Diario de Navarra | Facebook Se abrirá en otra página Diario de Navarra | Twitter Se abrirá en otra página Hemeroteca Edición impresa Boletines
Mi Club DN ¿Qué es? Suscríbete

La Hemeroteca
San Fermín

Los montones del encierro

El efecto embudo del callejón de entrada a la plaza de toros, la gran cantidad de corredores en esta zona y la velocidad de la carrera han provocado que sea el tramo con más montones

Montón del 13 de julio de 2013.

Montón del 13 de julio de 2013.

JOSEBA ETXEBERRIA
13/07/2017 a las 06:00
  • DN.ES

El callejón de entrada a la plaza de toros de Pamplona ha sido a lo largo del encierro escenario de múltiples montones humanos. El efecto embudo de este tramo, la gran cantidad de corredores en esta zona y la velocidad de la carrera han sido factores clave en estos sucesos, que en más ocasiones de las que nos gustaría han tenido un final trágico.

Un montón se produce por caídas de corredores en cadena que provocan tapones, impidiendo o dificultando el paso de los mozos y los toros. Las características del encierro propician que los montones sucedan de manera habitual en varias partes del recorrido, pero es la zona del callejón la que más los genera.

Estos han sido los montones más dramáticos:

El primer montón registrado en el siglo XX ocurrió el 7 de julio de 1922, día en el que se estrenó la nueva plaza de toros. Varios corredores cayeron en el callejón formando un tapón, pero los toros de Vicente Martínez lograron pasar por encima de los mozos dejando 100 heridos.

El 9 de julio de 1975 se produjo un montón, también en el callejón, en el que murió el navarro Gregorio Górriz Sarasa. Diario de Navarra lo calificó en su momento como “el más impresionante y trágico de la historia de los Sanfermines”. Durante el suceso, los cabestros consiguieron pasar sobre los corredores, pero los toros se pusieron a empitonar. Además de una víctima mortal, aquel encierro dejó otras 16 personas heridas. Tras este montón se habilitaron las gateras en el callejón, que sirven de refugio para los corredores. La medida no impidió que, dos años después, en 1977, otro impresionante montón le costase la vida al pamplonés José Joaquín Esparza.

El 12 de julio de 2004 los toros de Jandilla saltaron por encima de un montón en el callejón, pero dos de los morlacos decidieron darse la vuelta y cornearon a los pamploneses Iván Nieto y Raúl Jiménez, y al guipuzcoano Julen Madina.

El último gran montón se vivió el 13 de julio de 2013. Un error de seguridad por el que una puerta de la plaza quedó abierta provocó el incidente, que dejó 23 heridos, uno de ellos muy grave por asfixia.

Selección DN+

Comentarios
Te recomendamos que antes de comentar, leas las normas de participación de Diario de Navarra

Lo más...
volver arriba

© DIARIO DE NAVARRA. Queda prohibida toda reproducción sin permiso escrito de la empresa a los efectos del artículo 32.1, párrafo segundo, de la Ley de Propiedad Intelectual

Contenido exclusivo para suscriptores DN+
Navega sin publicidad por www.diariodenavarra.es
Suscríbete a DN+
Solo 0,27€ al día (Suscripción Anual)
Ya soy DN+