Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Turismo

Rutas de senderismo por los bosques en Navarra

Turismo de Navarra nos propone baños de bosque, una terapia antiestrés de origen japonés, en espacios naturales como la Selva de Irati, Quinto Real, Bertiz, Orgi o Leurtza

Ampliar La Selva del Irati descubre su magia
La Selva del Irati descubre su magia
Actualizado el 30/09/2020 a las 13:19
En los años 80 comenzó a hacerse popular en Japón el Shinrin Joku, una terapia que busca liberar del estrés y la ansiedad a través del contacto con la naturaleza. Una forma de mejorar nuestra calidad de vida que, en Navarra, tenemos al alcance de la mano ya que, tal y como se recuerda desde Turismo, “el 64% de la superficie de nuestro suelo es forestal”. Entre los cinco espacios naturales que se proponen, destaca la Selva de Irati, uno de los hayedo-abetales más extensos y mejor conservados de Europa. En su interior, además, se encuentra otro paisaje lleno de encanto, el embalse de Irabia, que nos ayudará a hacer efectiva una terapia en la que resulta básico emplear los cinco sentidos de forma consciente. Disfrutar de un relajado paseo por el bosque, escuchando sus sonidos, apreciando sus olores, los diferentes tactos de lo que nos rodea es una de las formas más eficientes de desconectar de las prisas diarias. Para ello, existen senderos pensados para diferentes públicos como los que llevan a la Cascada del Cubo, Errekaidorra, el Paseo de los Sentidos o el camino viejo a Casas de Irati.
Además de Irati, Turismo de Navarra propone también otros bosques igualmente ‘sanadores’ como Quinto Real, un espacio natural recorrido por manantiales y ríos en el que podemos disfrutar de las ruinas de la Real Fábrica de Armas de Eugi.
Otra propuesta es el Señorío de Bertiz (Oieregi), que además de su jardín botánico con más de 100 años de historia (una propuesta especialmente indicada para los más pequeños) dispone de una red de senderos de diferentes dificultades y desniveles.
El bosque de Leurtza (Urrotz de Santesteban) está enmarcado entre dos bellos embalses de montaña, un espacio lleno de encanto que además ofrece varios recorridos adaptados a personas con diversidad sensorial.
También el robledal de Orgi (Lizaso) tiene en su interior un sendero adaptado para personas con movilidad reducida e invidentes. Este bosque milenario es un lugar especialmente visitado por las familias y está declarado como Área Natural Recreativa.
Por último, Turismo de Navarra suma a estas propuestas otros enclaves en los que el bosque es protagonista, como Leitzalarrea en Leitza, donde nos asombrará la altura de sus árboles, la sierra de Aralar, donde además de perdernos en los hayedos podemos buscar su rico patrimonio megalítico o el Parque Natural de Urbasa-Andia, que alberga uno de los lugares más visitados de nuestra comunidad: el Nacedero del río Urederra.
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora