Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Ciencia

Descubren cómo era la primera familia del neandertal

Un equipo internacional ha logrado secuenciar el ADN de trece individuos de una comunidad de esta especie en Siberia

Ampliar Los neandertales hicieron joyas hace 130.000 años
Hasta ahora, se han secuenciado 18 genomas de 14 sitios arqueológicos diferentes en EurasiaArchivo
Publicado el 20/10/2022 a las 08:57
En 2010, el genetista sueco Svante Pääbo, director fundador del Departamento de Genética del Instituto Max Planck de Antropología Evolutiva en Leipzig, Alemania, logró secuenciar el genoma del neandertal, lo que le ha supuesto recibir el premio Nobel de Medicina este 2022. Gracias a su contribución, cada vez obtenemos una imagen más precisa de cómo fue esta especie extinta, y sus semejanzas y diferencias con los humanos modernos. Hasta ahora, se han secuenciado 18 genomas de 14 sitios arqueológicos diferentes en Eurasia. Sin embargo, nuestro conocimiento sobre el funcionamiento de las comunidades individuales de neandertales todavía es limitado.
En un nuevo estudio, publicado en la revista Nature, un equipo internacional de dicho instituto alemán, entre los que figura el propio Svante Päävo, centraron su atención en el sur de Siberia. Concretamente, en las cuevas Chagyrskaya y Okladnikov, que se encuentran a 100 kilómetros de la cueva Denisova, una región que anteriormente ha sido muy fructífera para la investigación del ADN antiguo, incluido el descubrimiento de restos de homínidos de Denisovan. Los restos encontrados allí van desde varios cientos de miles de herramientas de piedra a huesos de animales y más de 80 fragmentos de huesos y dientes de neandertales, lo que lo convierten en uno de los conjuntos más grandes de estos humanos fósiles en todo el mundo. Su análisis ha permitido saber que los neandertales ocuparon brevemente estos sitios hace unos 54.000 años y que interactuaron con los denisovanos.
Para su investigación, los científicos recuperaron con éxito el ADN de 17 de dichos restos, el mayor número jamás secuenciado en un solo estudio. Estos procedían de 13 individuos neandertales, siete hombres y seis mujeres, de los cuales ocho eran adultos y cinco niños y jóvenes. En su ADN mitocondrial, los investigadores encontraron varias heteroplasmias compartidas, que son un tipo especial de variante genética que solo persiste durante un pequeño número de generaciones.
UN GRUPO MUY REDUCIDO
Los restos corresponden a un padre neandertal y su hija adolescente, así como a un par de parientes de segundo grado: un niño y una mujer adulta, quizás una prima, tía o abuela. La combinación de heteroplasmias e individuos relacionados sugiere qque los neandertales en la cueva Chagyrskaya deben haber vivido y muerto aproximadamente al mismo tiempo. "Esto significa que probablemente provengan de la misma comunidad social. Entonces, por primera vez, podemos usar la genética para estudiar la organización social de una comunidad neandertal", ha declarado Laurits Skov, primer autor del estudio. "Nuestro estudio dice Benjamin Peter, el último autor del estudio. "Hace que los neandertales me parezcan mucho más humanos".
Los investigadores se sorprendieron, además, al comprobar que la diversidad genética dentro de esta comunidad, que parece que pudo consistir en un grupo de entre 10 a 20 individuos, era extremadamente baja. Este tamaño de grupo es menor que los registrados para cualquier comunidad humana antigua o actual, y similar al tamaño de los grupos de especies en peligro de extinción. Aun así, los investigadores señalan que los individuos estudiados vivieron 10.000 años antes de que desapareciesen los neandertales, por lo que no parece que, en este caso, exista una relación causa-efecto.
Igualmente, hallaron que eran las mujeres neandertales quienes migraban, y no los hombres. Al comparar la diversidad genética en el cromosoma Y, que se hereda de padres a hijos, con la diversidad del ADN mitocondrial, que se hereda de las madres, los científicos observaron que esta última era mucho mayor. Lo más curioso es que, a pesar de la proximidad de esta comunidad con la cueva Denisova, estas migraciones no parecen haber involucrado a los denisovanos, pues no encontraron evidencia de flujo de genes denisovanos en los neandertales de Chagyrskaya en los últimos 20.000 años antes de que vivieran estos individuos.
ETIQUETAS
volver arriba

Activar Notificaciones

Continuar

Gracias por elegir Diario de Navarra

Parece que en el navegador.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, para poder seguir disfrutando del mejor contenido y asegurar que la página funciona correctamente.

Si quieres ver reducido el impacto de la publicidad puedes suscribirte a la edición digital con acceso a todas las ventajas exclusivas de los suscriptores.

Suscríbete ahora