Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Destino Navarra

Lindus-Menditxuri, una ruta entre búnkeres, aves y abundante vegetación

La ruta de Lindus-Menditxuri, situada al norte de Navarra, es uno de los tres recorridos que permiten conocer los búnkeres que se construyeron en el lugar el siglo pasado

Ampliar Lindus-Menditxuri, una ruta entre búnkeres, aves y abundante vegetación
Lindus-Menditxuri, una ruta entre búnkeres, aves y abundante vegetación
  • Edurne Garde Eransus
Actualizado el 08/08/2020 a las 06:00
La ruta de los Búnkeres de Burguete, situada al norte de la Comunidad foral, cerca de la localidad de Roncesvalles, está compuesta por tres recorridos que discurren por las fortificaciones construidas con carácter defensivo drante el siglo pasado, entre 1938 y 1958, periodo que abarca la Guerra Civil Española, la II Guerra Mundial y un periodo de la dictadura franquista.
Estos búnkeres son parte de una línea fortificada que recorre el Pirineo desde el Mar Cantábrico al Mar Mediterráneo y que fue construida por orden de Franco. A lo largo de esta línea fortificada, se llegaron a levantar casi 170 Centros de Resistencia que buscaban evitar que España fuese invadida desde Francia. Esta barrera defensiva recibió el nombre de “Línea P”.
Las tres rutas que discurren por esta línea fortificada, la ruta de Ibañeta, la ruta de Tres Hayas y la ruta de Lindus-Menditxuri, permiten trasladarse al pasado y conocer los vestigios de estas construcciones defensivas.
RUTA DE LINDUS - MENDITXURRI
Este recorrido, que se extiende a lo largo de 19 kilómetros, se puede realizar en bicicleta, a caballo o andando y se recomienda el uso de un calzado cómodo. Además, a este sendero se le atribuye una dificultad media, por lo que no se aconseja para personas no habituadas a andar durante varias horas.
Los que se acerquen al lugar, a través de los collados, encontrarán la explicación de los sucesos históricos, la organización y desarrollo de los planes defensivos en una zona en la que la vegetación es abundante y hace de este espacio un paraje único.
A lo largo de la ruta circular, se recorrerá la línea fronteriza, se podrá otear la frontera, vigilar las sendas por las que antaño se trataba de invadir el territorio español y valorar a su vez estas construcciones defensivas, ya que el visitante podrá ver auténticos búnkeres. Además, durante el camino, hay 10 códigos QR que, al escanearlos, permitirán el acceso a más datos, anécdotas e historia viva sobre el lugar y los búnkeres. Asimismo, el recorrido también permite acercarse un poco más a la fauna que habita en el lugar a través del observatorio de aves de Lindus.
Si el senderista se queda con ganas de conocer el resto de la línea fronteriza, puede realizar la ruta de Ibañeta de 42 kilómetros de longitud o la ruta de Tres Hayas que se extiende a lo largo de 13 kilómetros. Ambas se pueden realizar en bicicleta, a caballo o andando.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE