fochas comunes, aguiluchos lagunero y pardo y grandes colonias de garzas. Además, la nutria y el visón europeo utilizan esta laguna esporádicamente.

 

6. EMBALSE DE LAS CAÑAS

Junto a Viana, en el límite con la provincia vecina de La Rioja, encontramos este humedal de 178 hectáreas creado como balsa de riego allá por el siglo XVI. Junto a la Laguna de Pitillas, ostenta el honor de ser considerado un humedal de importancia internacional. En sus aguas cría la garza real y la imperial, es refugio de una de las aves más amenazadas de la Península Ibérica, como es el avetoro, y otras muchas aves, entre las que destacan el águila pescadora, el pato colorado, la polluela pintoja y el carricerín cejudo. Uno de sus más ilustres visitantes invernales es el escribano palustre, y además cuenta con otra interesante fauna como la libélula atigrada mediterránea, el galápago europeo, el tritón jaspeado, la ranita de San Antonio, el visón europeo y la nutria.

Cuenta con un observatorio –El Bordón- y un sendero de 4,5 kilómetros que permite disfrutar de su perímetro en una cómoda caminata.

 

Te puede interesar

Te puede interesar


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

volver arriba
Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE