Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Turismo

Diez ideas para pasear y comer en la naturaleza a menos de una hora de Pamplona

Dos ciclistas, en un merendero en el exterior del Monasterio de Irache
Dos ciclistas, en un merendero en el exterior del Monasterio de IracheMontxo A.G.
Actualizado el 08/10/2021 a las 16:52
En esos fines de semana que hace buen tiempo y apetece salir a dar una vuelta o disfrutar de la naturaleza, pasar el día visitando pueblos de Navarra es una buena opción. Y si además le sumamos un picnic en esos enclaves tan especiales, es inmejorable. Por eso, hoy te proponemos diez zonas de merienda cercanas a pueblos o lugares dignos de visitar. Zonas en las que hay mesas y bancos para poder descansar, merendar y admirar el paisaje, y otras que también tienen su propia barbacoa para poder preparar comidas in situ. Todos ellos se encuentran, como máximo, a una hora y diez minutos de Pamplona, por lo que es fácil ir y volver en el mismo día a la ciudad. Un plan perfecto para esos domingos en los que apetece estar tranquilo, dar un paseo y respirar aire fresco.

MERENDERO DE IRACHE

El Monasterio de Irache está a 46,5 kilómetros de Pamplona, es decir, a 37 minutos por la carretera A-12. Está construido bajo los pies de Montejurra, en Ayegui. El monasterio es una mezcla entre vertientes medievales, renacentistas y barrocas con origen desconocido, aunque se documentó por primera vez en el año 958, bajo el abad Teudano. Y en su historia ha tenido diferentes funciones. Ha sido hospital de peregrinos, universidad, hospital de guerra y también colegio de religiosos. La iglesia que alberga se empezó a construir en el siglo XII. La planta es de cruz latina, con cabecera románica y las tres naves longitudinales en estilo cisterciense. Posee un claustro renacentista adosado en la cara sur de la iglesia. Las obras se terminaron en 1589 y destacan sus bóvedas estrelladas, así como la elaborada decoración de los capiteles y la puerta Especiosa. Por este enclave pasa el Camino de Santiago, por lo que es parada obligatoria para los peregrinos. Además, durante la Edad Media la ofrenda hospitalaria al peregrino nunca faltaba. Se les proporcionaba un trozo de pan y un vaso de vino. Para recordar esta tradición y junto al monasterio, Bodegas Irache mantiene abierta una fuente que mana vino. Está muy próximo a Estella (a 10 minutos), por lo que puede ser otra parada obligatoria en el camino.

MERENDERO DE OTANO

Otano es una localidad que se encuentra a 19,5 km de Pamplona, a 20 minutos por la A-12. En él solo viven 3 familias, y al pasear por sus calles se puede apreciar ese ambiente medieval. Si prestas atención, se ven sus ventanas góticas y sus puertas de la Edad Media. Se construyó con una calle central, y en la parte alta la iglesia. Además tiene un palacio del siglo XVI. En las afueras se conserva todavía un puente de origen medieval sobre el río Elorz, que guarda sus cuatro arcos de medio punto. Junto a él, se encuentran las ruinas de un viejo molino del siglo XVII. Al lado de su puente dispone de una zona de recreo para poder descansar, disfrutar o jugar en familia.

MERENDERO DE ARTAVIA

Artavia, en el valle de Allín, es una pequeña población que descansa a los pies de la Sierra de Lóquiz. Se encuentra a 50,9 kilómetros de Pamplona, a 49 minutos por la A-12. En verano, en las zonas de merendero, hay además un parque fluvial que sirve de piscina para los bañistas gracias a las aguas del río Urederra. En esa misma zona, hay un puente románico desde el que es fácil ver truchas, lo que indica que las aguas son de buena calidad. La zona tiene un jardín en el que se encuentran las mesas, duchas, zonas de sombra, kiosco, papeleras y aparcamiento de vehículos.

MERENDERO POLIDEPORTIVO CIUDAD DE TUDELA

La zona de mesas y barbacoa que hay en el polideportivo Ciudad de Tudela hace que sea más fácil visitar la ciudad y comer a la hora que quieras y lo que más te apetezca. Para visitar la ciudad, a grandes rasgos, hay varias zonas que no te puedes perder. Una de ellas es la Torre Monreal, a 15 minutos del casco antiguo. Se construyó en el siglo IX cuando los musulmanes fortificaron la ciudad. El centro neurálgico de la localidad es la plaza nueva o Plaza de los Fueros. Muy cerca a ella, están la Casa del Reloj y la Parroquia de Santa María (siglo XVI). Otra joya de la corona es la Catedral de Tudela, lugar en el que se encontraba inicialmente la Mezquita Mayor del siglo IX. Luego pasó a ser la Colegiata de Santa María la Blanca y en 1783 se convirtió en la catedral. Para aprovechar, se puede realizar una visita al Museo Muñoz Sola de Arte Moderno con una colección de pinturas francesas del siglo XV. Tudela también es famosa por albergar una judería, uno de los barrios con más historia de la ciudad que se divide en Judería Vetula y Judería Nueva.

MERENDERO DE MARAÑÓN

Marañón, situado en la Merindad de Estella, está a 82,2 kilómetros de Pamplona, a 1 hora y 9 minutos por la A-12. Además, a 15 kilómetros de esta localidad nace el río Ega, cerca de la localidad de Lagrán (Álava). Linda con los términos de Cabredo, Genevilla, Zúñiga y el municipio alavés de Santa Cruz de Campezo. Desde el merendero ubicado en el margen derecho del río, puede verse, si está despejado, la asombrosa silueta del León Dormido. Sin duda, un lugar con vistas inmejorables.

MERENDERO DE LA TEJERÍA DE CABANILLAS

Cabanillas es una localidad situada a 107 kilómetros de Pamplona, a 1 hora y 12 minutos por la AP-15. Desde este punto se pueden contemplar el monte San Gregorio, la presa de Mosquera, el nacimiento del canal de Tauste o la muralla del poblado de la Edad del Hierro de San Gregorio (de 725 al 200 a.C.). Posee las formas de las letras C y T, que simbolizan por un lado el canal de Tauste y por otro las iniciales de los municipios en los que confluye, Cabanillas y Tudela.

MERENDERO DE ARTAZA

Artaza está situado a 59,6 kilómetros de Pamplona, a 58 minutos por la A-12. Se encuentra en el valle de Améscoa, en concreto Améscoa Baja. Es un enclave rodeado de naturaleza, ya que está próximo el Parque Natural de Urbasa, la Sierra de Lóquiz y la Reserva Natural del Nacedero del Urederra. Todas las opciones son buenas para pasar un día alejado del bullicio de la ciudad y disfrutando de todas las oportunidades que da este valle.

MERENDERO EN LA SIERRA DE IZCO

Izco, que pertenece al municipio de Ibargoiti, está situado en la Merindad de Sangüesa, en la comarca de Aoiz. Se ubica a 30 kilómetros de Pamplona, a 24 minutos por la A-12. Lo que se puede plantear es realizar una ruta circular por la sierra, para luego hacer una parada y comer en la zona de merenderos. Tiene una distancia de 12 kilómetros y la dificultad es fácil. Se trata de salir de Izco, llegar hasta el alto de Juan Domingo (1010 metros), hasta llegar a Lantxurda (1037 metros) y volver a Izco.

MERENDERO DE UHARTE ARAKIL

Uharte Arakil está situado a 32,7 kilómetros de Pamplona, a 28 minutos por la AP-15 y por la A-10. Entre los atractivos turísticos posee un parque de deporte rural (que está próximo al merendero con barbacoa), el santuario de San Miguel de Aralar y el Monasterio de Zamartze. También se puede visitar su puente románico, el despoblado de Agiri, la iglesia de San Juan Bautista y las ermitas de San Bartolomé, Santa Lucía, San Donato y San Vicente.

MERENDERO DE LA PRENSA DEL RÍO DE CARCASTILLO

Merendero de la presa del río de Carcastillo: la localidad de Carcastillo se sitúa a 68,7 kilómetros de Pamplona, a 56 minutos por la AP-15. En Carcastillo se ubica el Monasterio de la Oliva, un monasterio cisterciense del siglo XII. Se trata del monasterio más antiguo de España. Fue fundado por el rey García Ramírez el Restaurador en el año 1134. El monasterio posee patrimonio histórico, artístico y cultural. Entre ellos, se encuentra la capilla de San Jesucristo del siglo XII. Está separada unos metros del conjunto monástico. Es la primera iglesia que se construyó para el monasterio . Su planta es cuadrada y se cubre con una bóveda de medio cañón. También posee otras capillas menores como la de San Benito de Nursia, San Joaquín y Santa Ana, San Bernardo o la de San Roberto y San Esteban. En la actualidad, los edificios históricos restaurados son la iglesia del siglo XII, su claustro gótico (de los siglos XIV y XV) y el palacio abacial del siglo XVI (reformado en el XVIII y que hoy acoge la hospedería del monasterio ). El resto lo constituyen sus ruinas conservadas que hacen imaginar la grandeza de otra época. Además, en estos momentos se encuentran allí doce monjes. Ahora mismo, la Abadía de La Oliva ha desarrollado un proyecto que se llama Vive el Monasterio , y consiste en pasar unos días en el Monasterio de la Oliva . A lo largo del día hay monjes dispuestos a acompañar a los visitantes, pero hay que solicitar el día con una semana, al menos, de antelación en el 948 72 50 06 o en hospederia@monasteriodelaoliva.org. También está próximo el Parque Natural de las Bardenas Reales de Navarra, la Laguna de Dos Reinos (creada para regular las aguas del pantano de Yesa y ahora de uso recreativo) o el mirador de Larrate. El Plano de Larrate se alza sobre el río Aragón, y desde su meseta se pueden contemplar las vistas del trazado del río. Desde el mirador se puede ver todo el valle, con el río que se aleja hasta Mélida y Santacara. Las especies que se pueden apreciar allí son la coscoja, el enebro y el romero. Para llegar allí desde Carcastillo hay que tomar el camino de Antoñanzas, que lleva hasta la Cuesta de Sangüesa y hacia El Estrecho, desde donde accederemos al Plano de Larrate, y al Mirador que está situado en un claro del bosque. Después de un día de paseo, nada mejor que acudir a la presa del río para sentarse en las mesas y disfrutar de una buena comida con la brisa.
volver arriba

Activar Notificaciones