Continuar

Hemos detectado que tienes en Diario de Navarra.

Con el fin de fomentar un periodismo de calidad e independiente, por favor o suscríbete para disfrutar SIN PUBLICIDAD de la mejor información, además de todas las ventajas exclusivas por ser suscriptor.

SUSCRÍBETE
Edición impresa

Actualidad Navarra, Pamplona, Tudela, Estella, Osasuna, Deportes, Gobierno de Navarra, Ayuntamiento de Pamplona, Política, Economía, Trabajo, Sociedad.

Síntomas

La covid persistente desemboca en angustia y depresión en el 86 % de pacientes

La pandemia ha producido un incremento del 30 % de los trastornos emocionales en la población general

Tres personas caminan por la calle con la mascarilla.
Tres personas caminan por la calle con la mascarillaARCHIVO
  • EFE. Barcelona
Publicado el 30/08/2021 a las 12:09
Un 86,2 % de los pacientes con la covid-19 persistente sufren también trastornos psicológicos o emocionales como la angustia y la depresión, según un estudio que han llevado a cabo la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG) y el colectivo Long COVID ACTS, en el que han participado 2.100 pacientes.
Diferentes expertos han anunciado que la pandemia ha producido un incremento del 30 % de los trastornos emocionales en la población general, y estudios recientes del Hospital de Sant Joan de Deu apuntan a que estos incrementos son aproximadamente de un 50 % en población infantil y adolescente.
Según la enfermera de la Asociación de Enfermería Familiar y Comunitaria (AIFICC) y psicóloga Gloria Ríos, los principales trastornos que se están viendo en gente joven son angustia, depresión, TCAS y un incremento de los brotes psicóticos y conductas autolesivas.
La experta señala que un colectivo especialmente vulnerable también en este aspecto son las personas mayores, al ser el colectivo más frágil y más vulnerable ante la COVID hasta su vacunación porque se les ha aislado en muchos casos de su entorno social, comunitario y familiar, y la soledad ha hecho estragos.
"Observamos que en algunas de estas personas mayores que han sufrido soledad ahora les cuesta nuevamente recuperar la dinámica de socialización, ya sea porque tienen miedo o porque no se sienten con ánimos", añade Ríos.
Los trastornos mentales que más se están observando en la edad adulta son trastornos de angustia, síndromes depresivos, TOC y un incremento del abuso de sustancias, especialmente de alcohol y tabaco.
Ríos alerta de la cronificación de algunos procesos de duelo: "Con las restricciones para la COVID-19 muchas personas no se pudieron despedir de sus seres queridos como querían y necesitaban, y eso implica no haber hecho el duelo correctamente, cronificándose y provocando malestar emocional".
La psicóloga cree que es necesario "dimensionar el número de profesionales expertos en salud mental de acuerdo a la población y las necesidades que presenta: se necesitan más psiquiatras, psicólogos y enfermeras en salud mental en la Atención Primaria".
Destaca que la situación actual, con una alta demanda de atención en salud mental, hace necesario incrementar recursos y reforzar el sistema de salud, no sólo en el primer nivel asistencial.
Alerta que "en la Atención Primaria lo estamos abordando con las herramientas que tenemos y el tiempo del que disponemos, que es poco, por lo que no debemos perder de vista tampoco que los especialistas están colapsados".
volver arriba

Activar Notificaciones