x
Activar Notificaciones

Activar Notificaciones

×

Su navegador tiene las notificaciones bloqueadas. Para obtener mas informacion sobre como desbloquear las notificaciones pulse sobre el enlace de mas abajo.

Como desbloquear las notificaciones.

Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
Turismo rural Navarra

De turismo por Navarra: guía de castillos y fortalezas

De norte a sur y de esta a oeste, repasamos siete joyas arquitectónicas históricas de la Comunidad foral

Vista de una saetera en la parte baja de la Torre de Donamaría

Vista de una saetera en la parte baja de la Torre de Donamaría

CEDIDA
Actualizada 13/05/2020 a las 09:23
A+ A-

La situación geográfica del llamado en otro tiempo Reyno de Navarra, de carácter fronterizo, provocó que los monarcas que reinaron a lo largo de los siglos tuvieran en la construcción de castillos y fortalezas una de sus principales obsesiones. La región se llenó de construcciones de todo tipo y se desarrolló entre fosos, saeteras, puentes levadizos, matacanes, atalayas, recintos amurallados, etc. Pese a la labor defensiva ininterrumpida, el paso del tiempo dejó morir a algunas de estas joyas arquitectónicas, aunque a día de hoy son muchas las que se conservan. A continuación, repasamos los más importantes para que cualquier visitante tenga claros al menos algunos nombres clave si busca planes de turismo en Navarra.

1. Castillo de Javier. Data del siglo X y es quizá el más conocido dentro y fuera de nuestras fronteras. Casa natal de Francisco Javier, patrón de Navarra, este castillo se alza sobre roca viva y fue parcialmente demolido tras la orden dictada por el cardenal Cisneros en el año 1516. Cuenta con un puente levadizo que da acceso a infinidad de estancias entre torres, mazmorras y troneras, y se puede visitar con total normalidad.

2. Castillo de Olite. El segundo más conocido nos lleva hasta la Zona Media, en el corazón de la Comunidad foral, a unos cuarenta minutos de Pamplona. Llamado también Palacio de los Reyes de Navarra, esta fortaleza medieval se construyó bajo el reinado de Carlos III, en el siglo XV, y cuenta con uno de los alcázares góticos más impactantes de toda Europa. Fue declarado Monumento Nacional y destaca sobre todo porque es uno de los pocos que a día de hoy cuentan con leoneras.

3. Castillo de Marcilla. Se conserva en perfecto estado y, según la leyenda, en esta fortaleza se guardó la espada Tizona del Cid Campeador. De estilo gótico y rodeado de amplios fosos, fue construido en ladrillo sobre piedra y cuenta en sus cuatro ángulos con torreones prismáticos. El castillo de Marcilla fue construido en el siglo XV por el noble y militar navarro Pedro de Peralta y Ezpeleta y, además de su función defensiva, también fue hogar de los marqueses de Falces. La marquesa, Ana de Velasco, impidió su demolición en 1516 tras la orden del Cardenal Cisneros.

4. Castillo de Tiebas. Apenas quedan restos pero todavía se puede ver esta fortificación que se remonta al siglo XIII, durante el reinado de Teobaldo II de Champaña. Es de estilo gótico francés e hizo funciones de palacio y de cárcel pues formó parte del recinto amurallado que rodeaba Pamplona en aquella época. También se utilizó como archivo de cancillería.

5. Castillo de Ujué. La Iglesia-Fortaleza de Ujué, a día de hoy Monumento Nacional, data del siglo X aunque algunos historiadores apuntan que su construcción pudo comenzar antes. También templo religioso, que se puede visitar a día de hoy, cuenta con las llamadas torres almenadas de los Cuatro Vientos y de los Picos o de las Campanas, contrafuertes y pasos de ronda. Tiene en la la portada sur, del siglo XIV, una de sus principales joyas góticas.

6. Castillo de Monjardín. Alrededor de esta fortaleza situada en Villamayor de Monjardín circulan varias teorías y leyendas en torno a su construcción. Se dice que lo construyeron los romanos, lo asentaron los moros y finalmente fue conquistado por los cristianos, pero lo que está claro es que fue una de las fortificaciones más eficaces en el siglo IX. Conquistado en el año 908 por el rey Sancho Garcés, se considera uno de los castillos medievales más importantes de la Historia de Navarra.

7. Torre de Donamaría. Es una fortificación que data del siglo XV, pequeña pero peculiar, sobre todo por su forma rectangular. La llamada Torre de Donamaría o Casa de Tablas es una de las joyas históricas dle norte de Navarra, situada a unos ocho kilómetros del Parque Natural de Bertiz. Se eleva sobre una atalaya y es de estilo gótico. Consta de una base de piedra, que alberga las dos primeras plantas, y una estructura superior de madera rematada con un tejado a cuatro aguas. Es una de las joyas históricas de la arquitectura civil con que cuenta actualmente la Comunidad foral.

Los mencionados son solo algunos de los castillos más representativos de la Comunidad foral, pero existen muchos más y muy interesantes, como por ejemplo el Castillo de Amaiur, el Palacio Jauregia de Irurita, la Torre palaciana de Olcoz, el Palacio fortificado del Príncipe de Viana de Sangüesa o los castillos de Santacara y Cortes.

Te puede interesar

Te puede interesar

 


Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+
Continuar

Estimado lector,

Tu navegador tiene y eso afecta al correcto funcionamiento de la página web.

Por favor, para diariodenavarra.es

Si quieres navegar sin publicidad y disfrutar de toda nuestra oferta informativa y contenidos exclusivos, tenemos lo que necesitas:

SUSCRÍBETE a DN+

Gracias por tu atención.
El equipo de Diario de Navarra